jueves, 31 de marzo de 2016

Los dos son poetas?

Si me muero, que me muera
con la cabeza muy alta.
Muerto y veinte veces muerto,
la boca contra la grama,
tendré apretados los dientes
y decidida la barba.

(Vientos del pueblo me llevan...)


(Varios de los participantes en la sentada se abalanzaron sobre el concejal, arrinconándole contra la pared, a escasos metros de la entrada del Ayuntamiento, siendo golpeado con los puños...).

Ayer amaneció el pueblo
desnudo y sin qué ponerse,
hambriento y sin qué comer,
el día de hoy amanece
justamente aborrascado
y sangriento justamente.
En su mano los fusiles
leones quieren volverse
para acabar con las fieras
que lo han sido tantas veces.

(Sentado sobre los muertos)

(Y, al grito de «¡fascistas de mierda, franquistas, cabrones!», lanzó «manotazos y patadas» con gran violencia a los policías que pretendían desalojarlo, provocando contusiones y traumatismos a cuatro de ellos...)


Por el cinco de enero,
cada enero ponía
mi calzado cabrero
a la ventana fría.

Y encontraban los días,
que derriban las puertas,
mis abarcas vacías,
mis abarcas desiertas.

Nunca tuve zapatos,
ni trajes, ni palabras:
siempre tuve regatos,
siempre penas y cabras.
(Por el cinco de enero)

(Otra, por un delito contra los derechos de los trabajadores que cometió al destrozar una heladería de Úbeda en 2002 para obligar a sus propietarios a hacer huelga.)


Aquí están las palabras de un grande, y los hechos de una persona... No sé si ustedes sabrán distinguir quién es quién... Para Teresa Rodríguez, nuestra flamante diputada andaluza, los dos le recuerdan lo mismo... En fin, sin comentarios...

domingo, 27 de marzo de 2016

Cádiz

Me encontré la pasada semana con mi amiga bloguera Mª Carmen, de Vida y Sendero

Ya les he hablado en otras ocasiones de ella. En esta ocasión, circunstancias familiares, afortunadamente resueltas, la habían traído hacia estas tierras, que le gustan muchísimo, y las disfruta cada vez que viene, desde su hogar  madrileño.

Tuvimos un breve encuentro, en La Montanera de la calle Sacramento, en el que pudimos charlar unos minutitos mientras tomábamos algo (un mosto sin alcohol cada uno, para ser más exacto...). Y bueno, aunque ella me comenta en este mismo blog, como ustedes comprobarán; y yo en el suyo (del que les recomiendo su lectura, por sus pinturas, sus dibujos, sus reflexiones,...), siempre es un placer tener una conversación en vivo y en directo, aunque sea por poco tiempo, como lo ha sido en esta ocasión. 

Me gusta de Mª Carmen su educación, su forma de expresarse, sus duras verdades sin marear la perdiz. Es directa, dice lo que piensa, piensa lo que dice, sin tapujos, y sin quere ser "políticamente" correcta... Me comentaba que había decidido hace tiempo no hablar de política en su blog, para evitar "malentendidos" con familiares y amigos... Por eso creo que le encanta comentar en el mío, porque así puede decir lo que quiera, sin temor a malinterpretaciones. Y leo, sí, con muchísimo interés esos comentarios en este Blog, me encanta cuando lo hace. Además, una vez hasta me hizo una postal navideña para mi, exclusivamente. O sea...

Y, bueno, no siempre estamos de acuerdo, como es natural. Ahí estamos los dos con el cambio climático, por ejemplo, si estamos en ello ó no, ella que sí, y yo con mis dudas... Y otras veces, me "reprende" cariñosamente, manifestándome su opinión algo distinta a la mía; y en otras, me da la razón, elevando lo que son mis críticas a posturas aún más duras...

Me preguntó por cómo llegar a la Caleta, que tenía muchas ganas de visitar; y al fondo y a la izquierda, le indiqué. Y por la plaza de las Flores, y en el otro sentido le señalé; y a la derecha. Y le recomendé la visita al Oratorio de San Felipe, por cuya espalda pasamos, diciéndole que no dejara de visitarlo. Y me contaba cómo había llegado en autobús desde San Fernando, disfrutando mucho de ese corto trayecto, de qué bonito paisaje se contemplaba desde sus ventanillas; y de las calles de Cádiz, de su bullicio, de su gente,...

Y yo le decía que sí, que es verdad, que Cádiz tiene muchísimo que ver y admirar: que si el Oratorio; la Santa Cueva; la Catedral; el Museo de las Cortes; la Fábrica de Salazones; la Alameda; la Torre de la Catedral; ... En fin, mucho y bueno por visitar. Así que aquí te esperamos, querida amiga, con los brazos abiertos.

Un grande, grande, saludo.

viernes, 18 de marzo de 2016

Humillando pobres

Uy, uy, mira, qué risa... Uy, ja, ja, ja,... Ay, da una risa que te rilas, tú.. Ja, ja, ja, mira esas desgraciadas corriendo para coger las monedas.. Ay, que me parto!. Qué risa, tú... Españoles, pobres de mierd...

Y es que ya lo ven, por supuesto, ahí los tienen, a esos nuevos ricos europeos, occidentales, disfrutando de su poderío económico... Se les nota sólo mirarles la cara, orgullosos, satisfechos de sí mismos, ciudadanos hechos a sí mismos, que gracias a su trabajo y esfuerzo personal han llegado a tal grado de evolución íntima... que no pasa nada por humillar a los que no han sido tan "agraciados" como ellos...

Porque todo es mérito personal, eh?, no se crean... Vamos, que no tiene nada que ver que sean hijos de padres occidentales, residentes en Holanda cuando su nacimiento. Un poné, vamos... O sea, que si esta gente hubieran nacido, no sé, en el Zaire africano, otro poné, pues el martes también hubieran estado ahí, con sus monedas en el bolsillo, riéndose a costa de unos vagabundos, unos pobres, unos... Ay, no sé, que es que me da fatiga hasta decirlo... Pobres, brrrr...

Y es que las circunstancias son la que son; vamos nosotros, chicos europeos modernos, nacidos en un país rico, avanzado, con democracia y todo... a compararnos con esas muertas de hambre que no tienen donde caerse muerta. Por favor... Mira, mira cómo se humillan corriendo tras ese euro... Serán...

Si es que la clase es la clase. Aún... Nada que ver esto con lo que Hitler hizo con los judíos, qué va, qué va, que eso era racismo puro, por favor... Que si yo hubiera vivido en aquellos tiempos, claro que hubiera denunciado ese holocausto, por supuesto que sí... Esto no tiene nada que ver, .... Nosotros somos rubios, guapos, altos,... y con dinero. No es cuestión de racismo, eh?... 

Ya ven, setenta y cinco años han pasado, y seguimos sin enterarnos de nada. Yo humillo, porque me da la gana, al que es ¿inferior? a mi.. Porque es más bajo; ó más feo; ó más moreno,... Ó le ha faltado la suerte que yo tuve al nacer donde he nacido. Cuestión de matices, supongo...

En fin, que a ver si los pillan, les hacen pasar un tiempo en la sombra (si puede ser, en una cárcel mejicana ó colombiana, mejor...), y les dan lecciones de tolerancia y respeto al ser humano. Una tolerancia y un respeto que debemos a cualquier persona, sea de cualquier raza, sexo, clase social, ó nacionalidad... 

Porque esa es la Europa moderna y libre que todos queremos: la que es tolerante con quien, simplemente, es tambiénun ser humano como tú y como yo...

jueves, 17 de marzo de 2016

Patricia, nuestra alcaldesa

Hace unos meses escribí en este Blog la entrada ""Nuevos tiempos en la Isla de León", en la que comentaba las esperanzas que tenía depositadas en la gestión de Patricia Cavada, recién, entonces, elegida alcaldesa de San Fernando... 

Basaba esa confianza en que "es joven, creo que suficientemente preparada, tiene carácter, y sabe que la Isla, su Isla, no puede seguir parada en el tiempo, esperando que las cosas se arreglen por sí solas, como parecía que era el ideal de su antecesor...".

Ha pasado ya prácticamente un embarazo desde esa entrada (16-06-2015), y he de confesarles, fíjense, que... no me está defraudando la gestión de Patricia. Al menos, hasta ahora...

Una de las primeras cosas que hizo fue poner solución a los atascos domingueros de la playa de Camposoto en verano, los cuales, como demostró, sí tenían solución con sólo hechar una "pensada"; el Hospital de San Carlos, poco a poco está abriendo más servicios (y aunque depende de la Junta, está claro como el agua que no es lo mismo que haya alguien preocupado, que no alguien... pasotado, como era el sr. Loaiza); acaba de firmar el acta de replanteo para que de empiezo las obras de reforma del edificio del Ayuntamiento (lo cual parece el empujón definitivo para empiecen, después de tantos años de dejadez); abrió hace no mucho (ó al menos fue inaugurada, con lo que si no ha abierto ya, estará a punto de hacerlo...) la casa de Camarón en la calle Carmen... lo cual no es imputable, creo, directamente a la nueva alcaldesa, ya que las obras empezaron antes... pero no sé yo, si hubieran continuado "los otros", si esta casa se hubiera abierto ya; firmó hace unos días el acuerdo para que pueda comenzar el proyecto de construcción del Museo Camarón en un local junto a la Venta de Vargas (ya saben que se quería abrir en la Casa Lazaga, y así lo presentó a bombo y platillo el anterior alcalde; nunca me lo creí, y creo recordar que aquí mismo lo dejé escrito...); el Museo Histórico Municipal ha sido trasladado al castillo de San Romualdo, y aunque sé que hay polémica con este traslado, yo debo de reconocerles que me parece más idóneo el Castillo para albergar un Museo, que no la finca en la que estaba hasta ahora (que ni chichá ni limoná...); en la pasada Navidad (2015), San Fernando estuvo animadísimo, como yo nunca lo había visto (y disfrutado) antes: creo, sinceramente, que fueron unas fechas navideñas muy bien organizadas...; los Juzgados, por fin, están a punto de cambiar de ubicación, a unos locales más dignos que el actual, saturado desde hace ya años. Y junto a todo lo anterior,  es una alcaldesa que se deja ver en múltiples actos de todo tipo, y con Asociaciones de diversa índole...

Cierto es que aún quedan cosas muchas cosas pendientes en la Isla: el polígono de tiro Janer; la puesta en marcha del Tranvía; a ver qué pasa con la arriba mencionada Casa Lazaga, y con el edificio de la antigua Cruz Roja; Fabricas II... Pero bueno, como he dicho antes, lleva sólo nueve meses; no queramos que los problemas de los que adolece la ciudad desde hace tantos años, más por dejadez de sus dirigentes que por otra cosa, los resuelva esta alcaldesa en un tris... Hay que darle tiempo para ello...

No la conozco personalmente, aún, a pesar de coincidir en un acto de la Federación de Vecinos al que fui gentilmente invitado, y al que ella también asistió para la entrega de condecoraciones a vecinos destacados... Tuve la intención de acercarme y presentarme, porque además su mesa estaba muy cercana a la mía; pero la verdad es que estaba siempre rodeada de gente saludándola, besándola, charlando, comentando,... y no vi el momento.

Dejo para el final algo que me parece muy destacable de Patricia: su perfil de Facebook (donde sí soy su amigo..). Un perfil muy, muy activo, que actualiza diariamente, en el que cuelga fotos, menciona sus actividades, responde a quien le interpela (y no siempre le dirigen elogios, todo sea dicho...). Es decir, una joven de su tiempo, adaptada a las redes sociales, interactuando con sus ciudadanos,.. En fin, lo que debería ser normal... pero que no lo es, desgraciadamente, como todos sabemos. Comparen esta actitud con la de su antecesor, y creo que comprobarán que la diferencia es evidente.

En fin, Patricia, que "chapeau" hasta ahora, que sigue así, luchando por levantar a San Fernando del ostracismo de tantos años, y manteniendo tu actividad diaria en el facebook, que sigo atentamente tus actos y actividades, y que... ¡a ver si alguna vez te puedo decir esto en persona, caray, que no hay forma de que coincidamos!.

miércoles, 16 de marzo de 2016

Reflexiones íntimas

"No hay un lago negro
hay un lago blanco, hay un lago blanco 
Hay un lago inmenso lleno de fango, lleno de fango 
No hay silencio negro, ni llanto blanco, ni llanto blanco 
hay solamente silencio y llanto, silencio y llanto 
hay un campo inmenso para sembrarlo, para sembrarlo 
No hay campo negro, hay campo blanco, hay campo blanco 
hay solamente quejido y canto, quejido y canto..." 
no hay quejido negro, ni canto blanco, ni canto blanco"



Parece mentira que hayan pasado tantos años de esta bella canción, de nuestro admirado Basilio, y que en estos tiempos, siglo XXI, año 2016 de nuestra era, haya que recordarlas... y cantarlas.

Porque las opiniones no son buenas ó malas, según sea quién las diga.
Porque los presos políticos no son buenos ó malos, según sea el color del dictador.
Porque ninguna ideología tiene el marchamo incrustado de la verdad absoluta.
Porque no hay ladrones buenos ni malos.
Porque, al contrario de lo que suele pensarse, tampoco TODAS las opiniones son respetables, claro que no.
Porque en la variedad de colores que ofrece el mundo, tan respetable y bonito es el rojo, como el azul, y el naranja. ¡Todos!
Porque el respeto a la diversidad de opiniones, incluso distintas, es lo que hace de esta Europa nuestra lo más cercano, quizás, al paraíso. Aún sin serlo...
Porque un acto contra el bien común siempre es reprobable, lo haga quien lo haga; y su repulsa ni puede ni debe de depender del sujeto que lo haga.
Porque ¿quién se ha otorgado ese halo de superioridad moral para considerar despreciables opiniones distintas?.
Porque, en fin, nuestras creencias serán distintas... Pero daré mi vida, si hace falta, para que puedas seguir teniéndolas...





martes, 15 de marzo de 2016

Qué respuesta es más deprimente?

Uno se pregunta cómo es tan difícil de entender, o de aceptar y obrar en consecuencia. A lo largo de decenios hemos ido sabiendo que un gran número de políticos españoles con poder y autoridad colocaba en puestos de las diferentes administraciones (estatales, autonómicas, municipales) a parientes variados, amigos de pupitre, parejas o ex-parejas, o bien favorecía a las empresas y proyectos de éstos con sustanciosos contratos que no siempre salían a concurso, o lo hacían de manera amañada. Desde los lejanos tiempos de Juan Guerra (hermano del entonces vicepresidente Alfonso) hasta los más recientes: los que no somos valencianos acabamos de enterarnos de que, hasta hace nada, la jefa de gabinete de la alcaldesa Rita Barberá era … su propia hermana. Por muy funcionaria que fuera y sea esta señora, por “idónea” que resultara para el puesto, cualquiera con dos dedos de frente y cierto sentido de las apariencias se habría hecho este razonamiento: “No, mi hermana no puede ser, por mucho que valga y se merezca el cargo. Esto lo sé yo y lo sabe ella, pero, precisamente por serme tan próxima, hay que buscar a otra persona, porque el resto de la gente lo interpretará de otro modo y pensará que hay enchufismo, o nepotismo”. Sobre todo porque así es: siempre hay otra persona; nunca nadie es tan imprescindible que no pueda ser sustituido por alguien de características similares; nunca hay un candidato único para desempeñar una función; nunca nadie es tan “idóneo” que excluya las demás opciones.

Pero no seamos en exceso puritanos. Cuando hemos de trabajar en equipo, todos tendemos a rodearnos de personas que ya conozcamos y de las que podamos fiarnos. Si yo dirijo una editorial, busco la colaboración de individuos que me garanticen competencia y eficacia, y lealtad en segundo término. Si esa editorial es un negocio privado, creado con mi capital, estoy en mi derecho. Yo me lo invento y me lo financio, no hay dinero del contribuyente, no he de rendir cuentas a nadie, cada cual hace con su peculio lo que le parece y contrata a quien le viene en gana. La cosa, sin embargo, cambia radicalmente si lo que ocupo es un cargo a mí preexistente, y pagado con los impuestos de todos: da lo mismo si soy Presidente del Gobierno o concejal de un Ayuntamiento. El puesto no lo he creado yo, ni el organismo, a diferencia de mi editorial. En él no he desembolsado un penique, sino que, por el contrario, recibo un sueldo de mis conciudadanos y dispongo de un presupuesto para llevar a cabo mi labor y cubrir los gastos de representación. He de ser por tanto escrupuloso al máximo a la hora de beneficiar a mis allegados con prebendas, de contratarlos o nombrarlos, y también en lo relativo a “cargar” gastos. He de medir exactamente qué está justificado y qué no, qué es estrictamente necesario para el desempeño de mis funciones, a qué me obligan éstas y qué son meros adornos o agasajos superfluos. Seguramente será de recibo que invite a almorzar o a cenar a unos visitantes, pero difícilmente lo será que además los lleve a una discoteca o los convide a excesos. Y en todo caso no puedo rodearme en mi trabajo de esposas, maridos, hermanos, cuñados, sobrinos, compañeros de infancia, parejas o ex-parejas con las que me siento en deuda o me llevo de maravilla.

Con razón han acusado los representantes de Podemos durante los últimos años; sobre todo ellos, los que más han denunciado la corrupción general y la implícita en estas prácticas; los que se han cargado de razón hablando de regeneración y limpieza. Sin embargo, leo en una reciente columna de Javier Ayuso que el concejal madrileño Zapata, célebre por su vileza tuitera cuando aún era un desconocido, acaba de contratar como asesora a su ex-pareja con un sueldo de 50.000 euros al año. Y que también Ada Colau y su lugarteniente Pisarello, en Barcelona, se han hecho con los servicios de sus respectivas parejas. Y que Iglesias y Errejón tienen novias o ex-novias bien colocadas “en los centros de poder ganados”. Al parecer estos políticos no niegan los vínculos, pero aducen: “Sí, es verdad que es mi pareja o ex-pareja, pero no la hemos contratado por eso, sino por sus cualidades profesionales” (siempre según Ayuso). ¿Se puede ser tan torpe, o acaso tan jeta? ¿Cuál creen que ha sido el argumento de todos los responsables del PP, el PSOE o CiU que se han pasado décadas haciendo lo mismo? ¿Alguno ha reconocido que nombraba a su cuñado o su padre por ser eso, el cuñado o el padre? No, siempre se han amparado en los méritos de éstos (normalmente incomprobables por parte de la ciudadanía). ¿Tan difícil es entender que si alguien es un genio en algo, pero tiene la mala suerte de ser familia, ex-pareja o pareja de un representante público, no puede ocupar un cargo que dependa de este último, y cuyos emolumentos provengan del erario? ¿Ni tampoco obtener una concesión ni una contrata, por adecuada que sea su empresa? Resulta en verdad vergonzoso y desalentador que los sermoneadores se comporten con la misma desfachatez que aquellos a los que hasta ayer sermoneaban. Y de nuevo nos encontramos con la terrible pregunta de si es primero la gallina o el huevo: ¿se dedican a la política quienes buscan un medio para corromperse, o en cuanto los limpios entran en ella y manejan dinero ajeno, se corrompen en alto número? Las dos respuestas, me temo, son igual de deprimentes.

(No, no es mío, aunque lo suscribo hasta la última letra...)

JAVIER MARÍAS EN EL PAÍS

viernes, 11 de marzo de 2016

Una tragedia...

Doce años ya... Esta mañana lo recordaba la radio, que hoy se cumple de tan trágico e inútil atentado. Cuando el 11-S, recuerdo perfectamente estar sentado, comiendo, a las tres y pico de la tarde, mientras en la TV salía Matías Prats hijo informando del choque del avión sobre una de las Torres Gemelas de Nueva York, cuando aún no se sabía si había sido un accidente ó una tragedia; pero no, no sabría decirles qué hacía el 11-M de hace, justo, doce años, no lo recuerdo...

Aquel infame atentado hizo, cómo no, que volvieran a salir a la luz las históricas, e histéricas,  diferencias de los dos bandos españoles, siempre enfrentados, peleados, irreconciliables, tal y como tan bien reflejó Antonio Machado en su poema, ¿recuerdan?, ese que dice:

Ya hay un español que quiere
vivir y a vivir empieza,
entre una España que muere
y otra España que bosteza.
Españolito que vienes
al mundo te guarde Dios.
una de las dos Españas
ha de helarte el corazón.

La derecha, empeñada en que esa matanza fue obra de ETA; la izquierda, que si eso ha sido obra de los yihadistas por la intervención de España en Irak... Y mientras a muchos nos invadía la tristeza por una nueva barbarie, una matanza estúpida y dolorosa, y el pensamiento se nos iba, desconsolado, a las madres de las víctimas, a los hijos, a las familias, a todas esas almas desamparadas que nunca encontrarían ni consuelo ni razón sobre algo que les había sido arrancado ya, para siempre, de su vida... asistíamos perplejos, confundidos, apenados, a la representación más trágica de lo peor de nuestra triste y penosa vida política...

Mientras en otros países sufren también, para desgracia de todos, acciones violentas que les supone la pérdida de muchos compatriotas, y lo que vemos es una manifestación de duelo y repulsa, y sus lágrimas sinceras, y el dolor presente, y el orgullo de levantar sus banderas al cielo teñido de sangre, aquí nos dedicamos, en ese y en los posteriores años, a pelearnos tontamente sobre si habían sido galgos ó podencos. Porque así somos, una nación capaz de llenar la historia de las letras con los mejores poetas, y de enzarzarnos tontamente en polémicas estériles y vanas. Un desastre...

Iban algunos a sus estudios; otros al trabajo, en esa hora temprana en la que empieza a vivir el nuevo día, en el que recién levantados aún andamos, casi, soñolientos y aún medio dormidos a empezar una nueva jornada de estudio ó de trabajo, cuando les sorprendió la pesadilla imposible de fanáticos animales, salvadores del mundo, mesías de la destrucción y la muerte, la peor manifestación del ser humano. Sesgan vidas como si de cortar trigo se trate, y dejan tras sí un reguero de impotencia, vacío, indignación, ... Un hueco imposible de llenar para siempre, una desgracia que nunca se superará...

Y mientras, ya sabemos: Españolito que vienes/ al mundo te guarde Dios/una de las dos Españas/ ha de helarte el corazón...


miércoles, 9 de marzo de 2016

Día de la mujer trabajadora




Como ustedes saben, ayer se celebró el día internacional de la mujer trabajadora, día reivindicativo de los derechos de la mujer. Al hilo de esta celebración, me gustaría hacer un par de comentarios:

Me llama mucho la atención que, quizás, lo que más se denuncia este día es la discriminación del sueldo de la mujer frente al del hombre... Y me llama la atención porque es una denuncia que hacen especialmente los sindicatos... cuando creo que ellos tienen en sus manos medios suficientes para denunciar con datos esta vergüenza, y luchar contra ella. Lo mismo digo de la Administración, tanto popular como socialista... A ver: ¿las empresas no tienen que presentar sus liquidaciones de nóminas a la seguridad social, hacienda, etc?... ¿Tan, tan difícil es crear un grupo conjunto de inspectores laborales y fiscales que analicen minuciosamente estas liquidaciones, comprueben las diferencias de sueldos entre trabajadores de una misma empresa según sea hombre ó mujer, y proceda a la correspondiente denuncia?... No lo parece, no?... Pues nada, ahí siguen políticos, sindicalistas, dirigentes de calañas varias rompiéndose las vestiduras cada vez que llega este día; pero sin hacer nada práctico para ir combatiendo esta concreta discriminación sexista... 

2. El 17-11-2011 publiqué una entrada en este Blog llamada "De hombres y mujeres", en el que, entre otras cosas, decía: " Mi conclusión es quizás demasiado radical, lo siento, pero creo que, desgraciadamente, los hechos me dan la razón: estamos ante la generación "varonil" más tonta de la historia.".. Cuatro años y pico después, me reafirmo en esta contundente creencia... El caso es que una de mis lectoras, Lola Polo, escribió un comentario preguntándome si tenía algún hijo, "porque si no no dirías esas cosas de los jóvenes varones...". Bien, este domingo en el Diario de Cádiz, venía una noticia creo que espeluznante: "La violencia de género se ceba con las más jovenes"... En este artículo se denuncia cómo "Colectivos ciudadanos alertan sobre el incremento del machismo entre adolescentes"; y entre otras lindezas se puede leer cosas como: "Estamos en 2016 pero parece que hemos retrocedido al siglo pasado"; "Todos coinciden en que, en materia de violencia de género entre adolescentes, vamos retrocediendo de forma dramática e imparable"; "En todos estos años hemos avanzado en igualdad, pero los jóvenes han ido para atrás. Cada vez son más los chicos que desde los 13 o 14 años de edad tienen ya órdenes de alejamiento. Son muchos los chicos que controlan todos los movimientos de su pareja."... 

Resulta sorprendente, a mi juicio, dos cosas:

1ª. Que la generación más preparada de la historia... en su parte varonil, retroceda en cuanto a mentalidad al siglo pasado, de forma "dramática e imparable"... No lo digo yo, lo dicen expertos en esta materia... Ya ves, Lola, cómo no andaba tan equivocado en mi percepción...

2ª. Que estando las chicas mucho más preparadas que las mujeres de generaciones anteriores (en cuanto a estudios, digo...), toleren esas actitudes no ya machistas, sino de total falta de respeto a ellas como seres humanos, simplemente, queriendo controlarlas y regir su vida...

En fin, que a ver si un día dejamos de hablar de hombre y mujeres... y empezamos hablar de... personas, simplemente.

lunes, 7 de marzo de 2016

Museo del Dique

Pues estuvimos el sábado visitando Navantia de Puerto Real (los antiguos Astilleros, vaya...), en una visita concertada y organizada por nuestro Maestro Coordinador de Actividades Turísticas, Ignacio...

Ya he comentado, creo, en este mismo blog, cómo en demasiadas ocasiones nos volvemos locos buscando viajes ó sitios para conocer por ahí fuera de la provincia, cuando en Cádiz hay tantos y tantos lugares que no conocemos... y que asombran una vez conocidos. Pues este es uno de ellos..

El sábado  éramos dos grupos, uno de 15 ó 16 personas, y nosotros seis. Hay que estar a las 11'30 en la puerta de Navantia, allá en el Río San Pedro, para lo cual, si usted no sabe llegar, le recomiendo, poco más ó menos, que salga con unas quince horas de antelación, porque vaya tela para dar con la entrada del Astillero, que mira que está rebuscado... Afortunadamente, Ignacio había tenido la precaución de hacer el camino el día anterior, porque sino, no sé yo si aún estaríamos dando vueltas por la barriada del Río San Pedro... 

Una vez en la puerta, vienen a recogerlo en una "fragoneta", con capacidad para siete personas: la chófer-guía, y seis visitantes; lo que hace que, bueno, la visita se ralentice algo, ya que le llevan al interior de la factoría. Son dos guías, dos chicas, las que hay, con lo cual cada una se hace cargo de un grupo. Nosotros empezamos, según nos explicaron, en orden inverso a lo que suele ser la visita en sí, para no coincidir con el otro grupo. Pero no pasa nada, la visita es la misma, te lo explican todo muy bien, con detalle y tranquilidad.


El caso es que debo de decirles que hagan lo posible para realizar esta visita. Antes de entrar en el museo propiamente dicho, estuvimos en la parte exterior, en la que hay unas vistas realmente espectaculares del nuevo Puente, el de la Pepa, donde había una antigua fortaleza hoy semiderruida; y desde donde, posiblemente, los franceses estuvieron lanzando esas bombas con las que las "gaditanas se hacían tirabuzones"... A un lado tienen Puntales; más allá, Cádiz, con su Pirulí al fondo; y el mar, omnipresente, embrujador, misterioso,... Lo tenemos ahí, a unos kilómetros de nada, tan cerca, y sin embargo, tan, tan desconocido...

Luego viene el recorrido por el Museo, que tiene varias plantas, y en el que le explican con todo lujo de detalles todo lo relacionado con la construcción naval: fotografías, maquetas, paneles expositivos, herramientas antiguas,... creo que todo llama la atención. A destacar que tiene, incluso, un cronograma con todos y cada uno de los barcos, desde el primero, que se han construido allí, en el que se incluye, incluso, la referencia histórica del momento: quién era el Jefe de Estado en ese momento; quién el presidente del gobierno, el director de la empresa,... Todo un trabajo minucioso y detallado, digno de admiración... Y se visita la sala de las bombas de achique; y puede usted ver cómo es la construcción de un barco, desde el encargo inicial del armador, hasta el diseño del buque, los planos, las diversas fases de producción, la construcción, la botadura,... En fin, repito, un lujo.

Una cosa sorprendente es que el interior de Navantia alberga... una iglesia... Sí, sí, han leído bien: una iglesia. Chiquitita, recoleta, mezcla de varios estilos, es muy bonita, digna de ver... A su lado, una nave, que es la actual Enfermería. Y siempre al fondo, como pueden ustedes ver más arriba, las grúas pórticos, todo un símbolo de Astilleros, visibles desde bastantes kilómetros alrededor...

La visita dura aproximadamente hora y media, cuesta siete euros, que creo que están bien gastados, dado lo que se ve y se aprende. Y es, insisto, una visita obligada para seguir conociendo esta provincia gaditana...

El día continuó comiendo-tapeando en un Mesón de la cercana barriada de San Pedro (no recuerdo su nombre...), en donde conseguimos una mesa interior tranquila, donde poder charlar, disfrutar y comentar amigablemente, muy bien atendidos, y con unas estupendas viandas para degustar... Qué poco se necesita en esta, a veces, miserable vida para ser feliz...

Y no acabamos ahí el día, no, qué va... Embalados como estábamos, y teniendo entre estos amigos a dos cantores de híspalis... acabamos la noche en el club de suboficiales de San Fernando, entre karaokes y bailes, risas y charlas, para acabar una jornada realmente fantástica.

Gracias, amigos.