viernes, 11 de marzo de 2016

Una tragedia...

Doce años ya... Esta mañana lo recordaba la radio, que hoy se cumple de tan trágico e inútil atentado. Cuando el 11-S, recuerdo perfectamente estar sentado, comiendo, a las tres y pico de la tarde, mientras en la TV salía Matías Prats hijo informando del choque del avión sobre una de las Torres Gemelas de Nueva York, cuando aún no se sabía si había sido un accidente ó una tragedia; pero no, no sabría decirles qué hacía el 11-M de hace, justo, doce años, no lo recuerdo...

Aquel infame atentado hizo, cómo no, que volvieran a salir a la luz las históricas, e histéricas,  diferencias de los dos bandos españoles, siempre enfrentados, peleados, irreconciliables, tal y como tan bien reflejó Antonio Machado en su poema, ¿recuerdan?, ese que dice:

Ya hay un español que quiere
vivir y a vivir empieza,
entre una España que muere
y otra España que bosteza.
Españolito que vienes
al mundo te guarde Dios.
una de las dos Españas
ha de helarte el corazón.

La derecha, empeñada en que esa matanza fue obra de ETA; la izquierda, que si eso ha sido obra de los yihadistas por la intervención de España en Irak... Y mientras a muchos nos invadía la tristeza por una nueva barbarie, una matanza estúpida y dolorosa, y el pensamiento se nos iba, desconsolado, a las madres de las víctimas, a los hijos, a las familias, a todas esas almas desamparadas que nunca encontrarían ni consuelo ni razón sobre algo que les había sido arrancado ya, para siempre, de su vida... asistíamos perplejos, confundidos, apenados, a la representación más trágica de lo peor de nuestra triste y penosa vida política...

Mientras en otros países sufren también, para desgracia de todos, acciones violentas que les supone la pérdida de muchos compatriotas, y lo que vemos es una manifestación de duelo y repulsa, y sus lágrimas sinceras, y el dolor presente, y el orgullo de levantar sus banderas al cielo teñido de sangre, aquí nos dedicamos, en ese y en los posteriores años, a pelearnos tontamente sobre si habían sido galgos ó podencos. Porque así somos, una nación capaz de llenar la historia de las letras con los mejores poetas, y de enzarzarnos tontamente en polémicas estériles y vanas. Un desastre...

Iban algunos a sus estudios; otros al trabajo, en esa hora temprana en la que empieza a vivir el nuevo día, en el que recién levantados aún andamos, casi, soñolientos y aún medio dormidos a empezar una nueva jornada de estudio ó de trabajo, cuando les sorprendió la pesadilla imposible de fanáticos animales, salvadores del mundo, mesías de la destrucción y la muerte, la peor manifestación del ser humano. Sesgan vidas como si de cortar trigo se trate, y dejan tras sí un reguero de impotencia, vacío, indignación, ... Un hueco imposible de llenar para siempre, una desgracia que nunca se superará...

Y mientras, ya sabemos: Españolito que vienes/ al mundo te guarde Dios/una de las dos Españas/ ha de helarte el corazón...


3 comentarios:

  1. Fue algo horrible, Carlos. Creo que todos los que anduvimos cerca, por vivir en Madrid, lo recordaremos como una pesadilla. Imagínate la angustia de saber que tu marido, que iba al trabajo, que tu hija, que iba a la Universidad, no te contestaban al teléfono, y qué alivio cuando se escuchaba su voz.

    Malos tiempos corren para todos, Carlos. Malos tiempos.

    Buen comienzo de semana, una semana, por cierto, en que estaré por Cádiz, paseando por sus calles de tanto en tanto, ya que tengo a mi madre en el hospital o clínica San Rafael, y voy a pasar unos días por allí, para verlos, que entre enfermedades de unos y otros no he tenido ocasión de ir a verlos.

    Hasta luego :)

    ResponderEliminar
  2. Hola, Mª Carmen. Vaya por Dios, con los problemas de salud... Bueno, verás como todo queda en nada.

    Oye, trabajo al lado del Hoaspital de San Rafael. llámame y quedamos para tomar un cafelito...

    ResponderEliminar
  3. Como te dije, lo intentaré. Yo no estaré allí hasta el jueves, y creo que no le darán el alta antes de ese día, porque si se la dan, entonces ya estaría en San Fernando y me sería más difícil, pues habría que cuidarla en casa. En fin, si no hay problemas, te lo diré :)

    ¡Buena tarde de lunes, agradable y soleada!

    ResponderEliminar