jueves, 28 de enero de 2016

Futuro negro

Pues sí, como el cuadro que ustedes ven a su izquierda, negro, negrísimo, así veo, al menos, el futuro de nuestra provincia... Y es que he llegado a la conclusión, triste, negra conclusión que a los políticos de estas nuestras tierras lo que les gusta es... la política. Sí, sí, leen bien: la política. Pero la política como un arte abstracto (si se puede usar "arte" para hablar de algo tan sucio...); la política como una forma de pelearse, insultar, reñir, sin otro objetivo; la política por la política, Sin más artificios, sin más objetivos ni adjetivos...

Tenemos, sufrimos, unos políticos que consideran la política su medio de vida; pero que no creen en ella como instrumento, como herramienta: para mejorar la vida de sus ciudadanos; para mejorar las expectativas de futuro; para lograr una convivencia mucho mejor que la que se disfruta actualmente... Aquí en Cádiz, y, sin duda, fuera de Cádiz, los políticos consideran que lo que ellos deben de hacer es, si son del PSOE, criticar por lo que sea al PP; y si son del PP, criticar por cualquier cosa al PSOE... Y así van pasando los meses, los años, los quinquenios... Y tú más; y se quedan tan panchos, porque creen que ya han cumplido con su obligación.

Leo, indignado, que Loaiza, ese triste ex-alcalde y ex-presidente de Diputación, reclama ahora que se organice formación para el sector naval... Y él ha presidido la Diputación durante cuatro años!. O sea, que algo podía haber hecho, digo yo... Bueno, sí, firmó un acuerdo con Navantia para no sé qué de crear un "cluster naval", que a ver qué leñe es eso.. Porque aquí, en España, ya saben ustedes que somos expertos en hacer cosas y firmar acuerdos... para nada. Y también se firmó en su día el cluster del queso, y el cluster de las salinas ó yo qué sé.. O sea, firmas en el aire, bonitas palabras, dinero invertido, y... el tiempo se lo lleva todo, y hace que se olvide. Es fascinante como este señor habla como si él acabara de llegar a Cádiz, y no tuviera nada, nada que ver, con lo (no) hecho hasta ahora. Un prodigio...

Pero bueno, que no es el único, todo lo contrario... Que ahí están los millones y millones de euros invertidos por distintas Administraciones Públicas en "planes de empleo"... Y crean empleo?. O lo único que se hace es tener a varios miles de parados, pagándoles una miseria durante varios meses, para que se callen y no protesten, y cuando se acabe... Dios dirá. ¿Se enseña a pescar, ó directamente se les da de comer?. ¿Están bajando las cifras de desempleados en Cádiz, pese a la chorrada de millones de euros de fondos europeos que se están invirtiendo?... Está siendo práctica la formación que se está dando, ó aquí lo único que interesa es intentar justificar unos dineros recibidos, que pase el tiempo, y continuamos para bingo?... Alguien, en algún sitio, tiene algún estudio que demuestre la incidencia real de estos cursos de formación en la bajada del paro?... O esto, simplemente, es un desastre, nadie sabe, nadie entiende, y aquí estamos porque hemos llegado?...

Y eso es lo que gusta a estos profesionales: la política como arte de atizarse, pelearse, discutir, insultar,... y ya está. Como dijo Groucho Marx: "La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados."

Así que, qué quieren que les diga, esto no tiene solución en la vida. Desgraciadamente...

miércoles, 20 de enero de 2016

La vida es evolucionar

Es curioso como, en muchas ocasiones, un hecho fortuito, triste y doloroso, nos hace recapacitar, meditar, y, quizás, trastocarnos las ideas y creencias de tal forma que, a partir de ese momento, pensamos ó actuamos de forma totalmente diferente a como pensábamos ó actuábamos "antes de...".

Si ustedes recuerdan, hace ya casi dos años y medio, la entonces Delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, tuvo un gravísimo accidente de moto, que incluso hizo temer por su vida... En aquellos entonces, esta señora era de la línea dura del PP, de esa derecha rancia y caduca que tanto daño ha hecho a este país: defensora de la sanidad privada; mandaba a la Policía a moler a palos a quien osara manifestarse;... En fin, todo un dechado de virtudes...

De aquella desgracia (que incluso levantó un apasionado debate en las redes sociales (ver mi entrada "Debate moral"...)) se recuperó, afortunadamente. Y bastante, creo, ha influido ese golpe dramático en las actuales posiciones políticas de Cristina Cifuentes, actual presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid. Lean sino el artículo de ABC "La Comunidad de Madrid negocia limitar mandatos, listas abiertas y eliminar aforamientos", en los que ella propugna, por ejemplo: eliminar los aforamientos para los diputados: limitar el mandato del presidente autonómico y sus consejeros a un máximo de dos legislaturas; reducir el número de diputados regionales de la Asamblea, ahora 129; restringir el régimen de incompatibilidades para evitar que alcaldes o ediles madrileños sean al mismo tiempo diputados regionales; ...

Es decir, propuestas que yo creo que todos firmamos, con las que estamos muy de acuerdo, que se llevan años proponiendo por parte de la ciudadanía normal, y que, reconozcámoslo, parecen más bien propuestas "izquierdistas"... Y más sorprendente aún sabiendo de quien viene, dado como era esta señora hace no tanto tiempo...

Creo, sinceramente, que habrá que seguir atentamente en los próximos tiempos el devenir político de Cristina Cifuentes, que me parece ahora una política sensata y más centrada, más adaptada a estos nuevos tiempos que corren... Todo esto dicho, naturalmente, sin vivir en Madrid, y sin, por tanto, ser testigo más directo de lo que pueden ser sus actos y obras diarias. Que nunca se sabe..

Así que en este caso, creo que se puede afirmar sin ninguna duda aquello de "no hay mal que por bien...".


jueves, 14 de enero de 2016

De la educación y otras milongas

-"Buenas tardes".

-"Hola, Carlos, buenas tardes"-me responde el dependiente, que ya me conoce...

Hay otro cliente en el asador de pollos, a donde he ido a comprar pollo y patatas fritas, delicatessen muy española... El otro cliente, digo, es un pre-adolescente, ó cerca de, supongo, porque yo soy un desastre en esto de calcular edades. Y además, deduzco, es mudo. ... Digo yo, que es mudo, porque se me ha quidado mirando, y no ha dicho ni mú, ni buenas, ni malas, ni nada... Claro que como no nos conocemos de nada, pues no se ve en la obligación de devolver el saludo... Que eso, digo yo...

Lleva un pendiente en la oreja, ó sea, que debe de ser un chaval de esos modelnos-modelnísimos; y unas zapatallias de deportes blanca-blanquísimas, otra prueba más de eso, de lo modelno y progre que debe de ser. Aunque yo de estas cosas no entiendo, claro, porque ya a mi cincuentena y mitad, yo que voy a saber de modernismos ni esas cosas de hoy en día...

A los pocos minutos, mientras esperamos el "modelno" y yo a que salgan los fiambres pedidos, entra un toro después de abrir la barrera... Digo, perdón un toro no, otro joven, aunque más mayor que el esperante, que entra sin saludar, ni un buenas, ni un que hay, ni un hola, ni nada de nada... O yo me estoy quedando sordo como una tapia, que todo puede ser.. El nuevo joven, al que miro sólo de soslayo no se me vaya a enfrentar con un "Y tú qué miras?", busca como desesperado al dependiente, que en ese momento estaba dentro, en otro cuarto... Y cuando éste sale, le pregunta que si ya está el encargo; ni un hola, ni un adiós, ni unas buenas tardes...

O sea, que estamos, según se encargan de repetirnos machaconamente nuestros gobernantes, ante la GMPH, ó sea, la Generación Más Preparada de la Historia... Pero que no tienen ni repajolera idea de lo que es educación ciudadana, lo que en aquellos mis tiempos franquistas, se llamaba U-R-B-A-N-I-D-A-D... Se ve que están preparadísimos en idiomas, en matemáticas, en física, en geografía, en historia.. Pero que eso de saludar a quien llega, ó al entrar en algún sitio, ó devolver un saludo,... no, no es lo suyo, de eso no entienden...

Además, me he fijado que el chavalito más joven tiene cara así como de enfadado, de como si te fuera a dar un guantazo de un momento a otro, no?... Que se ve que es lo que se estila en la varonía juvenil de estos tiempos, que si no pones como esa cara de fiera, no sé, es que eres menos "hombre", ó menos macho... Porque ya saben ustedes que los varones de esta generación evolucionan favorablemente... hacia atrás, hacia los Nearthandeleses, ó así, que es lo que parece que les "mola": más incultos, más brutos, más bestias,... 

En fin, que me hago viejo, y que tiemblo cuando estos GMPH tengan que arreglar el mundo... Y mira que parten de un nivel bajo-bajísimo...

lunes, 11 de enero de 2016

Las cosas claras...

Publica el Diario de Cádiz en su edición de ayer domingo una interesantísima entrevista con Aurelio Arteta, Catedrático de Filosofía Moral y Política. Y hay un par de puntos que me llaman mucho la atención, porque es algo que, ni más ó menos, yo ya he defendido en este mismo blog en anteriores entradas.

P-Y todas (las opiniones...) lo son (respetables)?...

R-"Por supuesto que no. Hay opiniones que si las respetáramos nos llevarían a una matanza y otras si las fomentamos garantizan una vida más justa y ordenada..."

P-Otro tópico de su catálogo (del marxismo) es condenar "la violencia venga de donde venga"...

R-"Una forma de igualar la que viene del ladrón con la del policía. El abecé de la sociedad es la legitimidad de la fuerza y la violencia del Estado y de la ley para proteger al ciudadano. sin esa premisa no se puede vivir. La policía no se atrevió a intervenir por miedo en Colonia y muchas jóvenes resultaron violadas, manoseadas, robadas, agredidas,..."

Aurelio Arteta tiene ya setenta años, ó sea, que se ve que le resbalan las críticas; porque estoy seguro que más de uno lo tildará de "facha", ó "fascista", ó vaya a usted a saber de qué... Y ha recibido hace poco el premio Francisco Giner de los Ríos, siendo un gran especialista en Karl Marx... 

El caso es que la izquierda española lleva unos años asentada en el "buenismo", en el "tó er mundo es güeno", en el "Hare Krisna, Hare Krisna, Hare, Hare,..."... Que uno puede llegar a comprenderlo en la juventud, cuando se tienen quince ó veinte años... Pero no cuando ya se es madurito, se ha vivido unos años, y se tiene la experiencia de que, queramos ó no, nos guste ó no, no todo el mundo es bueno, sino que hay mucho hijo de puta suelto por ahí...

No, no todas las opiniones son respetables, por supuesto que no. ¿Las ideas racistas de Hitler son respetables?; ¿la discriminación que aplican los musulmanes hacia las mujeres, es respetable?; ... Y como esa, muchas paparruchadas que con esto de la tolerancia, el respeto, la paz,... están provocando un entontamiento preocupante de la otrora exigente ciudadanía occidental...

¿Cómo se puede comparar, poco más ó menos, la agresión a Rajoy en la pasada campaña electoral con hacerle frente a los terroristas islamistas, que tanta sangre y horror están provocando?...  Porque hay quien decía que como se podía condenar aquella, mientras se defendía una intervención armada contra esos sujetos... ¿La respuesta?: fácil, porque no es lo mismo la agresión a un político democráticamente elegido en las urnas (independientemente de que nos caiga mejor ó peor...), que hacerle frente a un grupo de incultos e ignorantes cuyo sueño es hundir el modo de vida occidental. Y ciego está el que no quiera verlo así...

En fin, que a ver si nos dejamos de mezclar el atún con el betún, y empezamos a tener las ideas claritas... antes de que sea demasiado tarde.

viernes, 8 de enero de 2016

Esperanza

Escribe mi querida amiga y bloguera, Mª Carmen Polo ("Vida y Sendero"), en mi anterior entrada "Un nuevo año", unas palabras que me hacen reflexionar:

"Mi lema para este año es Esperanza. Esperanza, poder dedicarme un poquito más a mí misma, a mis pinturas, mis cosillas, ...

"Tengo Esperanza de una tregua, una pequeña tregua que nos permita respirar un poco, que me permita respirar un poquito."

Esperanza... La he leído, y me he dicho: "Hum... Bonita palabra". Se define esperanza como: "Confianza en que ocurrirá o se logrará lo que se desea", nada menos. Así que, ¿qué sería de nosotros, de los seres humanos, si careciéramos de esa posibilidad?. ¿No creen que en el complejo mecanismo que nos define, nada sería igual si no pudiéramos, como seres reflexivos que somos, tener la posibilidad de confiar que, próximamente, las cosas nos irán mejor?. ¿Podríamos, sinceramente, vivir sin tener la "esperanza" de que, ante un mal año, la vida que nos espera no va a ser mejor?...

Necesitamos, como el comer, como el beber, tener siempre esperanza... Esperanza en un año mejor que el anterior; esperanza en un futuro mejor para nuestros hijos; esperanzas de que las cosas, ya, no pueden empeorar, por lo que sólo cabe margen de mejora; esperanza en un planeta limpio, sin contaminación; esperanza en un mundo sin guerra, en el que el diálogo de verdad sirva para evitar las guerras; esperanza en que haya trabajo para todos; esperanza en un mundo cada vez más libre, más igualitario, más justo; esperanza en que mejore la educación, la sanidad, los servicios sociales; esperanza en unos gobernantes sensatos, honrados, capaces; esperanza en el prójimo, en el vecino, en hacer nuevos y más amigos; esperanza en mejorar, aún, un poquito...

Así abrimos, Mª Carmen, este nuevo año; y así vivimos estos primeros días del 2016. Anhelando y deseando; rogando (quien crea...), ó pidiendo (para los escèpticos); queriendo un año de tregua, unos meses de tranquilidad, unas semanas de felicidad. Y, si es posible, unos días de paz y de amor... 

Con la esperanza, eso sí, de que los días se prolonguen el año entero. Por supuesto que sí...

jueves, 7 de enero de 2016

Un nuevo año

Pues ya ven, que se fue 2015, y ya llevamos una semana del 2016; y los años, que siguen volando...

Aunque lo peor no es eso, no; lo peor es que se fue el año casi sin darnos cuenta, y no nos dio tiempo, en sus cuarenta y ocho semanas, más ó menos, ni de adelgazar, ni de apuntarnos al gimnasio, ni de aprender inglés (¡mardito inglés...!), ni de empezar con la informática, que qué vergüenza que tenga que venir el nieto de dos años a encenderme el ordenador; ni me ha tocado la lotería... En fin, que otro año perdido, y ya van...

No ha sido un buen año este que se acaba de ir.. Y no parece que este nuevo vaya a ser mucho mejor.. Siguen las guerras a las que tan aficionado somos; los problemas de salud se superaron, pero nunca se sabe, ahí están en un segundo plano, dispuestos a dar el susto un día de éstos; el gordinflón coreano encima dice que dispone ya de la bomba H, que es lo que le faltaba a este mundo...; perdió ganando las elecciones el PP, pero no se sabe qué es peor, porque vistos los resultados, y el nivel demostrado, a ver cómo se resuelve la papeleta; siguen los socialistas, tras dar muestras de su innegable y demostrada capacidad para hundir a una comunidad autónoma, amenazando con exportar su catastrófica gestión en Andalucía allende Despeñaperros arriba...; la crisis de los refugiados está como más callada, pero no deja de estar latente, con una Siria a la que no se ve solución posible, al menos en un futuro cercano...

Y seguimos deambulando por este planeta de nuestras penas y dolores, emocionados por un nuevo año, que todos queremos nos traiga nuevas ilusiones, nuevas esperanzas, viejos sueños cumplidos, una nueva vida por descubrir. Seguimos respirando el aire que nos aporta una sociedad incomprendida, a la que tan poco sabemos defender. ¿No es una maravilla poder disfrutar de un ambiente de luces, de música, de felicitaciones, de compras? ¿No somos afortunados de vivir en este mundo occidental, que nos permite disfrutar de nuestra pareja, de nuestros hijos, de nuestros gustos, en libertad?. ¿No da alegría ver pasear por nuestras calles iluminadas y decoradas a mujeres vestidas como les da la real gana, y disfrutar de su sonrisa, de sus ojos, de su pelo?. ¿Y entrar en sus comercios, en sus mercados, viajar donde nuestra economía nos permita, comprarnos lo que nos gusta, si se puede,... Y poder gritar al viento: soy LIBRE...

En fin, que feliz 2016, y que lo disfruten, aún, mientras puedan...