lunes, 22 de febrero de 2016

En Chipiona, de cabalgata

Pasamos ayer el día en Chipiona, disfrutando de su Cabalgata de Carnaval. Unos amigos nos habían hablado hace unos años de esta Cabalgata, diciéndonos que era muy bonita y animada, y que duraba bastantes horas, debido a la de participantes que tenía... Así que, como en la canción de Mecano... en la fiesta me colé.

Quedamos al mediodía, en dos coches, con nuestros amigos Manolo, Charo, Juan, Tere, Joselito y Pepi, y a las 12'45 ya estábamos allí, con tiempo (salía a las 13'30) para alquilar las sillas, ya que al durar varias horas el espectáculo, no era plan de estar de pie... No quedaba primera fila, así que nos tuvimos que conformar con una segunda, pero bueno, cogimos un buen sitio, a resguardo del vientecito que soplaba, y hasta con calorcito...

El caso es que es verdad, Chipiona organiza una muy buena Cabalgata, les recomiendo que se lleguen algún año a disfrutarla... Es verdad que las carrozas no son tan espectaculares como, por ejemplo, las de Cádiz (que, al fin y al cabo, es la capital de la provincia, y la ciudad "reina" en esto del Carnaval...); pero también es verdad que participa muchísima gente, muchas charangas perfectamente disfrazadas, que además hacen que vivas de lleno este espectáculo, ya que bailan, cantan, hacen coreografías,... algo que yo he echado de menos este año en Cádiz, que la volví a ver de nuevo tras varios años de ausencia....


En Chipiona, se conjugan colores y alegría, tambores, música, niños, mayores, en una combinación desbordante de alegría y buen gusto, con disfraces verdaderamente espectaculares y llamativos... Y sí, es cierto, dura varias horas: a nuestra altura llegó sobre las 14'10, y estuvieron pasando hasta cerca de las siete de la tarde; ó sea, casi cinco horas... En un ambiente, repito, multicolor y multiétnico, ya que también desfilaron charangas de hermanos sudamericanos, con esos vistosos trajes a los que nos tienen acostumbrados....



Aparcar además no es difícil, ya que la cabalgata se desarrolla en una avenida muy cerca de donde está la Estación de Autobuses, donde hay sitio sobrado para aparcar; y como digo, en diez minutos estás ya en el centro de la celebración. Íbamos pertrechados de bocadillos y latas, porque no te vas a ir a comer en plena celebración; y lo cierto es que va muchísima gente a ver esta colorida cabalgata, incluso en excursiones organizadas, ya que había bastantes autobuses por allí...

En fin, mi enhorabuena al pueblo de Chipiona y a sus gentes, por este gran espectáculo...

3 comentarios:

  1. ¡Qué bien! ¡Cómo me alegro de que disfrutaras de este evento! ¿Sabías que yo viví en Chipiona, cuando tenía 12 años? No, seguramente no, pero tengo unos recuerdos preciosos de aquel año, de la playa de Regla, del faro, de las sesiones dobles de cine, de todo. Llegamos allí desde Fuentebravía, al lado de la base de Rota,y Chipiona, al principio me resultaba caótica y extraña, porque extrañaba muchísimo mi playa de Fuentebravía. Después, como les sucede a todos los niños, me adapté a Chipiona, a ir de paseo hasta el santuario, por sus calles, y por su playa. Sólo fue un año, porque los 13 ya los cumplí en Fuente de Sta. Cruz, en Segovia (imagínate qué cambio tan drástico, de ir de un pueblo andaluz, con bullicio, a un pueblín silencioso y helado en invierno, lleno de vacas, jeje). También me adapté, claro está. Pero Chipiona es uno de mis pueblos.

    Un abrazo y hasta luego, Carlos.

    ResponderEliminar
  2. Debí poner MIS, así, en mayúscula, porque yo considero MIS pueblos a todos en los que he vivido, y han sido un montón.

    :)

    ResponderEliminar
  3. Hola, Mº Carmen. Pues como digo en la entrada, llevaban tiempo comentándome lo de esta Cabalgata... Y sí, merece la pena verla, es muy participativa, alegre y divertida... Y Chipiona merece la pena conocerla, es verdad, tiene su encanto.

    Gracias por tus comentarios. Besos.

    ResponderEliminar