lunes, 9 de noviembre de 2015

Y aquí estamos... (de vuelta)

Fray Luis de León, excelso y maravilloso poeta español, nació en Belmonte, hacia 1527 ó 1528, y fue, como ustedes ya saben,  poeta, humanista y religioso agustino de la escuela salmantina. 

Detenido por la Inquisición española por la envidia y rencillas entre las órdenes religiosas de aquellos entonces, a lo que se sumaba las denuncias de un catedrático de griego (del que mejor voy a ignorar su nombre...) y varios profesores, por el "grave" delito de preferir el texto hebreo del Antiguo Testamento a la versión latina, así como de haber traducido partes de la Biblia, a la lengua vulgar (cosa expresamente prohibida por un reciente Concilio, todo hay que decirlo... En fin, sin comentarios), pasó cinco largos años en la cárcel, a pesar de, hay que joderse, ser inocente...

El caso es que, incorporado a la Universidad tras dichos años carcelarios, retomó sus clases con un ya clásico e histórico "Dicebamis hesterna die", como si sus cinco años de prisión no hubieran transcurridos...

No ha pasado, afortunadamente, tanto tiempo desde mi última entrada en este mi/vuestro Blog, tan sólo unos meses. Pero lo que empezó como una necesidad de descanso, se ha transformado en un gusanillo de impaciencia; y en apretones de labios cuando leía ó veía cosas sobre las que me apetecía opinar; y en preguntas de amigos y/o lectores que qué pasa, que cuando retomaba la actividad bloguera (modestia aparte...); y que uno, al fin y al cabo, y no les exagero, puede pasarse las horas y los días con sus semanas, sus meses y sus años, volcando atropella y apresuradamente sus ideas, opiniones y gustos por escrito, tan grande y maravilloso es este mundo...

Así que, si ustedes lo desean, claro está, aquí me encontrarán con una nueva entrada/opinión/debate, cada dos ó tres días, como norma general, que es el ritmo que suelo seguir. Más que nada por no cansarles...

Por cierto, lo que dijo mi admirado Fray Luis de León (si no lo han leído, háganme caso: léanlo... ¡Qué gran poeta!: Vida retirada,  Noche serena, A la salida de la cárcel, ...) fue: "Decíamos ayer...".

Pues eso...


No hay comentarios:

Publicar un comentario