lunes, 4 de julio de 2016

De la formación

-"Hola, una barra de pan"...

-"Son 50 céntimos"...

-"Ah, y un par de porciones de bizcocho" (Nota: cada porción vale 70 céntimos)..

Mientras me los envuelve, hago el cálculo:

0'70 x 2 = 1'40 + 0'50 del plan = 1'90.-€ ...

Preparo dos euros para pagar; cuando me entrega las dos porciones envueltas, la dependienta (joven, creo que es la primera vez que la veo en esa panadería), y ante mi estupor... ¡se pone a calcular el importe total en una calculadora!...

A ver, repito: me llevo dos porciones de bizcocho, a 0'70.-€ cada una; y una barra, a 0'50.-€... En fin, que no soy demasiado torpe para los cálculos; pero bueno, tampoco un doctor en matemáticas... Y, mentalmente, llego sin problemas a saber el total de la compra que acabo de hacer; ó sea, que las dos porciones suman 1'40, más 0'50€ del pan... Pues 1'90, no?...

Evidentemente, la calculadora ha llegado a la misma conclusión que yo: el total es 1'90€... Y ahí ya es cuando me quedo pensando: ¿esta chica es su primer día, y quiere requeteasegurarse de que no se equivoca al cobrar?... ¿Ó es que entre LOMSE, LOGE, LOSE, y la madre que los parió... estamos impartiendo una educación básica a los jóvenes que deja, no mucho, sino bastante, que desear?...

Sí, me sorprende que para este tipo de cálculos tan, tan básicos, haya que utilizar una calculadora. Verán, lo puedo entender si, a pesar de tratarse de pequeños importes, lo que se compra son cinco, seis ó siete artículos... Bueno, no viene mal en este caso tratar de evitar la equivocación, y que se calcule mediante una máquina; pero, ¿para lo aquí detallado?... No sé...

El caso es, mucho me temo, que ningún bien está haciendo a este país el cambio de la ley que regula la educación cada pocos años; y más en concreto, cada vez que cambia el color del partido que entra a gobernar... Entre uno que tira para la excelencia, y los demás que se jodan; y el otro que tirotea a la normalidad para igualar en la ignorancia, apañados estamos...

País...

2 comentarios:

  1. Hóla Carlos: Nosotros tuvimos una enseñanza (al menos yo) donde casi todo se tenía que aprender de memoria lo que desarrolló nuestra mente algo distinto a los jóvenes de hoy y el concepto de pensar y discurrir quedó impreso. Hoy, los jóvenes no saben si lo que estan pensando es la realidad así que se ven obligados para su tranquilidad a usar siempre y en todo momento la calculadora. Hoy en día éso de calentarme la cabeza por algo no existe para ellos, con el Google; calculadora; y wikipedia...no se molestan en pensar. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Manolo. Sí, estamos de acuerdo... Pero creo que llevamos unos años equivocándonos en un tema tan serio como la Educación... No se puede ir con una calculadora a cuestas, creo. No se puede pasar de aprender todo de memoria... a no memorizar nada.

    En fin, es mi opinión... Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar