miércoles, 9 de diciembre de 2015

País lamentable


Pues lo voy a reconocer, para qué andar con tonterías: tengo un cabreo de mil pares... Me parece que este es un país lamentable, de chirigota, en el que a algún que otro inspector médico habría que leerle la cartilla bien leída; ó sea, cantarle las cuarenta bien cantadas, como suele decirse... Porque hay alguno que se creen que el país es suyo, poco más ó menos; que tienen la sensibilidad donde la espalda pierde su bello nombre (o sea, en el culo...); y en el que, como decía el querido Chavo del Ocho, cuando Dios hizo el reparto de cerebros, tú no estabas presente, no?...

Les cuento: un hermano mío tuvo, allá por mayo, un infarto; agravado por una piedra que se le detectó allá por la vesícula... Ha estado, como es normal, de baja estos meses; y a final de noviembre, esa Inspección Médica de la Seguridad social que tan bien funciona con los trabajadores "normales" (pero no para detectar fraudes; ni para aplicar la prevención laboral a quienes se sube a andamios sin protección; ni para los que trabajan en negro; ...) le llamó... Al cabo de unos días, le han conminado a incorporarse al trabajo, ya que, dicen, ha evolucionado perfectamente y se encuentra en condiciones de trabajar..

Bien, dirán ustedes, lo normal en estos casos; un señor inspector que cumple con su trabajo... Pues no, amable lector, un inspector médico que mira su bolsillo, exclusivamente, y ya está, y me pego bocados en la lengua para evitar escribir lo que pienso de este sujeto... Mi hermano tiene ya 63 años; lleva más de 45 años cotizados a la seguridad social, ya que empezó a trabajar muy jovencito; está a la espera de que le llamen para operarle de esa piedrecita que le detectaron en su día, ya que por el tema del infarto hay que esperar seis meses como mínimo para operarlo... Y le quedan quince meses sólo para poder jubilarse...

¿Ustedes ven normal un país que ha permitido jubilarse con cuarenta años a militares, pagándoles su correspondiente pensión?, ¿ó a miles de "sordos" de Astilleros, con su correspondiente pensión?; ó que un señor por haber sido ministro por el tiempo que sea, y tenga la edad que tenga, cobre una pensión vitalicia?; ó que a los diputados creo que con ocho años les baste para tener derecho a cobrar también una pensión?.... Y que sin embargo, a un trabajador con cerca de cincuenta años de cotización, con un infarto a cuestas, con una operación quirúrjica pendiente, se le niegue el derecho a jubilarse?. Díganme, eso es serio?... O dan ganas de coger un ::: y liarse a ::: con más de uno y de dos...

Estamos en un país de payasos, de impresentables, de gentuza; un país concebido para beneficiar a la gente "con posibles" y que sin embargo machaca a sus trabajadores, y los exprime hasta que ya no puede más...

Un país en el que la palabra "futuro", simplemente, no existe.

2 comentarios:

  1. Pues verás Carlos, tú dices es normal..., pues para nuestros gobernantes sí lo es. Lo que yo veo y tú tambien es que los que ya estamos en esa edad de pasados los sesentas, si caemos pronto pues más dinero que queda para lo que ellos decidan. El reconocimiento de los que hemos estado cotizando durante más de media vida, no es reconocido, sólo lo que importa es cómo quitar de enmedio a los que para ellos somos una carga en los números de los pagos a los no activos y productivos. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Manolo, así es... Y luego se extrañan del desapego de los ciudadanos a los políticos... País de mierd...!

      Eliminar