lunes, 18 de julio de 2016

Denunciar en España

En este país de soplagaitas, analfabetos, maleducados y gritones, no hay nada peor que hacer una crítica; ó una denuncia, que es lo mismo...

Estamos tan hnechidos de orgullo, nos creemos tan superiores al resto (como individuo; como nación, hay un evidente sentimiento de inferioridad...), nos creemos tan inteligentes y capacitados... que como alguien denuncie ó critique algo en lo que tengamos que ver, lo consideramos enseguida como algo... imposible, inaudito, sin fundamento... Es como si pensáramos: ¿cómo puede alguien denunciar esto, si el jefe soy yo?. Si aquí mando yo, es imposible...

Viene esto a cuento por la denuncia que han hecho médicos del hospital de Cádiz, sobre "graves irregularidades en Cirugía general"... Yo les confieso que si fuera, no sé, el gerente del susodicho hospital, me preocuparía.... Que se denuncien "una alta frecuencia de reintervenciones, aberturas de suturas e infecciones....", pues no sé, habrá que investigar, comprobar las estadísticas, compararlas con las de otros hospitales, ver la veracidad de los hechos denunciados, hablar con los denunciantes, etc. Lo normal, no?. Pues no...

Como esto es España, y yo soy un crack, pues ante esta denuncia se hace lo "normal": esos datos están manipulados; todo es mentira; los servicios funcionan perfectamente; los denunciantes buscan vete tú a saber qué intereses espúreos; no tienen nada que ver, ya que el hospital funciona perfectamente;... Todo eso al poco de haber salido a la luz pública esa crítica al funcionamiento del hospital, cuando no se ha tenido tiempo ni de investigar, ni de ná de ná... Pero el gerente, y el consejero de Salud de la Junta, ya saben que todo es mentira, ó que son ganas de enpozoñar, ó que los denunciantes se están inventando los hechos... En fin, lamentable, no creen?...

Aquí no se trata de dar por bueno, porqué sí, los hechos denunciados; de lo que se trata es de ver si son ciertos, ó no; de comprobar el funcionamientos de los Servicios respectivos; de ver, con datos en la mano, y con los denunciantes delante, qué hay de verdad en lo que denuncian... Y si al final resulta que no tienen razón, adopten las medidas correspondientes, por alarmar a la opinión pública sin fundamento... Y si resulta que son ciertos esos hechos, adopten también las medidas que correspondan para que no vuelva a ocurrir; con los agradecimientos correspondientes a quienes lo denunciaron...

Pero por favor, dejen de negar la mayor porque sí... Porque "este hospital no puede funcionar mal porque yo soy el gerente"... Esta forma de actuar, tan española, es lo que hace que España se denigre cada vez más como país, y se aleje de los países europeos más avanzados; porque son estas cositas las que nos alejan de ser un país serio y responsable. Porque aquí, ya se sabe, nadie dimite nunca... Y así nos va, de desastre en desastre, hasta el hundimiento final...

No hay comentarios:

Publicar un comentario