viernes, 16 de enero de 2015

Nueva etapa con los vecinos

Pues verán: si me leen, ya sabrán que llevo unos años dedicados a impartir clases de formación de informática a miembros de las asociaciones de vecinos de San Fernando, coordinado por la Federación de Vecinos "Isla de León"; hace unos años dediqué una de estas entradas a hablarles de ellos ("Mis vecinos")...

El año pasado, sin embargo, me tomé un año sabático; después de varios años seguidos impartiendo las clases, el cuerpo me pedía un descansito, y no me hice cargo de las clases... 

Ante mi disgusto, me enteré a final del curso que no habían logrado encontrarme un sustituto, por lo que no había habido clases. Me llevé el disgusto, como les digo,  porque, la verdad, si me lo hubieran dicho, gustosamente me hubiera hecho cargo como los años anteriores de las clases, unas clases que,  me encantan, y en las que las paso muy bien...

Toda la perorata anterior viene a cuento que, como ya supondrán, vuelvo a impartir las clases. Las echaba de menos, fíjense. A ese profesor que llevo dentro, y que a la menor ocasión se manifiesta,  el gusanillo le corroía por dentro... Así que me hablaron allá por el mes de mayo del año pasado si estaba dispuesto a retomar las clases, y les dije que dónde había que firmar...

Ayer fue la presentación. Cambiamos de ubicación otra vez, aunque parece que ahora es la refinitiva: el aula está en unas magníficas instalaciones de UPACE, muy cerca del centro de salud Joaquín Pecce, en la Ardila. Y allí estaré con mis alumnos, a las seis de la tarde todos los jueves, intentando darles unas nociones básicas de windows, word, internet, etc. Y posiblemente daré tambén algunos cursos breves de introducción a las páginas webs, blogs, etc, que suelen llamar mucho la atención...

Hubo ayer cerca de veinte alumnos, a los que hubo que dividir en dos clases; y me encontré con algunos de los que ya habían estado conmigo en otras ocasiones, e incluso con dos (mujeres) que llevan conmigo desde mi primer año. Y me saludaron con el cariño que me tienen y que yo les tengo, porque son ya, claro que sí, como de la familia. Un dato que sí me llamó la atención: como en casi todo, mayoría de mujeres. Sintomático, no?. Si tenemos en cuenta que los asistentes a estas clases suelen tener ya una cierta edad, me parece ejemplar que incluso en eso ellas den ejemplo: que se quiera aprender, dedicar un tiempo a la semana a una materia que les ha podido coger ya algo "mayor", me parece digno de admiración. Un aplauso a esas ganas de aprender, a esa voluntad férrea que demuestran siempre.... Y un ejemplo más de cómo el futuro pertenece a la mujer...

En fin, que les confieso mi ilusión por este "retomo" de clases. Y aunque echaré de menos a uno de mis alumnos veteranos (y seguidor confeso y practicante de este blog...), que ha preferido irse al turno de los martes (Manolo, Manolo,...), espero seguir pasándomelo también como en los cursos anteriores.

(Y un saludo desde aquí a Loli Cano, que fue quien me introdujo en estos berejenales y me buscó; ya no está en Federación, pero sí impartiendo las clases de sevillana que tanto le gusta, y que tan bien domina. No como antes, claro, pero seguimos en contacto. Una magnífica mujer y una estupenda alumna, muy implicada también en la formación de los cañaillas).



2 comentarios:

  1. Bueno Carlos, como me veo identificado en este escrito, te contesto: De verdad que quisiera permanecer contigo en las clases en este curso pero que analizando mis circunstancias personales actuales, he preferido no complicarme más los días en esta vida pues tengo sentimientos propios que debo atender para sentirme bien conmigo mismo. Me he alegrado mucho de tu decisión de volver a impartir las clases pues yo contigo conseguí entender y defenderme más en esto de la informática que espero no lo olvide con el tiempo ya que como tu mencionas somos ya un poco mayores y nos cuesta, pero como se suele decir si quieres puedes, así que ahí estoy yo, perseverante y a ver si no decaigo y llego hasta el final. Un saludo.

    ResponderEliminar