miércoles, 17 de junio de 2015

La eternidad, existe...

... Y si no lo creen, mírenlo, aquí tienen la demostración palpable, a su izquierda: Fran Romero continúa mamando (uy, perdón, mandando...) en San Fernando. Ya lo dice Fernando Santiago, en su blog "Con la venia": En La Isla todo cambia menos Fran Romero... Eso es habilidad para mantenerse así pasen los siglos...

Este hombre ha mandado con de Bernardo (PA), Loaiza (PP), y ahora Patricia Cavada (PSOE)... Todo un ejemplo de cómo adaptarse a las circunstancias; estoy por investigar a ver si encuentro fotos de San Fernando de cuando la invasión francesa, a ver si en alguna aparecía ya Fran Romero, lo cual, visto lo visto, no sería tan extraño... Malsana curiosidad, ya ven.

Fotogénico porque Dios así lo quiso, con una labia extraordinaria para hablar y no decir nada (otro Butragueño dixit...), y con la demagogia como signo de identidad, Romero tiene claro, bastante claro, cómo llegar a la edad de jubilación sin saber lo que es trabajar. Un claro ejemplo de supervivencia política, y de cómo vivir a costa de los ciiudadanos. No hay que olvidar que en el desastroso y calamitoso estado actual de la ciudad de San Fernando algo tendrá que ver este señor, no?, ya que lleva en el equipo de gobierno que ha dirigido sus destinos... pues ni se sabe desde cuándo. Así que bastante responsabilidad tendrá, digo yo... Pues nada, ahí sigue, con una nueva oportunidad para seguir destrozando el futuro, que parece que es lo que le gusta. Todo un animal político...

Uno entiende, claro, los pactos que hay que suscribir, y los acuerdos a los que hay que llegar para poder ser alcalde. Pero desde ya le digo a mi esperanzadora Patricia Cavada que cuidadín, cuidadín, que como se despiste la ciudadanía cañailla se terminará creyendo que no es ella la titular de la alcaldía, sino su vice, sobreviviente de cualquier tormenta política que azote La Isla... No, no me gusta que este sujeto siga formando parte del nuevo gobierno, porque lleva ya demasiados años chupando del bote público... sin haber demostrado aún que sea un buen gestor, sino todo lo contrario.

Así que aquí, y bien que lo siento, mi primera decepción con los "nuevos" (?) aires políticos de San Fernando.


No hay comentarios:

Publicar un comentario