lunes, 2 de marzo de 2015

Cádiz y el Carnaval

Pues estuve ayer en Cádiz, "disfrutando" (capten la ironía...) del Carnaval Chiquito. Sí, ya saben que Cádiz vive por y para el Carnaval todos los días de todos los años, por lo que no es suficiente un fin de semana, como es lo normal, sino que necesita dos fines de semana, y un extra, que es éste Carnaval chiquito de ayer... Eso en la calle; porque desde que acabaron las Navidades, ya se empezó con el Concurso del Teatro... Así que cuenten...

Aborrotado de gente, así estaba Cádiz ayer. Hace años que no venimos al despipote que supone el primer fin de semana de Carnaval, porque ni se disfruta ni nada: mucho borracho por la calle, mucho impresentable, niñas y muchachos haciendo sus necesidades donde les da la real gana, a la vista del que pase, graciosos hacieéndose los ídem, y un sinfín de etcéteras... Hombre, ayer no era el mismo ambiente, pero me lo recordaba, por las muchísimas multitudes que pululaban por las calles, con frecuentes aglomeraciones que dificultaban el paso en muchos sitios. Y chirigotas ilegales por todos lados, concitando la atención de los muchos visitantes que ayer vinieron a Cádiz a despedir el Carnaval 2015.

Yo no soy aficionado al Carnaval, lo reconozco. Y así que van pasando los años, cada vez menos. De hecho, este año no he llegado a ver nada de nada de la Final del Falla, cuando en otras ocasiones sí veía, al menos, las primeras agrupaciones que salían al escenario. Por eso, lo que voy a decir en las próximas líneas, tómenlo a beneficiario de inventario: es decir, parto de la base de que como no me gusta, no puedo ser objetivo. Dicho lo cual, tengo la impresión que flaco favor le está haciendo a Cádiz ese fervor que desarrolla todos los años por el Carnaval... Miren ustedes las peores estadísticas, y se encontrarán a Cádiz encabezándolas: paro, pobreza, desigualdad, educación,... Incluso leo hoy en el diario que Cádiz es la provincia de Andalucía en la que hay más lotería ilegal de Andalucía... Díganme ustedes, pues, qué aporta el carnaval...

Estamos en una ciudad y en una provincia, en la que, muy buena parte de su población, a lo que aspira es a que, por su cara bonita, la Junta, el Gobierno,... quien sea, "me de una paguita"; por la misma cara, oigan... Ó un piso gratis (y si no, con un "alquiler social" (?)); ó que mis niños vayan a la guardería gratis; ó la matrícula del colegio, gratis; ó... lo que sea, pero gratis... Ahí están, por ejemplo,  los "sordos" de Astilleros, tan tranquilos en sus casas, cobrando una buena pensión, y haciendo cualquier "chapú" que le salga (decían que se manifestaban por el futuro de sus hijos... Ya ven, a qué futuro han condenado a sus hijos, mientros ellos se lo llevan calentito cada mes...). 

Paseaba ayer por sus hermosas calles, atestadas de gente, cantando, riendo, los bares llenos, los restaurantes, sin mesa, muchos paseando con su vasito de cerveza en la mano (en fin, otra detestable manía que se ha impuesto en los últimos años; me saca de quicio ver a tanta y tantas personas "paseando" con el vasito de cerveza... No sé, qué son ¿incapaces de aguantar unos minutos sin beber?. ¿Es necesario estar bebiendo continuamente?...). ¿Cuántos de esos supuestos "felices" estarán al día siguiente "exigiendo" al ayuntamiento una casa, un trabajo, una paguita?... 

Cádiz se hunde, mientras aplaude inconsciente un buen cuplé, ó un pasodoble... Sin tener los huevos suficientes de plantarse, decir hasta aquí se ha llegado, este año ni carnaval ni leches, aquí vamos a tomar la calle, a plantarnos en el Ayuntamiento, en la Junta, en la Delegación del Gobierno,... y exigir, ya, pero ya, un futuro... para nuestros hijos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario