lunes, 20 de octubre de 2014

La actualidad política

Estamos viviendo unos tiempos políticos yo diría que fantásticos. Lo digo porque parece que este país empieza a tomarse un poquito en serio el tema de la corrupción; así que empieza a haber desfiles de ex-políticos por los tribunales de Justicia, para que vayan dando las consiguientes explicaciones de porqué tomaron las decisiones que tomaron cuando tenían mando en plaza. Como la explicación a esas decisiones se basan, simplemente, en un "porque me salió de los... ovarios" (ó la parte masculina que ustedes se imaginan...), y esa explicación, evidentemente, no  convence, ya hay dos ex-alcaldes jerezanos con condena de cárcel... 

El primero de ellos es, como ustedes ya saben, D. Pedro Pacheco, que ostentó la alcaldía jerezana un porrón de años. Alias "el enorme" porque en este hombre todo es exageración, se le condena por "prevaricación administrativa, malversación de fondos públicos y falsificación de documentos oficiales" a cinco  años y medio de cárcel. Pedro Pacheco es abogado, y pertenece, según tengo entendido, al Gabinete Jurídico de lo que era la Caja de Ahorros de Jerez (que no sé si hoy forma parte de Caixa...). Bien, el delito del que ha sido declarado culpable es por "la contratación irregular como asesores de dos compañeros del Partido Socialista de Andalucía (PSA) en empresas municipales"... Ya saben, eso tan típico de los políticos con mando en plaza de considerarse como dioses, y meter en la plantilla de su ayuntamiento (ó diputación, ó...) a quien a ellos les sale del... alma.

Lo llamativo de D. Pedro es que, siendo abogado como es, siendo licenciado en Derecho como es, habiendo ejercido en un gabinete jurídico como lo ha hecho, su defensa sea, como he leído por ahí, que "él no ha matado a nadie" (como para tener que ir a la cárcel...)... En fin, causa sonrojo que una persona con su formación diga estas cosas, aunque ya sabemos que la cara la tiene bien dura... Ó sea que, según su tesis, en España sólo tendrían que ir a la cárcel los que hayan matado a alguien, no?. El desprecio a las leyes; el saltarse a la torera las normas; la violación sistemática del derecho a un puesto de trabajo de miles de jerezanos, tan al menos y, seguramente, más preparados que aquellos que fueron bendecidos por su dedo divino; ... Todo eso, para usted, D. Pedro, no parece lo suficientemente grave como para ir a la cárcel... Joder, qué tiempos aquellos en los que el robo de una simple gallina terminaba con los huesos en chirona del ratero, previo "calentamiento" del sujeto por las fuerzas del orden... Ha cambiado España, sí, no cabe duda... Ya ven, una muestra más del personal que ha mandado aquí en todos estos años..

El segundo caso que estos días ha sido portada de periódicos es la condena, también, de Dª Pilar Sánchez, ex-alcaldesa, también, del mismo ayuntamiento, Jerez (que ya es mérito que siga abierto con tanto incompetente rigiendo sus destinos, ya...). Esta señora, de cuya gestión los jerezanos se acordarán durante muchísimos años, ha sido condenada por pagar nóminas municipales con dinero destinado al famoso Plan E de Zapatero: un dinero que debía de ir a la realización de unas obras, lo empleó en pagar nóminas municipales, pese a las advertencias del interventor, del tesorero, de técnicos municipales de que eso no se podía hacer... La condena es por "desvío de fondos públicos"; y la señora se muestra, poco más ó menos, como indignada, y dice que esa condena es "inquietante, y que atenta contra el sistema democrático" (sic)... No, señora: lo que atenta contra la democracia son personajes como usted, capaces de hundir a toda una ciudad grandiosa como Jerez, con su ineptitud. Decir, como he leído por ahí, que usted "no sabía" que eso era ilegal, es un insulto a la inteligencia, porque fue advertida y requeteadvertida... Pero, como hacen siempre, usted hizo de su capa un sayo, y... ha pasado lo que tenía que pasar, claro. Pocos alcaldes ha habido en España (y mira que el listón está bajito...) tan pésimas como usted en la gestión municipal, al punto que hasta puso en peligro la misma estabilidad económica de su Ayuntamiento... Y encima tiene la caradura de querer rpesentarse como una víctima... Que hay que tener morro...!

En fin, ya ven, todo un dechado de virtudes los capitostes que han mandado y mandan en las grandes ciudades españolas. Que así nos va, claro...


1 comentario:

  1. Buenos días, Carlos. Aquí estamos, reorganizándonos de nuevo tras el viaje a Grecia que, estoy segura, te encantaría porque es un país realmente hermoso. Eso sí, si alquilas un coche, prepárate a sufrir cada minuto de conducción porque son tremendos los conductores griegos, las normas no están hechas para ellos, por eso no me extraña que sea el país de la EU con una mayor tasa de muertes en carretera. Y hablando de carreteras, estas dejan mucho que desear. Se junta, pues, todo, el hambre y las ganas de comer.

    Y en cuanto a nuestros políticos, los que deberían mirar por el bien de todos, pues ya estamos cansados de saber que lo único que querían (y quieren) es llenarse los bolsillos cuanto más mejor. Mucho está saliendo a la luz, lo cual es bueno, pero me temo que habrá mucho más que nunca saldrá y, de todo esto que estamos sabiendo, ya veremos cuántos va a la cárcel, cuántos devuelven lo que se llevaron y cuánto se queda en el limbo de las prescripciones, yéndose los mangantes de rositas. Que ya nos conocemos el percal, vaya que sí.

    Un abrazo y a ver si de una vez se nos marcha el verano, que no veas tú en Creta el calorazo y el vientazo que teníamos. La isla me recordaba, en ciertos aspectos (las buganvillas, las chumberas, las flores, las playitas...) a Cádiz.

    ResponderEliminar