jueves, 5 de marzo de 2015

De la incultura y la barbarie

Ahí lo tienen ustedes, borricos en pie, afanándose en destruir la historia del hombre. La historia, la belleza y la dignidad. Que no es poco...

Ve uno esas imágenes en TV, y no queda más remedio que encogérsele el alma. Qué triste, qué amargo, cuánto odio e ignorancia acumulada... No podía creérmelo cuando lo vi, porque no imagina uno, que vive en Europa (aunque a veces lo dude...), en Occidente, en una sociedad libre, respetuosa, en la que se admira con alegría el trabajo divino de escultores y pintores, en la que uno se emociona con unos versos, en la que se disfruta con los compases de la música, no imagina, uno, digo, que haya seres humanos que acumulen tanta estupidez en su seno...

¿Cómo se puede destruir, aplastar, reducir a polvo unas obras tan bonitas e históricas?. ¿Qué se les pasa por el "cerebro" (?) a sujetos de esa calaña, más a los que lo ordenan que a los que lo ejecutan, unos pobres desgraciados que no saben ni cómo mantenerse en pie... ¿Qué sociedad, qué futuro, legarían esos individuos si alguna vez (Dios no lo quiera...) llegaran a gobernar un país?... ¿No tienen sentimientos, son incapaces de disfrutar con una figura, un cuadro, una composición musical, unos versos que te penetran el oído y te hacen, incluso, llorar?,,

Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
Déjame que me calle con el silencio tuyo.

Leo a Neruda y aún se me hace un nudo en la garganta. Tan sencillo, tan bonito, tan sensual... ¿Y esta gentuza es incapaz, siquiera, de mostrar alguna emoción?.

Sorprende leer cómo, incluso, muchas mujeres occidentales viajan a tierras tan extremas, tan violentas, para incorporarse a esos ejércitos de barbarie.. No me puedo creer que aspiren a un futuro vestidas con el burka, obedientes como perros falderos, casi encerradas en sus casas, y sin poder disfrutar de una buena película, un musical, la visita a un Museo, ó, simplemente, quedar con las amigas en cualquier sitio para tomar un café, y charlar distendidas de lo mucho que puede ofrecer la vida... La vida aquí, en occidente, en este paraíso terrenal que, visto lo que se está viendo, es en lo que se está conviertiendo estas tierras en las que vivimos, y al que, creo, cada vez queremos más.

Destruyen, ignorantes e incultos, el rico vestigio pasado de unos artistas, evitando así que las futuras generaciones puedan admirarlas y estudiarlas. Y ahora, qué?. Ya sois más felices por eso?. ¿El mundo es mejor?. Alá os ha acogido en su seno?... 

¡Qué pena de tanta estuticia, de tanto analfabetismo, de tanto odio visceral!


2 comentarios:

  1. Afortunadamente, Carlos, la mayoría eran réplicas porque las originales se las llevaron ingleses, americanos, franceses... a sus países. Y ahora, viendo lo que se ve, casi es de agradecer que se lo llevaran. Otras, por desgracia, habrán desaparecido para siempre.

    A toda esa canalla solo se les podrá parar si los mismos países árabes, africanos, les plantan cara, si no es así, es complicado. Ahora bien, y siendo muy, muy, muy mala... ¿qué tal unas cuantas bombitas que los borraran del mapa completamente? Lo malo es que también allí hay mucha gente que los aborrece, por tanto lo de las bombas no valdría.

    Lo dicho, o se enfrentan allá, en aquellos países, a esa gentuza, o lo tendremos que hacer los demás, y no sé si Occidente está dispuesto a hacerlo, a menos que le toquen los cojones en su propia casa y a gran escala. Es complicado, Carlos, muy complicado.

    Buen comienzo de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. http://siguemecf.blogspot.com.es/2015/02/no-hay-arreglo-la-involucion-musulmana.html
      Creo que, desgraciadamente, sólo hay una de esas dos soluciones: ó los mismos países árabes se ponen a ello; ó se les elimina de la fax de la Tierra, cruda y exageradaente dicho... Afortunadamente, el poder militar, hoy en día, radica en Occidente... Si no, habría que echarse a temblar... Hoy en día, el mundo ya estaría "arabizado"; para nuestra desdicha, visto lo visto.
      Saludos, y buena semana.

      Eliminar