jueves, 29 de mayo de 2014

La crisis del PSOE (y 2)

Resulta cuanto menos sorprendente la reacción del PSOE al batacazo electoral: ¡hay que cambiar de líder!. Y ya está, ya con eso, el PSOE volverá a ser un granero de votos... 

El grado de endogamia y de mediocridad al que han llegado los miembros de este partido es tal que ni ven ni quieren ver que la gente ha dejado de votarles por razones que van más allá de Rubalcaba, Valenciano, y demás camarilla... Que más bien, ésta es "una" de las causas del desencanto de sus votantes de antaño, elegir gente con una cara dura que se las pisa; pero "una", sólo una, de las muchísimas que hay. Al ritmo que va, con esta ceguera que muestra, el PSOE irá de batacazo en batacazo electoral, hasta el derrumbe final...

¿Qué razones hay para no votar hoy al PSOE?. Pues, por ejemplo:

1. Sus "referentes históricos" no pueden ser personajes de una mediocridad supina como Manolo Chaves (acumulador de sueldos, benefactor de su familia,...), Griñán (un incompetente en cualquier cargo que ha ocupado), Zapatero (el peor presidente que ha habido en la España democrática), Felipe González (convertido hoy en un amante de la "buena vida"...), Guerra (a vivir que son dos días...), etc

2. No puede haber esa "tolerancia" hacia casos de corrupción tan graves y vergonzosos como los ERE y los cursos de formación, entre otros muchos. Ó el PSOE se toma en serio la corrupción, afecte a los "suyos" y/o a los "otros", ó seguirá acumulando descrédito así pasen los años...

3. Gobernar no es sólo dar, sino exigir. Durante casi todos estos años de democracia, los socialistas se han dedicado a repartir miles de millones de euros a manos llenas, sin un mínimo control posterior. Lo único que les ha preocupado es mantener una difusa "paz social", para que la gente no se les levantara en la calle. ¿A costa de...?. Pues a costa de invertir en industrias productivas, en una buena educación, en una buena formación para dotar a los parados tener la formación suficiente para optar a cualquier puesto de trabajo.. ¿Y qué han hecho en vez de esto?: tapar bocas, subvencionando vergonzosamente a sindicatos, empresarios, academias de formación,... dándoles millones y millones de euros... sin pedir nada a cambio, y obviando la justificación debida de esos gastos, como es su obligación: no se pueden repartir fondos públicos, prácticamente, a fondo perdido, como claramente han hecho, por ejemplo, en Andalucía.

4. La política no debe ser una forma de ganarse la vida. Quien vive de la política, por mantenerse en su puesto ó en su carguito, estará dispuesto a lo que sea para mantener su nivel de vida. Si un alcalde deja de ser votado por sus vecinos, ¿porqué hay que buscarle otro carguito, en cualquier otra Administración pública, para que mantenga sus ingresos?... ¿Si quitan a un cargo de su puesto porque ha demostrado su ineptitud, porqué le recompensan con otro puesto? (ahí está, por ejemplo, el caso de Enrique Moresco, pésimo ex-alcalde de El Puerto de Santa Mª, al que han recompesado con otro puesto, manteniendo las mismas remuneraciones, y con menos calentamiento de cabeza. Eso es lamentable...).

5. Quien se sienta socialista de verdad no puede permanecer impertérrito a los escandolosos sueldos con los que se dotan diputados, senadores, alcaldes, eurodiputados, etc, y más en un país con una grave crisis económica como es España. No es de recibo que los sueldos de los trabajadores se reduzcan, mientras ellos, "socialistas", sigan cobrando muy por encima del común de aquellos, y permanecen impasibles, disfrutando de unos sueldos y privilegios económicos que además, en su inmensa mayoría, ni se merecen ni se lo trabajan.

6. No puede haber puerta giratoria Gobierno-Empresas privadas, con los generosos emolumentos que además pagan éstas. Nadie está obligado a aceptar un puesto de trabajo en el Gobierno; no hay obligación, pues, de "recompensarle" cuando cesa...

7. El comportamiento de cualquier cargo público debería ser intachable, porque se debe a sus ciudadanos. Pero en el caso de los socialistas, aún más, porque para eso presumen de ser de "izquierdas"; si al final no hay diferencia entre quien se manifiesta de "izquierda" frente al de la "derecha", apaga y vámonos... Ser de izquierdas debería suponer un plus de honestidad, de comportamiento ético, de saber comportarse, de solidaridad con los que más sufren,... que ni por asomo se ha puesto de manifiesto en los "señoritos" del PSOE.

8. Hay temas de la política de Estado que deberían de quedar fuera del menudeo político: la política exterior; la educativa; la seguridad; la Defensa;... Estos no son asuntos que puedan estar en un constante vaivén cada cuatro años, en función de quién gana las elecciones... El PSOE se debería dejar de una vez de buscar rédito electoral con estos temas, y buscar acuerdos comunes con el resto de partidos parlamentarios que eviten que, por ejemplo, cada cuatro años tengamos una nueva Ley Educativa... Porque así nos tiemblan las manos cada vez que hay un nuevo PISA...

Aquí dejo ocho puntos básicos de lo que debiera ser la estrategia nueva del PSOE; de los que, por supuesto, no harán ni puñetero caso... Elegirán a otro nuevo "líder"... y después de las próximas elecciones, volverán a "quejarse" de la pérdida de votos. En fin...

No hay comentarios:

Publicar un comentario