domingo, 15 de febrero de 2015

No hay arreglo: la involución musulmana

Veo, con pesar, en la TV la noticia del último atentado islamista, ahora en Dinamarca. 

Otro más, como antes en París, como antes en Madrid, como antes en Nueva York,... ¿Tiene arreglo ésto?..

Pues no, no lo tiene. Y la culpa es nuestra, sólo nuestra. Hace falta algo más que la fuerza militar, ó la prevención policíaca, para evitar esto. ¿Porqué?. Porque somos nosotros, Europa, la Europa libre, culta, moderna y social la que les ha abierto la puerta; pero con un gran problema: a cambio de nada. Y no, no puede ser...

Verán: cuando una mujer occidental viaja a un país árabe, le exigen taparse la cabeza. ¿Porqué?. "Por respeto". dicen, "la costumbre...". Pero Europa, no; vienen aquí, y se les permite vestirse con sus ropas, mantener sus costumbres, no exigirles hablar el idioma local del país al que han llegado... Y no puede ser, y por eso pasa lo que está pasando...

Europa debe de reaccionar, y reaccionar ya, clara y contundentemente. Si la mujer cuando va allá se tiene que tapar "para respetar sus costumbres...", las mujeres musulmanas que viven aquí, en el Occidente al que ellos han venido libremente, deben de vestir al estilo occidental, ir con la cabeza descubierta, y respetar todas y escrupulosamente las costumbres occidentales.... Y si no lo hacen, puerta, qué quieren que les diga. Lo intolerable, lo que no puede seguir así, es que ellos quieran y exijan que se respete sus costumbres... allá y acá; y ellos, encima, no respetar las nuestras, la de un mundo libre, avanzado y democrático.

Por eso digo que habrá atentados hasta que esto  no se exija por todo Occidente, quieran ó no quieran. Porque si sus costumbres, para ellos, son exigibles allá, ¿porqué las nuestras, aquí, no lo son?... Ustedes no pretenderán que seamos nosotros, los occidentales, los que estamos orgullosos de vivir en unas tierras en las que la mujer puede salir, divertirse, relacionarse, expresarse libremente, vestirse como les dé la gana,... no pretenderán, repito, que seamos nosotros los que cambiemos nuestras costumbres para implantar las suyas, no?. Porque, se recuerda, son ustedes los que han venido aquí, a ganarse la vida...

Sus costumbres, en todo caso, serán tan respetables como las nuestras; sus creencias religiosas, en todo caso, serán tan respetables como las nuestras; sus ideas, en fin, serán tan respetables como las nuestras... E igual que ustedes nos exigen respetar sus costumbres cuando nosotros, los occidentales, viajamos a sus países, ustedes, lo entiendan ó no, deben de respetar las nuestras...

Por eso, Occidente debe ya dejar de templar gaítas, y ponerse inflexible en esto: quien viaja y quiere vivir aquí, debe de adaptarse a las costumbres de aquí. Sí ó sí...

1 comentario:

  1. Completamente de acuerdo contigo Carlos, no se puede continuar así, pero además se les tiene que parar esto de tanta mezquita y lugares de culto para ellos, si quieren orar en su casa y en la intimidad. Un saludo.

    ResponderEliminar