martes, 30 de agosto de 2016

El burkini

Me parece ridícula la polémica de estos días con respecto al burkini, la verdad. A ver: una mujer occidental que viajara a algún país musulmán costero, y fuera a su playa, ¿podría, un poné, ponerse en top-less?... Ya sabemos la respuesta, a que sí?: absolutamente, no; las autoridades del país dirían que está prohibido, y que atenta contra las "buenas costumbres"... Y si no acaba en la cárcel la top-lista, quizás acabe expulsada... Eso es lo que hay...

Pues cuando una mujer musulmana viene de turismo, ó vive aquí, en Europa Occidental, tendrá que respetar esas costumbres occidentales, les guste más ó les guste menos... Y si quiere ir vestida de gallina Caponata, seguro que nadie le dice nada; porque, afortunadamente, la mujer occidental es muy libre de vestirse e ir a la playa como le venga en gana. Pero no con un burkini...

El burkini no es una prenda de vestir; el burkini es, digámoslo claro, una muestra del sometimiento de la mujer al varón. Sorprende cuando uno escucha hablar a esas mujeres sometidas de su "libertad" para ir tapada así a la playa... No, señoras, no: si ustedes, en su país de origen ó del de su marido, deben de ir así, pues es lamentable... pero es lo que hay. Pero, ojo, en "su" país; en Occidente, la costumbre es que la mujer vaya en bikini, trikini, bañador, ó con el disfraz de Espinete, si le apetece... Pero en cualquier caso, con la libertad que esta bendita tierra concede a sus habitantes... 

Dudo mucho, muchísimo, que ustedes prefieran bañarse en la playa con el burkini, y no con un bañador ó bikini... Eso no es ninguna demostración de libertad de elección; el burkini es lo que es, una prueba más del atraso de una sociedad que se ha quedado anclada en la Edad Media. Y eso es así, desgraciadamente...

Así que, por favor, a las occidentales que han decidido "apoyar" a estas explotadas mujeres: déjense de tonterías, y luchen de una vez para que desaparezca de la faz de la tierra esa forma de opresión...

No hay comentarios:

Publicar un comentario