lunes, 27 de junio de 2016

Tatuajes

No me gustan los tatuajes, lo reconozco. Me parecen una forma de querer llamar la atención, en una época, como ésta, en la que tanto gusta el protagonismo y querer destacarse "como sea"...

Verán, no me disgusta un pequeño tatuaje en el hombro, en el brazo, en la espalda si se quiere... Una mariposa, un corazón, una florecilla,... En fin, un pequeño dibujito que uno quiere llevar siempre en alguna parte de su cuerpo como recuerdo de algo, ó porque, simplemente, le gusta... Me parece estupendo, si tal es el ídem...

Pero otra cosa es, un poné, lo que ustedes ven en la imagen de arriba: un cuerpo tatuado de arriba a abajo... Me pare horroroso, la verdad, un espanto; y feísimo, además... Ya sabemos que el libro de los gustos está abierto, y que por ello, existen los colores... Pero me parece, sinceramente, una muestra de estupidez lo de ese "mushasho"... y lo de tantos futbolistas y deportistas que han optado por cubrirse todo de dibujos y tatuajes. No sé, creo que es una muestra de incultura y poco cerebro. Con todos los respetos...

Los tatuajes podían tener su significado hace ya varios siglos, cuando se pintarraqueaban piratas y guerreros, como una forma de atemorizar a los rivales y enemigos. Hay que recordar que eran unos tiempos de pobreza e incultura, en el que la principal dedicación de los hombres de esas épocas era... la guerra. Pero, ¿hoy en día, en pleno siglo XXI como estamos?... Ya sé que hay futbolistas que no distinguen entre este deporte y el rugby, por ejemplo (Sergio Ramos, dixit...)... Pero bueno, hay que saber que se sale a un campo de fútbol, ó a una pista de baloncesto, a jugar un deporte, no a matar ó asesinar al adversario. Uno no va a jugarse la vida; a menos que se entienda mal, ó no se entienda, lo de luchar y partirse la cara hasta el final... Pero esa es otra historia..

El caso es, como les comento, que los tatuajes llevados a ese nivel de paroximo me parece, repito, una muestra falaz de poco seso, escasa culturita, casi nula educación, y mala formación... A ti ir tatuado de forma que no se te ve nada del cuerpo no te hace ni mejor persona, ni mejor deportista, ni mejor profesional... Obviamente, carecer de ellos,  tampoco; pero al menos te has evitado el dolor de las agujas tontamente... Y en cualquier caso, me fío más de Iniesta, por ejemplo, que de Dani Alvés, con tantos tatuajes...

No hay comentarios:

Publicar un comentario