jueves, 11 de septiembre de 2014

En tierras jiennenses

Pues estuvimos el pasado fin de semana en las hermosas tierras de Jaén. Me encanta Jaén, es una provincia a la que, reconozco, le profeso una gran simpatía; son ya bastantes los viajes que hasta allí hemos hecho. Es verdad que carece de costa, es interior, y desde luego no es el verano la mejor época para ir... Pero no sé, me atrae una enormidad viajar allí, y lo paso muy bien cada vez que voy.

Jaén sorprende por muchas cosas; quien no la haya visitado, lo primero que le llamará la atención es, cómo no, los cientos de miles, los millones de olivos que lo cruzan de sur a norte y de este a oeste. Dicen que Jaén es "un mar de olivos" (Antonio Machado dixit...). Y es verdad. Uno circula por allí, y no deja de admirar esos kilómetros y kilómetros de horizonte en los que casi lo único que ve son olivos, olivos, y más olivos... En una sucesión interminable de esos árboles, hasta casi, casi, el infinito. Sin duda, su producto estrella es el aceite; y cuando se va allí, se encuentra la explicación; es, simplemente, maravilloso e impresionante.

Pero no sólo de olivos vive Jaén, oculta muchos otros encantos. Ahí están, sino, esas ciudades bellísimas y monumentales como son Ubeda y Baeza, a las que tuve el gusto de volver a visitar este viernes, nuestro primer día allí.

Pasear por esas localidades es como hacer un viaje en el tiempo, y sumergirse de lleno en siglos pasados; sus casas señoriales, sus iglesias, sus catedrales, sus calles empedradas,... Todo nos hace retrotraernos a otras épocas, a otros tiempos, a otra forma distinta de vivir la vida. Ambas tienen una arquitectura única, grandiosa, majestuosa. Más pequeña Baeza, quizás más grandiosa Úbeda, nadie debería dejar de visitarlas y de sumergirse en esos mundos mágicos que te envuelven mientras la admiras y la gozas. Visiten http://ubedaybaezaturismo.com/lugares-de-interes/ y se harán una ligera idea de qué lugares tan maravillosos les reserva...

El sábado por la mañana lo dedicamos a la visita de una fábrica de aceite a la entrada del pueblo de Cazorla; y, a continuación, la visita a este pueblo situado a la loma de una montaña, bonito, acogedor, y que me hace despertar siempre una sonrisa cada vez que la piso. Me encanta Cazorla, lo reconozco; pocos pueblos hay que a los que le tenga, no sé, tanto cariño. No me pregunten el porqué, no sabría explicarlo... Pero el caso es que, simplemente, es un pueblo que "tengo" que visitar cuando voy por aquellos lares.. Es pequeño, acogedor, bonito,...  Tiene un paseo que recorre una de sus plazas por abajo, por un subterráneo, que va paralelo al río que cruza el pueblo, y que es una preciosidad. La foto que encabeza esta entrada está hecha allí, el fondo que ustedes ven es Cazorla... Y la siguiente foto, también:



Comimos allí mismo, en el hotel Villa de Cazorla, en el que, por cierto, tuve el gusto de hospedarme una vez, hace unos años; un sitio muy recomendable para hacer noche.

La tarde del sábado se dedicó a otro de los muchos encantos que tiene Jaén, como ustedes estarán comprobando: el Parque Natural. Fuímos al Centro de Visitantes, y posteriormente al Embalse del Tranco, haciendo el sendero de Félix Rodríguez de la Fuente. Tuvimos la suerte, incluso, de ver algunos cervatillos, como pueden ver aquí:


Encantadores, verdad?. Pues no les digo nada del Tranco, un embalse bellísimo, en medio del parque, en un entorno que es una auténtica maravilla. Incluso tuvimos la oportunidad de refrescarnos en el río Guadalquivir, gran hacedor del Parque, en otra muy gratificante experiencia...

Y ya el domingo, aparte de ver la suelta de una vaquilla en el pueblo en el que nos quedamos (Villanueva del Arzobispo), acabamos estos días de asueto en Iznatoral, un pueblo situado en lo alto de una montaña, y cuyas calles están, casi todas ó todas, adornadas de flores y plantas. Toido un espectáculo!:


Si se les ponen los dientes largos con esta lectura, anda, no esperen, gestionen ya su reserva. Jaén les espera, y acabarán encantados, se lo aseguro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario