martes, 14 de junio de 2016

El debate

Pues no, que no vi el "interesantísimo"(sic) debate de ayer noche, fíjense.. Estuvimos por la tarde en la Gran Vía tomando algo, despidiendo a mi hermano y cuñada que hoy se van de viaje; llegamos a lo justo a nuestra clase semanal de baile (sí, lo sé, no nos hace falta seguir asistiendo a estas clases, dado el nivel que ya tenemos... Pero bueno, siempre se aprende algo nuevo, no?..), duchazo correspondiente al llegar a casa, algo tarde, para quitarse los kilos de "olor humano" que por la calor  uno había acumulado; y a cenar se ha dicho, después de tarde tan ajetreada...

El caso es que, mientras cenaba, terminaba de leer el Diario del día anterior, del domingo, pues no había tenido más tiempo de ver que apenas los deportes dsde que lo había comprado (llevo ya una época en que el Diario lo compro día sí, día no; no me da tiempo de leerlo en el mismo día...), cuando mi esposa me preguntó si no estaba siguiendo el debate... Y no, ciertamente, no lo estaba siguiendo... A ver, lo tenía puesto en la televisión, escuchaba el ronroneo de los candidatos hablando, pero no me estaba, literalmente, enterando de nada, no prestaba atención a lo que prometían...

Era muy entretenido, porque mi wasap no dejaba de pitar una y otra vez... Y es que se había montado en uno de los grupos familiares tal debate paralelo entre casi todos los participantes (yo era la excepción...) que era más interesante los comentarios de la familia que lo que decían los presidenciables en la TV... Aunque, ya digo, ni la más remota idea de cómo iba transcurriendo este, porque me limitaba a, de vez en cuando, mirar a la pantalla, y ya está; no estaba prestando ninguna atención... Supongo que, en mi descargo, habrá que decir que aunque lo hubiera intentado seguir, tampoco me hubiera enterado. No sé...

Como ya cenado, y casi terminado de leer la prensa, me acosté, no pude seguir el ameno wasap, con las opiniones de la juventud podemista contra los más mayores no-podemistas... Porque además yo apago la conexión del móvil por la noche, así que no me entran los wasap... El caso es que al volver a conectarlo esta mañana, había cerca de ¡200! mensajes de esta tertulia improvisada. O sea, que la familia sí siguió con vivo interés este debate...

Por lo que he podido leer, parece que los candidatos aburrieron hasta a las ovejas, que siguieron con sus mismos tics y fobias de siempre, que no escarmientan ni aprenden del hartazgo e los ciudadanos... Y que, como decía aquel, la vida sigue igual... Así que tampoco me he perdido nada del otro mundo..

Y a ustedes, ¿qué les pareció?... ¿Tendremos, al fin, gobierno en unos meses?...

2 comentarios:

  1. Hola, Carlos, buenos días. Yo tampoco lo vi, el debate, y tan ancha, oye, pero para escuchar la misma cantinela de siempre ya nos están machacando día sí, día también, unos y otros.
    La verdad es que tengo un gran dilema. Había pensado incluso no votar, pero sí, votaré porque lo he hecho siempre, aunque si te soy sincera, nunca me había tenido que tapar la nariz para ir a votar. Esta vez, así será.

    Oye, pero qué preciosa es Cádiz. Una maravilla. Hemos estado allí, mi marido y yo, tres días, en el Tryp La Caleta, y qué gozada levantarse, abrir la ventana y ver la mar mansita y la playa desierta. Me he traído montones de fotos que ya iré subiendo al Google +, que es donde estoy poniendo ahora mis fotos.

    ¡Buen martes y a disfrutar de tus (nuestros) maravillosos Cádiz y San Fernando todo lo que puedas!

    ResponderEliminar
  2. Hola, amiga... Pues estamos en la misma situación, no sé, a fecha de hoy, a quien votar... Porque empiezo a descartar candidatos, y oye, que me quedo sin ninguno!...

    Y en cuanto a Cádiz, pues qué te voy a contar. Me alegro un montón de que hayas pasado esos días tan estupendos. Ahora viene el veranito, bueno ya está aquí, que tanto te gusta... Así que a seguir disfrutando, Mª Carmen... Besos.

    ResponderEliminar