martes, 10 de mayo de 2016

Se la pillan con papel de fumar ó mandíbula de cristal

Cada vez, lo reconozco, tengo más miedo a escribir en este Blog... Y no por el síndrome de la página en blanco ni nada de eso, no... Más bien por, ya saben, eso de nuestro querido Antonio Machado de "españolito que vienes/ al mundo te guarde Dios/ una de las dos Españas/ ha de helarte el corazón"... Mismamente...

Verán: no me considero, en absoluto, de derechas; antes bien, más "de izquierdas "... Quizás, sí, socialdemócrata... Creo que todos, cuando empezó el fenómeno de Podemos, hará ya como un par de años, observamos con cierta ó mucha simpatía tal movimiento social. Ya estaba bien de una clase política inoperante e indignante, más preocupada de "su" beneficio particular que del común; más preocupada de robar, que de gestionar; más preocupada de pelearse, que de gobernar...

Pero lo que empezó como un soplo de aire fresco, está desarrollándose, a mi juicio, de manera poco apropiada, contaminando más aún el enrarecido clima político. ¿Y porqué?: pues nada más tienen que fijarse en una cosa, quizás, banal... pero que denota toda una forma de ser y entender el mundo. Osen ustedes criticar "algo", lo que sea, de la izquierda... Aquí se le puede llamar, un poné, facha a Rajoy, fascista de mierd... a, no sé, Montoro (otro poné...); pero digan ustedes algo de Pablo Iglesias, ó del Kichi... Ya supondrán la retahíla de descalificaciones, lindezas e incluso discusiones que les espera, ¿a que sí?... Se asume como normal y lógica, y se aplaude incluso, cualquier insulto a alguien "de derechas"... mientras una crítica que se haga a alguién, ó a algún planteamiento, de la izquierda es, poco más ó menos, como haber mancillado el honor de la hermana ó la hija del interlocutor de turno...

Preocupante, sí; preocupante que se esté desarrollando en este país una izquierda que no admite la crítica, que se cree en posesión de la verdad, que está convencida de que nunca se equivoca... Y que quien piense lo contrario, es un facha de mierda... Porque además, ¡vaya mandíbula de cristal para encajar cualquier crítica!...Y como muestra, un botón: se habrán enterado la polémica por el escrito de la Fiscalía, oponiéndose al recurso de las acusadas del asalto a la capilla de la Universidad Complutense, no?... Les reproduzco la parte "polémica":

"Es obvio que las señoritas están en su derecho de alardear de ser putas, libres, bolleras o lo que quieran ser, pero esa conducta realizada en el altar, espacio sagrado para los católicos al encontrarse allí el Sagrario, lugar donde según sus creencias se encuentra su Dios, implica un ánimo evidente de ofender"...

Bien, estaremos, ó no, de acuerdo con esas palabras.. Pero recordemos el hecho: unas mujeres entran en dicha capilla, con sus "domingas" al aire, con las palabras "putas" creo recordar escritas en su cuerpo, dando gritos con lindezas como: "vamos a quemar la Conferencia Episcopal, por machista y carcamal», «menos rosarios y más bolas chinas o «contra el Vaticano, poder clitoriano». "... Lo cual, como comprenderán, en un espacio religioso, pues como que rechina, no?...

Lo que no deja de ser curioso es que estas chicas, de izquierdas, vean "normal" que, en el uso de "su" libertad, puedan agredir verbalmente a quien pueda tener unas creencias religiosas distintas a las suyas; ellas entienden que hacen uso de su libertad de expresión... Da igual que sea una manifiesta falta de respeto a otras personas que no tienen porqué creer lo mismo que ellas; ya sabemos que cuando los insultos y las palabras salen de la boca de uno de izquierdas, hace uso de la libertad de expresión. Y no hay más que hablar...

Pero si es así, es lógico pensar que no deberían, entonces, de ofenderse cuando una fiscal dice lo que dice, no?: "Es obvio que las señoritas están en su derecho de alardear de ser putas, libres, bolleras o lo que quieran ser...". A ver: la libertad de expresión sólo es para uno cuando es de izquierda; pero no para los demás?... ¿Sólo la gente de izquierdas tienen derecho a manifestarse, gritar, insultar y criticar?... ¿Porqué esa manga ancha para ellos, y tanta indignación cuando es "contra" ellos?... ¿Uno ha de respetar la crítica a sus creencias cuando viene de alguien de izquierdas... pero el de izquierdas no tiene porqué aguantar crítica alguna?...

Y esto lo dice, fíjense, quien no es nada, pero nada religioso, pueden creerme... La fe la perdí hace ya muchos, muchos años... Con lo que, como decía aquél, "constato que no me afecta" lo aquí narrado. Pero me indigna, sí, lo reconozco, esa mandíbula de cristal, tan delicada, que tiene la gente de izquierda, incapaces de soportar el menor atisbo de crítica, y siempre con el "facha" ´"fascista" en la boca... 

Todo lo anterior es lo que ha hecho que este Blog no se haya actualizado durante semanas... Incluso llegué a darlo de Baja, ya ven... Hasta que he pensado que no, no es justo no poder opinar "libremente"... Así que aquí me tienen ustedes, pidiendo lo imposible...

3 comentarios:

  1. Pues me alegro que sigas escribiendo lo que piensas. A mí me encantan los temas tan varipintos que tratas y la manera que tienes de escribir.
    Si, tenemos una parte de esa izquierda necesaria, que es casposa, prepotente, arrogante y estúpida a más no poder. Personalmente la he tenido que sufrir en la Diputación años y años. Cuando empecé a escribir Diputaneando, como no les gustaba que les sacase la mierda en la que se revolvían no tuvieron mejor manera que i ntentar desprestigiarme que llamándome loco, demente y otras lindezas. Luego pasaron a decirme cobarde, autoritariom fascista y cosas por el estilo, que no he borrado del blog. Y por último, cuando vieron que seguía en mis treces decidieron que era un maricón encerrado en un armario "con siete llaves". Sé quienes eranm quienes lo escribían, porque alguno y alguna tuvieron la osadía de decírmelo a la cara... Esa es la izquierda casposa, desleída, guarra, autoritaria a la que me refiero.
    Sigue adelante, amigo.

    ResponderEliminar
  2. Hola, queridísimo "ex-compañero" :-) Qué tal en esta nueva etapa?. Jubiloso?. Pues sí, amigo, así es... En este país, poco más ó menos es un "crimen de lesa humanidad" osar criticar planteamientos de izquierda... Me decepciona, sí; ¿sabes cuántos me gusta Me Gusta tengo en el Facebook a esta entrada?: 2... Y yo no quiero, no, que le den al Me Gusta porque sí; pero ponme un No Me Gusta, escribeme un comentario, que me digan algo,... No hay forma: hago una entrada criticando a la izquierda, y nadie dice nada... Si critico a la derecha, sí me dan algunos Me Gusta...Curioso, no?. Y decepcionante, claro...

    Yo suponía hace algunos años que la gente de izquierda tenían un, no sé, mayor nivel intelectual que los de derecha... Eso sería antes; ahora, parece que el razonamiento y la objetividad se ha perdido, hay nula capacidad crítica para reconocer errores... Penoso...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y por cierto, de esos dos Me Gusta de los que hablo, uno es mío, y el otro... de mi hija...

      Eliminar