jueves, 7 de enero de 2016

Un nuevo año

Pues ya ven, que se fue 2015, y ya llevamos una semana del 2016; y los años, que siguen volando...

Aunque lo peor no es eso, no; lo peor es que se fue el año casi sin darnos cuenta, y no nos dio tiempo, en sus cuarenta y ocho semanas, más ó menos, ni de adelgazar, ni de apuntarnos al gimnasio, ni de aprender inglés (¡mardito inglés...!), ni de empezar con la informática, que qué vergüenza que tenga que venir el nieto de dos años a encenderme el ordenador; ni me ha tocado la lotería... En fin, que otro año perdido, y ya van...

No ha sido un buen año este que se acaba de ir.. Y no parece que este nuevo vaya a ser mucho mejor.. Siguen las guerras a las que tan aficionado somos; los problemas de salud se superaron, pero nunca se sabe, ahí están en un segundo plano, dispuestos a dar el susto un día de éstos; el gordinflón coreano encima dice que dispone ya de la bomba H, que es lo que le faltaba a este mundo...; perdió ganando las elecciones el PP, pero no se sabe qué es peor, porque vistos los resultados, y el nivel demostrado, a ver cómo se resuelve la papeleta; siguen los socialistas, tras dar muestras de su innegable y demostrada capacidad para hundir a una comunidad autónoma, amenazando con exportar su catastrófica gestión en Andalucía allende Despeñaperros arriba...; la crisis de los refugiados está como más callada, pero no deja de estar latente, con una Siria a la que no se ve solución posible, al menos en un futuro cercano...

Y seguimos deambulando por este planeta de nuestras penas y dolores, emocionados por un nuevo año, que todos queremos nos traiga nuevas ilusiones, nuevas esperanzas, viejos sueños cumplidos, una nueva vida por descubrir. Seguimos respirando el aire que nos aporta una sociedad incomprendida, a la que tan poco sabemos defender. ¿No es una maravilla poder disfrutar de un ambiente de luces, de música, de felicitaciones, de compras? ¿No somos afortunados de vivir en este mundo occidental, que nos permite disfrutar de nuestra pareja, de nuestros hijos, de nuestros gustos, en libertad?. ¿No da alegría ver pasear por nuestras calles iluminadas y decoradas a mujeres vestidas como les da la real gana, y disfrutar de su sonrisa, de sus ojos, de su pelo?. ¿Y entrar en sus comercios, en sus mercados, viajar donde nuestra economía nos permita, comprarnos lo que nos gusta, si se puede,... Y poder gritar al viento: soy LIBRE...

En fin, que feliz 2016, y que lo disfruten, aún, mientras puedan...

2 comentarios:

  1. Carlos, yo espero y deseo que este año sea un buen año para ti y los tuyos. También, cómo no, espero que este año sea mucho más relajado para mí y mi familia. 2015 fue un año que, en casa, he pasado entre nuestra casa y el hospital, no por mí, sino por mi esposo. Un año muy desagradable y estresante. Por eso, al leerte, sé que tienes razón, toda la razón, pero, ¿sabes?, no puedo cargar con todas las miserias del mundo, que sé que son inmensas, no, no puedo. He llegado a un punto que cuando me levanto me pregunto, ¿cómo será hoy? ¿será tranquilo? Y si es tranquilo ya me conformo.

    Mi lema para este año es Esperanza. Esperanza, poder dedicarme un poquito más a mí misma, a mis pinturas, mis cosillas, aunque sé que el susto me lo llevaré, de cuando en cuando, y de nuevo tendremos que coger el coche y salir corriendo para urgencias.

    Tengo Esperanza de una tregua, una pequeña tregua que nos permita respirar un poco, que me permita respirar un poquito.

    Así que, Carlos, los años pasan, y cada vez más deprisa, pero siempre hay algo positivo en ellos, siempre aprendemos algo, siempre nos fortalecemos de alguna manera y siempre logramos, a duras penas, lo sé, hacerle frente a nuestros miedos.

    Feliz 2016, pues, y a vivirlo con intensidad, amigo mío. No queda otra.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Mª Carmen. Hum!, no está mal ese lema: ESPERANZA... Porque si no se tiene: ¿Qué nos queda?...

    Esperemos que este nuevo año mejore algo, aunque sea algo, el anterior. Con eso nos daremos por satisfecho, verdad?.

    Besos.

    ResponderEliminar