jueves, 23 de junio de 2016

De la "pasencia" y otras reflexiones

He discutido hoy con una compañera; bueno, lo de discutir es un decir... Me ha irritado, y le he contestado de forma, quizás, algo fuerte e impertinente...

Verán: me llama porque la empresa nuestra de informática le había hecho una cosa en su pc; y cuando ella le dice que también tenía que hacerle otra, la empresa le había dicho que no, que eso no se había pedido...

Como fuí yo el encargado de hacer la petición, me llama por teléfono y me lo cuenta; yo le digo que eso no es así, que sí se había pedido también lo otro... Y me dice que no, que "le han dicho que no...".

Y claro, me revuelvo. No soporto a los ignorantes que van de listo, como es el caso... O sea, esta compañera no sabe qué es lo que yo he pedido; pero ya me está diciendo que no lo he pedido, porque le han dicho... Busco el papel, lo imprimo, se lo llevo, y se lo enseño: mira aquí está...

A los pocos minutos, me vuelve a llamar... Que le han configurado una cuenta de correo, pero que su pantalla no es la misma que la de otros compañeros que tienen esa cuenta configurada... Le digo que eso será un problema de quien se la ha instalado, que llame, y se lo diga... Y vuelve a salirme con el "No" de los cojon...

Ahí ya es cuando estallo, y decido no aguantarme: "Déjame hablar primero, y escucha, coño!, que no lo haces nunca!"... Vuelvo a repetir lo de la ignorancia y la impertinencia... "A ver: a ti se te ha pedido "e-x-a-c-t-a-m-e-n-t-e" lo mismo que a tus compañeros. ¡Lo mismo!... Si hay alguna diferencia, pues será problema del ténico que te la ha instalado...".

La escucho despotricar a lo lejos, que si ella no tiene porqué aguantar, que si patatín, que si patatán.., Y me dan ganas de levantarme, buscarla y decirla, a voz en grito, unas cuántas cosas; aunque no lo hago, me quedo en mi sitio... A los pocos minutos, la escucho decir que se va ya, que ella no tiene porqué aguantar...

Y sí, lo reconozco: me molesta mucho que otra persona me esté soltando un No antes de escucharme; hay algo que se me revuelve en el interior... Creo que primero hay que dejar hablar a la otra persona; ponderar lo que te dice; meditarlo; y ya luego actuar en consonancia y/o consecuencia... Pero soltar un No así, sin dejar hablar, me llena de muy mala leche... No hablo, ojo, de tener ó no tener razón; no hablo de que uno haga las cosas siempre bien; no hablo de que yo nunca esté equivocado. Ni mucho menos, para nada, no es eso... 

Hablo de no opinar de lo que no se sabe; hablo de no llevar la contraria porque sí, sin escucharte, simplemente porque otra persona te ha dicho "otra" cosa... ¿Porqué esta compañera se cree a pies juntillas lo que le dice el técnico, y no lo que yo le digo, que soy además su compañero, y quién he realizado la petición? ¿Sabré yo lo que he pedido, ó dejado de pedir?... ¿Porqué me está negando algo sin saber antes mi versión?... Me parece un bastinazo, la verdad...

Así que por mi, que le den... Porque ya llevo unas cuantas con esta persona; será cuestión de que ya tiene una edad, pero eso de creerse permanentemente en posesión de la verdad, me irrita y saca de quicio... 

Defectos que uno tiene, supongo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario