jueves, 8 de enero de 2015

Semos así...

Comenzó ayer en la Sexta una nueva temporada de este programa que, reconozco, a mi me gusta mucho... No sé si ustedes vieron la primera temporada; si no saben de qué va, les explico: un alto directivo de alguna empresa grande ó multinacional, se hace pasar  unos días por un empleado normal, para así detectar posibles fallos en su funcionamiento... Por supuesto, es debidamente maquillado para que no se le reconozca. La idea, como pueden suponer, no es nueva; y si le gustan el cine, recordarán a Robert Redford haciéndose pasar por preso en "Brubaker", siendo el nuevo alcaide de la cárcel...

En el capítulo que vi ayer, el Jefe era una los dueños de una empresa de lavado de coches, que no utiliza agua para ello, sino cera. El caso es que este hombre lo que descubre en varios de los sitios en los que se "infiltra" es que los empleados y/o jefes hacen caso omiso der las premisas dadas, y a pesar de la prohibición, usan agua para lavar el exterior de los coches. Con el consiguiente cabreo, claro, del Jefe...

Y es que tendemos a olvidar que esto es España, el país del mundo en el que más leyes se paren por minuto, y el que, seguidamente, menos cumple esas mismas leyes. Porque aquí, ya se sabe, "yo soy español, español, español,...", lo cual significa dotarse de una patente de corso que nos "exime" de cumplir la ley, sea cuál sea ésta...

Por ejemplo: mi sobrina "inglesa" (?) me comentaba hace unos días que había asistido al espectáculo de "Cómo bailan los caballos andaluces", en Jerez. Por motivos justificadísimos y obvios, está prohibido hacer fotografías durante la celebración del espectáculo, y así se anuncia en diversos carteles colocados, y se dice por megafonía... Pues ya saben: esas prohibiciones afectan sólo a los extranjeros, no a los españoles, que no están educados para aceptar las normas impuestas, y que no hay forma humana de que entiendan lo que siginifica "Está prohibido hacer fotografías". Por muy grande que pongan el cartel...

Lo mismo he vivido en una visita a la Gruta de las Maravillas, en Aracena. Para el mantenimiento de estas cuevas, está prohibido realizar fotos... Pues se pueden imaginar el caso que se hace a esta prohibición, no?... De tapaíto; esperando que el grupo se adelante unos metros; escondiendo la cámara y disparando a ver si hay suerte, y... Da igual que sepan que el impacto de la luz del flash en las paredes de la cueva provoque una reacción química que puede dar al traste con todo, es igual: "Mira, mira qué foto he hecho sin que se den cuenta..."

Somos un pueblo incivilizado, inculto, bárbaro, egoísta. Somos un pueblo a años luz de la educación europea, con una clara tendencia al salvajismo, a saltarnos las normas, a, incluso, presumir de su incumplimiento... El problema de la corrupción de nuestros políticos es que, precisamente, eso forma parte de nuestra misma naturaleza: el pueblo español está acostumbrado al chanchullo, al engaño, a la picaresca, y eso forma parte ya de su forma de ver la vida. El ¿con ó sin IVA? lo aceptamos con una naturalidad pasmosa, como si fuera lo más normal del mundo. Y no lo es, no... Queremos disfrutar de una buena sanidad pública; de unos buenos servicios sociales públicos; de una buena educación pública... Mientras contestamos "No, no, sin IVA..." al listillo de turno; como si los servicios públicos se financieran por arte de birlibirloque; como si el Estado no necesitara dinero para financiar estos servicios públicos que tanto exigimos... 

Reconozcámolo: somos el pueblo del Lazarillo de Tormes; de Urdangarín; de Díaz Ferrán; de Camps; de Fabra... Un pueblo que mira su ombligo y le importa un pimiento si jodemos al de al lado (y que incluso si es así, mejor...). .. Un pueblo envidioso, mal educado, sin respeto a los demás...

Vean, vean el Jefe Infiltrado. A lo mejor, nos reconocemos en alguno de sus personajes...




No hay comentarios:

Publicar un comentario