martes, 26 de agosto de 2014

Un caos

Pues eso, eso mismo, lo que ustedes pueden leer en la viñeta gráfica ha sido y es la manera de actuar de nuestra Junta de Andalucía, no de ahora ó de unos años para acá, no... De siempre...

Ayer pegué un respingo mientras iba en el coche escuchando la radio: resulta que la Junta de Andalucía exoneró a cientos de empresas de justificar el dinero que se le dió para impartir cursos de formación porque estaba "saturada", creo que es la expresión que oí...

Es decir: que tenían tantísimo trabajo que no tenían tiempo material de comprobar que verdaderamente los cursos se habían impartido, el dinero se había gastado en lo que debía de haberse gastado, la formación recibida por los alumnos era la que tenían que haber recibido, etc, etc, etc... En román paladino: nuestra Junta de Andalucía ha sido un caos bíblico...

No entiendo eso  que hablan tanto ahora de "exonerar"; los socialistas parecen tener clarísimo ese concepto. Yo, no. Quizás sea un extraterrestre, no lo sé, todo puede ser... Pero creo que, cuando se recibe dinero público por lo que sea, se debe de justificar hasta el último céntimo recibido. No he oído por ahí nunca que la Junta haya estado "saturada" de trabajo, nunca... Más bien todo lo contrario: que si era un ejemplo para España lo bien que funcionaba; que el Gobierno haría bien en fijarse en lo buenos gestores que son los socialistas andaluces; que todo va estupendamente... La percepción real del andalúz de la calle era toda la contraria, claro... Pero ahí estaban estos "socialistos" para desmentirlo... Y ahora resulta que no tenían ni medios ni tiempo de comprobar que las cosas se hicieran como se debían de hacer, en condiciones...

Un caos, en resumen. A la falta de capacidad organizativa, y en muchísimos casos de formación, añádale usted un mucho de caradura, de falta de escrúpulos, y de dos dedos de frente, y el resultado será el actual: gentuza manejando los presupuestos públicos con una falta absoluta de rigor y seriedad. Susana Díaz haría bien en dejar los intentos de parecerse cada vez más a Felipe González (mucho hablar, y poco hacer...), y empezar de una vez por todas a exigir responsabilidad políticas y de todo tipo a sus incompetentes antecesores en el cargo (Chaves y Griñán), dos señores que han contribuido lastimosamente al descrédito de Andalucía y su hundimiento, aún más de lo que ya estaba; y que ahora gozan de uan vida tranquila, con buenos sueldos... Y los demás que arrien...

En fin, menos compadreo y más seriedad; menos corporativimo y más responsabilidad habría que pedirle a tanto sociata como anda por ahí libre..

No hay comentarios:

Publicar un comentario