domingo, 13 de diciembre de 2015

Siguiendo con la tradición

Estuvimos ayer, un año más, de cena con los amigos. No recuerdo exactamente ya cuántos son, pero creo que supera los quince años los que llevamos reuniéndonos cada Navidad, en sitios distintos, para cenar juntos, charlar, bailar, reírnos, y compartir unas horas de amistad y camaradería; con sólo, creo, un año de excepción, no me acuerdo el porqué...

Repetimos este año el sitio, en el restaurante Tres Salinas, en el polígono industrial de Tres Caminos, en el que ya nos reunimos el año pasado. Para este año le tocó a José Luis la organización del evento, y decidió repetir en el mismo sitio en el que lo hicimos hace un año. Un restaurante, la verdad sea dicha, en el que se come bien, te atienden estupendamente, no hay problemas para aparcar el coche, es amplio... Y del que no hay que moverse una vez cenados, ya que tiene barra libre hasta las dos de la mañana, y ponen música para mover el cuerpo, con diskjoy incluida... Así que genial...

Somos un grupo variopinto; Palillo y Tacón nos hacemos llamar, así en broma. Los originales y fundadores del grupo lo integramos cinco parejas, aunque luego a estas cenas siempre nos acompañan amigos de amigos, ustedes ya me entienden... El grupo es heterogéneo: desde policías, hasta bombero, pasando por empleados públicos ó del sector privado. Y por supuesto, no es sólo en Navidad cuando nos reunimos, sino que quedamos varias veces a lo largo del año para dar un paseo juntos por la calle Real, ó tomar un café, ó ver la cabalgata de Reyes, ó la de Carnaval, ó en Semana Santa, para contemplar los diferentes pasos...

Cada año le toca a uno diferente organizar esta cena, quizás el evento más importante del grupo; y eso nos ha permitido ir conociendo distintos restaurantes y sitios. Unas veces hemos estado en Cádiz; otras en Chiclana; e incluso en El Puerto de Santa María, en el Casino, se hizo varios años seguidos. Y siempre, siempre, es una alegría celebrarla, pasar varias horas juntos, charlar, y estar en tan buena compañía. Compartimos alegrías, bodas de hijos incluidas, experiencias, y alguna que otra tristeza, que también es lógico la haya, como en todo grupo humano. Y nos citamos y quedamos a través de nuestro grupo de wasap, ó nos llamamos por teléfono, ó visitamos en la casa cuando alguno ha caído enfermo... 

Incluso solemos viajar juntos, apuntándonos a las excursiones que organiza la Asociación de Vecinos Las Palmeras, en la que todos estamos apuntados, ya sea de un día ó de varios, pasándolo, cómo no, genial en la mutua compañía. Quizás, a pesar de todo, nos vemos menos de lo que deseamos, por las obligaciones laborales de unos y otros, ya que ninguno está aún jubilado. De hecho, todos juntos la última vez que estuvimos fue, precisamente, en mi cumpleaños, que celebramos en La Mallorquina; y en el que me regalaron, lector empedernido que saben que soy, "La Luz que no puedes ver", cuya lectura, junto a otro par de libros, estoy compatibilizando en estos días (y que, por cierto, me está gustando... Lo recomiendo),,, Aunque también es cierto que habíamos estado juntos sólo unas fechas antes, pasando un par de días en Rota, en un hotel de Costa Ballena..

En fin, que un año más, pasamos una estupenda noche, en muy buena compañía. Gracias, amigos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario