lunes, 4 de agosto de 2014

De turismo por San Fernando

El viernes pasado visité la Carraca, en el tren turístico que por las tardes-noches recorre en verano La Isla.

Todos los viernes, a las 19'00 horas, el Ayuntamiento (previa inscripción en la Oficina de Turismo) pone a disposición de quien esté interesado esta visita, con guía, a tan magníficas instalaciones, aunque hoy en día buena parte de ellas estén en desuso...

El punto de partida es la Plaza de la Iglesia, a las mismas puertas de la Iglesia, y dura hora y media aproximadamente. Les voy a confesar un secreto: yo hice la mili en La Carraca, allá cerca de la Prehistoria, en lo que era las Defensas Submarinas (?)... Pese a lo cual, mi conocimiento de lo que había en los terrenos de la Carraca era escaso, tirando a nulo: iba y venía en el coche sin más, al destino que tenía asignado, y sin pararme en ningún sitio... Llevaba ya unos 31 años sin entrar por sus puertas, fíjense; así que me ilusionaba...

La primera parada que hace el tren es en la Iglesia de allí, que no la conocía, fíjense ustedes, a pesar de tirarme 16 meses de mili allí... Y he de decirles que es una iglesia preciosa, muy bonita, que merece la pena visitar... Abajo les dejo una imagen...


La segunda parada la hicimos en uno de los muelles, dando la casualidad que allí estaba haciendo fonda el Juan Sebastián Elcano, lo que nos permitió hacernos las fotos de rigor. Durante el itinerario, la guía va explicando todos los detalles del paisaje que se va observando, así como la historia del Arsenal, etc.

Acabada la excursión, paseíto por la calle Real. Y dado que el hambre acechaba, parada y fonda para comprar pescaíto frito en la freiduría del Carmen, y comérnoslo muy bien acompañado en el bar que está justo al lado.

Al día siguiente, sábado, tuvimos un día muy completo: Museo Naval y Panteón de Marinos Ilustres. Ya les he hablado en otra ocasión de estos monumentos, y de cómo el guia del Panteón, Sergio, hace de la visita algo verdaderamente inolvidable. Vean Sábado turístico... Se los dije allí, y se lo repito: no dejen de visitar el Panteón... y a Sergio, todo un espectáculo.

Al mediodía, comidita en Casa Lola, aquí en Hornos Púnicos, un sitio en el que se come bien, bueno y barato. Y por la noche, cena y espectáculo flamenco en el Club de Suboficiales... 

Ya les digo, un fin de semana muy especial...

No hay comentarios:

Publicar un comentario