martes, 7 de julio de 2015

Y prometo, tu prometes, él promete

Ya sabemos que, como dijo el viejo profesor, "las promesas electorales se hacen para no cumplirlas". O algo así...

Y ya sabemos, también, que a los nuevos gobiernos municipales se les deben de dar los cien días "de cortesía"... 

En el caso del novísimo y progresista Ayuntamiento de Cádiz, se ha llegado a una especie de combinación de los preceptos arriba mencionados: no ha llegado a los cien días de gestión... y dos de sus promesas ya las dan por incumplidas. Un récord, en fin...

Verán: entre las muchísimas promesas que Por Cádiz sí se Puede llevaba en su agenda electoral, se encontraban, por un lado, la construcción de una planta solar en la zona franca (bueno, no estoy seguro si era solar, ó eólica, ó yo que sé...); y por otro, la redacción de un nuevo PGOU (Plan General de Ordenación Urbana)... Bueno, pues no llevan ni un mes mandando, y ya desechan ambas promesas. ¿Y ahora qué?. Entre los que los votaron, ¿qué influencia pudo tener que les gustaran esas dos promesas?. ¿Fueron prometidas por aquello de hacer un brindis al sol, ya que como había perspectiva de ganar, pues...?. ¿Qué pasa por la mente de sus votantes ante estos flagrantes incumplimientos?...

No sé qué piensan ustedes; pero personalmente creo que es bastante grave descartar ya dos de sus importantes promesas... cuando ni siquiera ha pasado un mes desde que entraron en el ayuntamiento...  Entiendo que es de una irresponsabilidad manifiesta, y que hace aún más poco creíble su sutura acción de gobierno. Porque... ¿en qué cosas más darán ahora un paso atrás?...

Recuerdo que tampoco pudieron evitar el primer desahucio desde su llegada (cierto es que tampoco se producía por culpa de un Banco; sino por el impago del alquiler a la propietaria...). Con lo cual se empieza a ver en Cádiz un gobierno que no cumple lo que promete desde el mismo principio... Y esperemos que eso no sea un mal presagio de lo que pasará en los próximos años...

En fin, optemos por seguir dando los cien días de pleitesía...



No hay comentarios:

Publicar un comentario