viernes, 29 de agosto de 2014

Christine Lagarde

Ya, ya sé que no es muy cristinano alegrarse de los males ajenos... Pero, seamos sinceros: ¿podemos tirar la primera piedra?. Ummmm...

El caso es que me alegro de lo que le está pasando a esta señora. Sí, a Christine Lagarde, flamante directora del FMI, ese Fondo Monetario Internacional que tanto contribuye al hundimiento de los países a los que presta sus consejos y dinero (ya saben, aquello de "con estos amigos, quién quiere enemigos"...).

Como ustedes ya saben, esta señora ha sido acusada "por su presunto trato de favor en el millonario pago de una indemnización al empresario Bernard Tapie cuando era ministra de Francia."... No sé si al final será declarada culpable, ó no; pero que la interfecta tiene una cara que se la pisa, creo que está archidemostrado...

Verán: ante esta acusación, primero declara que ella no fue la que firmó la resolución concediendo una calderilla (ná, 285 millones de euros, sólo...) a Bernard Tapie; sino que lo hizo su jefe de gabinete... A lo que éste declara que sí, que lo hizo él, pero a instancia de su "menistra", como no podía ser de otra forma... Ya saben, Christine Lagarde debe de ser de esas personas que cuando algo está bien, es mérito suyo; y si está mal, la culpa es de otros...

Después declaró que ella no tenía conocimeinto de los informes que se hicieron en contra de esa "ayudita"... Hasta que los jueces le demostraron que esos informes habían llegado a su poder... Ante lo cual, esta caradura retranquea, y dice que, bueno, es que no los había leído (???)...

Por lo que suelo leer de ella, tengo la impresión que esta mujer se acuesta todas las noches agobiada, pensando, poco más ó menos, que qué va a pasar con el mundo-mundial cuando ella ya no esté entre nosotros, que esto será un caos, una catástrofe, un hundimiento total, poco más ó menos... Porque me da que ella es así de prepotente y engreída (como el anuncio: porque yo lo valgo....).

El sueldo de Christine Lagarde como directora del FMI, ¿saben cuál es?: 324.000.- euros netos anuales. Nada más acceder al cargo, se subió el sueldo, por su bonita cara, un 11%... Gana más de seis veces el sueldo de, por ejemplo, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy. La señora gana unos 27.000 euros mensuales, poco más ó menos por dedicarse, como he comentado antes, a terminar de hundir a aquellos países que se encuentren en crisis (no sé si lo saben: los países necesitados de dinero prefieren pedir préstamos a la banca privada, antes que al FMI, por las condiciones draconianas que luego éste exige para la devolución de lo prestado...).

Pese a ese sueldo indigno e indignante, la señora directora-gerente propuso hace no mucho a España "una bajada de sueldos del 10%"... Que hay que ser mala persona, e hija de p... para hacer tal propuesta; y más cuando gana lo que gana (¡27.000.- euros al mes!), y no da ejemplo bajándose su mismito sueldo a unas cantidades, digamos, más normalitas... Dígale ustes, señora Lagarde, a quien gana 600.- euros al mes que el sueldo se lo tiene que bajar un 10%, a ver qué elogios y piropos le dedica...

Está muy bien eso de predicar sacrificio y austeridad a los pobres... mientras ellos (y ellas) se ponen las botas, ganan sueldos desorbitantes, llevan una vida de lujo, y no se privan de nada... Esas peticiones estarían mejor si acomodaran sus estratosféricas vidas a la del común de los mortales... lo que nunca harán, evidentemente.

Así que lo dicho: me alegro de cuánto mal le pase a esta mujer. Y si encima es condenada, hasta haré un brindis y todo, fíjense...

No hay comentarios:

Publicar un comentario