miércoles, 27 de mayo de 2015

Las elecciones municipales

Pues no sé, la verdad... Hay resultados que sí, que me han sorprendido. Y otros, pues como que también. O sea...

Me ha sorprendido la fuerte bajada de Teófila Martínez en Cádiz. Que la hayan votado menos gente, cabía dentro de lo normal, después de 20 años de mandato... Ya saben: el desgaste; el cansancio de los votantes de ver siempre la misma cara... En fin, esas cosas. Pero perder tantos concejales como ha perdido, no creo que nadie lo esperara. No vivo en Cádiz, como ustedes saben, pero la percepción que tenía era que Cádiz no estaba demasiado descontenta con la Teo. Estaba equivocado, ya ven... De todas formas, lo digo desde ya: si al final sale elegido alcalde el de Podemos, que no es Podemos,  pues creo, sinceramente, que va a ser todo un disparate para Cádiz. Me huele a mi que, si es así, veremos cómo "progresivamente" (captan el doble sentido?...) sus promesas electorales se van a ir cayendo e incumpliendo una a una. Porque, claro, cuando uno cree en su fuero interno que no va a salir, se le dispara inmisericorde la imaginación. Y total, por prometer...

Y en San Fernando, mi municipio, pues mi sorpresa es que, aún, y vista la experiencia de cuatro años de pésimo gobierno, aún, repito, haya gente que haya votado al PP. Porque mira que no es que lo haya hecho malamente, no... Es que no ha hecho nada, de nada, de nada: las obras del tranvía, ahí siguen, interminables; Janer, cerrado; Lazaga, cerrado; edificio de la Cruz Roja, cerrado; el edificio del Ayuntamiento, se caerá algún día de estos; la calle Real, un desastre; la playa de Camposoto, lo comprobaremos dentro de muy poquito, pero no se ha hecho nada para mejorarla, ó sea, aparcar en julio y agosto será una odisea; la programación del Teatro de Las Cortes, "necesita mejorar", y bastante; el Museo Camarón, parece que se le espera algún año de estos, pero por ahora no está, y ni han empezado las obras... En fin, como leen, la inicuidad hecha partido político... Y a pesar de todo lo anterior, todavía hay bastantes votantes que optan por un PP que, para mal, se ha lucido desde luego. Pues no, no lo entiendo, qué quieren que les diga...

Y ahí va mi apuesta para La Isla: pacto PP+PA+Ciudadanos, que, pese al desastre como les digo, va a permitir cuatro años más de mando en plaza para rematar ya el nefasto estado de la ciudad. A ver si puede remediarse...

En Chiclana, vuelve Román, el incombustible. Así lo han querido los chiclaneros, y voy otra vez a juagar a adivino: cuatro años que tiene este hombre para terminar de cargarse a la ciudad hermana... Otro desastre... Uno tendrá toda la buena voluntad del mundo; pero eso no tiene nada que ver con la "capacidad". Y el sr Román no tiene aptitud para hacer una buena gestión como alcalde. Eso lo deberían saber ya los de su pueblo, después de tantos años como lleva en política este hombre. Pero parece que no, que no lo han querido ver. Dentro de cuatro años veremos sus resultados... Y no creo, sinceramente, que sean nada buenos...



domingo, 24 de mayo de 2015

Caraduras y gamberros de la política

Dice Susana, nuestra Susana "der pueblo", la hija de fontanero y estudiante de universidad pública, que ya está bien, "home", que ella ha sido la candidata más votada en las pasadas elecciones andaluzas; y que si "er" pueblo andalúz la ha votado, que los demás partidos deberían de respetar el resultado de las urnas...

Ya... Como "xactamente", hace cuatro años, en las pasadas elecciones andaluzas, no?. Si recuerdan, el más votado fue Javier Arenas, el del PP... Y ahí, el PSOE, como siempre, hizo de su capa un sayo, pactó con Izquierda Desunida,... y salió Griñán. O sea: ahora le pide al resto de partidos que hagan... lo que justamente ellos NO hicieron hace cuatro años... ¿Cómo se les queda el cuerpo?. 

No hay en la democracia un partido más sinvergüenza y gamberro que el PSOE. Han hecho siempre lo que les ha venido en gana, sin respetar a nada ni a nadie, y, por ejemplo, pidiendo cuando les ha convenido... lo que han negado cuando no les convenía. Por España, sí... (ya, ya)

¿Quieren más ejemplos?.  Lean el artículo de opinión de Andrés Beffa, expresidente del Consorcio Provincial de Bomberos de Cádiz. Lo de este socialista de pacotilla, un vividor, un aprovechado de su cargo, no tiene perdón de Dios: tras una gestión nefasta, en la que ha casi, casi, hundió a los Bomberos  (vean, si no, http://diputaneando.blogspot.com.es/2015/05/el-csif-golpea-duro-denuncia-por.html), este señor habla, con más cara que espalda, de una gestión (la suya, claro...) brillantísima, que su sustituto en el cargo (otro que se las trae...) ha dilapidado. En fin... Aquí cada uno se monta la historia que quiere, de espaldas a la realidad, claro; y negando, indecentemente, los datos... Que, en el caso de Andrés Beffa, es para poner los pelos de punta...

Y seguimos: leo ayer en el Diario de Cádiz a Manuel Jiménez Barrios, que lleva casi toda su vida chupando de la política: "La ciudad y la provincia de Cádiz saben que hace muchos años que tienen el reloj parado y que hay que ponerlo a funcionar"... Coño (con perdón), pues ustedes (PSOE) sabrán, no?, que de esos 30 años, llevan 26 mandando en la Diputación, por ejemplo... O es que ustedes, en esos 30 años que dice, nunca han mandado en ningún sitio?... Qué irresponsabilidad hablar como si con ellos no fuera la cosa... Hay que tener la cara dura, pero bien dura, para no asumir los resultados de sus propios actos, y hablar como si con ellos no fuera la cosa, como si ellos pasaban por allí, pero no tuvieran nada, nada que ver...

(Y sí, perdón, otra vez criticando al PSOE... Ea, ya pueden quedarse tranquilo. Es que el que esto escribe es de "derechaaaaa"). Ay que joderse...

miércoles, 13 de mayo de 2015

Un cuento soñado

"Yo no quiero ser viejo nunca". Recuerdo perfectamente la primera vez que me vino esa idea a la cabeza... La pelota con la que jugaba en el parque con mis amigas se había escapado de nuestro corro, y yo salí detrás para atraparla. Un anciano, con sombrero, bigote casposo, arrugas en un rostro ya ajado, lo pilló entre sus manos, y cuando me acerqué, me lo dio, sonriendo: "Aquí lo tienes, bonita", me dijo, mientras me lo entregaba; y yo me quedé mirándolo, mis grandes ojos abiertos, una mata de pelo tapándome uno de ellos, la boca abierta (la Heidi me decían de pequeña..), diciéndome en voz bajita para mi: "Yo no quiero ser vieja nunca"... Ridículo, verdad?.

No sé porqué pensé eso. Yo tendría ocho ó nueve años, ya ven, esa edad en la que el futuro es algo así como ciencia-ficción, el presente, algo eterno; y el pasado, simplemente, no existe... El anciano, además, aún andaba, no digo que perfectamente, pero sin aparentes problemas de movilidad. Me sonrió, se quitó el sombrero, como después, pasados los años, he visto en alguna que otra película cuando se saluda a alguna persona, me entregó la pelota, y se marchó, sin esperar respuesta; ó al menos eso creo, porque lo mío fue sólo un pensamiento, nada más...

"Yo no quiero ser viejo nunca". El caso es que no sabía yo, a edad tan temprana, y con la inocencia de la niñez por montera, lo que esa frase, maldita, marcaría mi vida. No volví a decirla, ó mejor, pensarla, nunca más. Ó casi nunca, mejor dicho... Mi vida siguió cumpliendo las etapas a las que todos en esta vida estamos abocados, de niña a adolescente, y de rebelde a mujer madura. Ni siquiera se lo había comentado, nunca, nunca, a mi madre, a la que tanto me sigue uniendo hoy en día. Que ya hoy es vieja, claro, a sus cerca de ochenta y diez años... Yo acabé mis tiempos de instituto, de pandilla, de absorver como buenamente podía todo lo que el vivir diario te va aportando, pisé las aulas de la universidad, me gradué, sin problema, en Literatura Española, mi gran sueño desde siempre, me casé, tuve los hijos que Dios y nosotros quisimos con un buen hombre.... Y un día, hace ya muchos años...

Se cumplió... Nadie sabe cuándo se pasa de adulto a viejo. Unos dicen que es cuestión de mente, de cabeza.. Que se pueden tener ochenta años y el ánimo de una jovencita cualquiera. El caso, ó mi caso, fue que, a las doce de la noche de cuando tenía que haber cumplido los sesenta... Fue como si me golpeara violentamente contra una pared de granito, y me vi cayendo en la oscuridad kilómetros y kilómetros en un abismo sin fin, no sé cuánto tiempo. Hasta que aterricé, con golpetazo y ruido incluido...

Y fue cuando se abrió la puerta de mi dormitorio... ¡y apareció mi madre con la edad que tenía cuando yo tenía ocho ó nueve años!. Y me volvió a mi cabeza aturdida aquello de "Yo no quiero ser viejo nunca"... Mi madre se apresuró a recogerme del suelo, mientras yo me hacía la dormida; me depositó en la cama suavemente, me dio dos besos en la frente, me tapó con la sábana... cerró la puerta, y se fue...



martes, 12 de mayo de 2015

Consejos útiles

Pues ahora que viene la época de ferias en esta zona gaditana, ahí les pongo un vídeo de Cruz Roja con consejos útiles de para disfrutarlas con seguridad:



(Ah!, casi se me pasa: ella es... mi hija :-) )

lunes, 11 de mayo de 2015

Buen fin de semana

Estuve este viernes en el Real Teatro de Las Cortes, de La Isla. Cantaba Pasión Vega, de la cual no soy "apasionado" (captan el juego de palabras???) seguidor... pero cantaba su último disco, "Pasión por Cano"; y ahí, sí, me han pillado: soy incondicional de Carlos Cano desde hace ya muchísimos años. Así que allí me colé...

Y debo de decir que fue un gran concierto. El público estuvo entregado desde el inicio; Pasión, disfrutando y simpatíquisima, un encanto... Y la voz, su voz, extraodinaria, todo hay que decirlo. Exceptuando alguna que otra ópera (Verdi, siempre Verdi...), no había ido nunca al Teatro a presenciar ningún concierto. Y tenía mis reservas, la verdad... No sabía si podía ser poco Teatro para tanta música, no sé si me entienden... Pero no, el volumen era el  adecuado, y no tenía uno que taparse los oídos... Así que disfruté, y mucho, de Pasión, de su música, de su voz, del conjunto que la acompañaba (guitarras, piano, batería, violines,...), perfectamente conjuntado con la cantante, y todos en perfecta armonía con ella.

Lo único quer empañó la noche fue el corte de electricidad que hubo en el escenario, durante unos quince minutos aproximadamente, y que rompió la magia y el encanto de esos momentos. He ido ya bastantes veces al Teatro Las Cortes, y es la primera vez que veo algo así... Pero bueno, supongo que hasta en las mejores casas, pasa. Así que dejémoslo pasar...

Y al día siguiente, sábado, con la Asociación de Vecinos Las Palmeras, visita al pueblo de Bonares, cerca de Huelva, a contemplar sus Cruces de Mayo. Me gustaron mucho, es algo sorprendete, que no se espera. No es como los patios de Córdoba, con sus plantas, sus flores, sus aromas. Aquí son capillas decoradas, como pueden ustedes ver en la imagen de la izquierda. Me sigue sorprendiendo la variedad de tradiciones existentes en esta nuestra Andalucía, de muchísimas de las cuales no se tienen ni idea. Aquí hay un ejemplo, un poné... 

Son doce cruces, de las cuales visitamos, no sé, unas siete u ocho. Todas bellamente decoradas, con un trabajo ímprobo de artesanía. Es una fiesta en la que participa masivamente el pueblo, y que incluso está declarada de Interés Turístico Nacional. Debe ser precioso verlas desfilar por las calles de Bonares en sus días grandes Mayo... Eso sí, vaya calor la que hizo este sábado... 

Seguimos con la visita a una Bodega, con su correspondiente degustación, en Bollulos del Condado, y la comida, toda una tradición ya, en el Chocaíto: bueno, bonito, barato, extraordinariamente servido y atendido. Todo un lujo...

En resumen: un entretenido y productivo fin de semana.





viernes, 8 de mayo de 2015

Contigo

Yo no quiero un amor civilizado,
con recibos y escena del sofá;
yo no quiero que viajes al pasado
y vuelvas del mercado
con ganas de llorar.

Yo no quiero vecínas con pucheros;
yo no quiero sembrar ni compartir;
yo no quiero catorce de febrero
ni cumpleaños feliz.

Yo no quiero cargar con tus maletas;
yo no quiero que elijas mi champú;
yo no quiero mudarme de planeta,
cortarme la coleta,
brindar a tu salud.

Yo no quiero domingos por la tarde;
yo no quiero columpio en el jardin;
lo que yo quiero, corazón cobarde,
es que mueras por mí.

Y morirme contigo si te matas
y matarme contigo si te mueres
porque el amor cuando no muere mata
porque amores que matan nunca mueren.

Yo no quiero juntar para mañana,
no me pidas llegar a fin de mes;
yo no quiero comerme una manzana
dos veces por semana
sin ganas de comer.

Yo no quiero calor de invernadero;
yo no quiero besar tu cicatriz;
yo no quiero París con aguacero
ni Venecia sin tí.

No me esperes a las doce en el juzgado;
no me digas “volvamos a empezar”;
yo no quiero ni libre ni ocupado,
ni carne ni pecado,
ni orgullo ni piedad.

Yo no quiero saber por qué lo hiciste;
yo no quiero contigo ni sin ti;
lo que yo quiero, muchacha de ojos tristes,
es que mueras por mí.

Y morirme contigo si te matas
y matarme contigo si te mueres
porque el amor cuando no muere mata
porque amores que matan nunca mueren.

Título: Contigo
Año: 1998
Letra: Joaquín Sabina
Música: Joaquín Sabina, Pancho Varona
Disco: Yo, mi, me, contigo (1996)

miércoles, 6 de mayo de 2015

Avaricia incomprensible

Ya saben, ahí está Rodríguez Rato, el pobrecito, con una fortuna estimada, creo recordar, en veintisiete millones de euros (ó sea, en cristiano, y al cambio, unos cuatro mil quinientos millones de pesetas...), y que no le parecía suficiente, ya que con eso "sólo" llegaba hasta la, creo, cincuenta generación suya de descendientes para que vivieran bien... Y claro, no es plan que la cincuenta generación vaya a pasar necesidades. Un poné...

¿Qué lleva a gente supuestamente inteligente como este hombre: ex-ministro, ex-vicepresidente del gobierno, ex-director del FMI, ex-presidente de Bankia,... a querer seguir acumulando más dinero, y más, y más,... ¿Son felices así?. ¿De verdad?. ¿Ustedes creen?...

Pasan los días, los años, pensando en que ahora tienen 27 (millones); pero que no es suficiente, que deben de llegar a los 30... No, a los 40, mejor... Bueno, 50... Y porqué me voy a conformar con 50, si puedo llegar a...? Yo no sé ustedes, pero yo lo que me pregunto es:¿Alcanzan así la felicidad?. Ese más, más, más,... ¿les deja satisfechos, tranquilos cuando se acuestan por las noches, cuando duermen?... Permitanme dudarlo...

Verán: en mis tiempos mozos, formaba parte de la junta directiva de APA, de la Asociación de Vecinos, de un partido político (el CDS, fíjense si ha llovido...),... Será cuestión de edad, supongo; pero lo que me apetece ahora cada vez más es tener las tardes libres para hacer lo que me venga en gana: salir, tomar un café con los amigos, pasear por esa intransitable y lamentable calle Real de La Isla (qué vamos a hacerle!), ir al cine de vez en cuando (miercoles, generalmente...) Y así...

No puedo imaginarme, sinceramente, pensando en que tengo que aumentar mi fortuna hoy en dos millones más (que, como comprenderán, ni de coña...); y que pasado mañana, a ver si llego a los...; y uy qué buen negocio el que me proponen que me va a permitir sacar... ¡Qué vida más lamentable, por favor!.... 

Mire usted, si yo tuviera la fortuna de estos sujetos llevaría ya años dando vueltas al mundo, viviendo un mes aquí, otro allí, visitando esto, disfrutando de aquello, haciendo tal crucerito... De forma anónima, como uno más, sin que nadie sepa quién soy ni qué fortuna tengo... Viviendo la vida, en fin, y disfrutando de ella...

Así que tienen, ni más ni menos, que lo que se merecen. Por indeseables... Y por tontos, que no tienen otro nombre...