jueves, 12 de mayo de 2016

A vueltas con la enseñanza...

Hay cierta polémica en estas últimas semanas, de nuevo, con la enseñanza concertada... Verán: parece que, al menos aquí en Cádiz, para el próximo curso hay menos demanda de plazas en los colegios concertados; lo lógico sería, pues, quitar algunas de las líneas que tienen concedidas, tal y como se hace, sin pestañear, cuando eso mismo pasa en colegios públicos... Pues no...

He leído por ahí que, bueno, se podría aprovechar ya para crear clases con diez ó quince alumnos, y así mantener las mismas líneas abiertas; que eso influye mucho en la calidad de la educación, que qué fantástico... Es sorprendente, ciertamente; ya que este mismo argumento NO se aplica cuando se trata de recortar en colegios públicos cuando se dan esas mismas circunstancias... ¿Qué pasa, que lo que es bueno para un colegio concertado no lo es para uno público?... País...

Que todo lo anterior, además, pase en una Andalucía, por ejemplo, en la que manda un partido "socialista" desde hace ya la tira de años, pues no es que ya me sorprenda... Es que, literalmente, me indigna. No es la primera vez que desde este Blog hago una encendida defensa de la enseñanza pública. Desgraciadamente, veo que tampoco va a ser la última... Lo voy a escribir claro, claro: el dinero público, el de todos los españoles, debe de ir a la enseñanza pública; y vamos a dejarnos de tonterías... El que quiera una enseñanza católica, apostólica y romana; ó budista; ó mahometana; ó como le venga en gana... que se la pague. Y no hay más, le guste ó no le guste. El Estado lo que debe de garantizar es que en "sus" colegios, en los públicos, se dé una enseñanza laica, de calidad, y al nivel de lo mejor... Y para eso, debe de dedicar el dinero que sea necesario a "sus" colegios...

No entiendo con qué facilidad se recortan líneas en lo público cuando no hay demanda suficiente; y qué trabajito para recortar en lo concertado... No entiendo el porqué. ... Aquí no se discute el derecho de cada padre ó madre a que su hijo reciba el tipo de educación que él/ella quiera; mientras se lo pague... Y si no puede pagárselo, pues mire usted, no le van a faltar colegios públicos donde matricular a su vástago... Pero yo no tengo porqué pagarle a usted la matrícula de su hijo en el colegio "privado" tal... 

Y si esos colegios privados, por sí mismos, no obtienen ingresos para mantenerse abiertos, pues qué quieren que les diga, estamos en Occidente, en una economía de libre mercado, no?... Ni sería la primera, ni será la última, empresa en cerrar sus puertas... Clarito como el agua...

Da pena comprobar, día sí, y día también, cómo quienes deben de ser los defensores a ultranza de lo público, se enredan en maniobras ridículas y liantes... para poder seguir llevando a sus descendientes a colegios "privados" concertados... Como ciudadano privado, nada que objetar; como político en ejercicio, vergonzoso...

No hay comentarios:

Publicar un comentario