lunes, 14 de noviembre de 2016

La España actual

El grado de incompetencia, desinterés, ó como quieran ustedes llamar, al que están llegando las autoridades españolas en cualquier cosa que gestionen, empieza a ser, no ya escandaloso, sino deprimente...

Ahí tienen el caso, valga como ejemplo, de la que hay liada con la renovación del popular y necesario DNI... Si usted vive en la Bahía de Cádiz, ármese de paciencia, y desista de comprar una escopeta para liarse a tiros con unos cuantos: literalmente, le va a ser imposible renovar su DNI en los próximos... ¿meses?, ¿años?... La opción que le van a dar es que se acerque a... ¡Algeciras!, para poder tenerlo en poco tiempo. Nada, un paseíto...

El problema, denuncian los funcionarios implicados, es que se están jubilando compañeros, ¡y no se les está sustituyendo!. Con lo cual, evidentemente, cada vez hay menos funcionarios para atender a más gente... Y pasa lo que está pasando: que ni siquiera se está dando cita, porque es imposible de toda imposibilidad atender a tantas criaturitas... Y esto está teniendo lugar en un país con cinco millones de parados; ó sea, que fíjense si hay personas que estarían, no ya dispuestas, sino encantadas con ocupar una de esas plazas que han quedado vacantes por jubilación...

Como pueden ustedes imaginar, la fecha de jubilación de un funcionario no es algo que pase de un día para otro, sino que, generalmente, se sabe con tiempo suficiente para ir previendo la sustitución correspondiente... Pues nada, ahí tienen ustedes a los jefes de personal correspondientes, ó al irresponsable de turno, rascándose los huev... sin tener planes de sustitución ya previstos, para que no pase esto que está pasando... Y si los responsables no son estos jefes de personal, pues habrá que achacarlo al político "ignorante" de turno que ni sabe, ni entiende, ni tiene dos dedos de frente... porque a él le han puesto en ese cargo "por su fidelidad al partido". O sea...

Porque además fíjense la explicación que dan: que esto no está pasando sólo en la provincia de Cádiz, sino en casi toda España... Oiga, y se quedan tan panchos!...

Pero esto no sólo pasa en las Oficinas de Renovación del DNI; igual ocurre, por ejemplo, en la sanidad, en la que los profesionales del ramo no paran de quejarse de la falta de personal, y en que no se sustituyen las bajas correspondientes... Y todo esto, vuelvo a repetir, en un país con nada menos que cinco millones de parados... Vamos a ver, señores en cuyas manos, se supone, está arreglar esto: ¿ustedes cómo coñ... piensan arreglar el paro si no cubren las jubilaciones?... Que no es que el paro se vaya a quedar a cero con esto, claro; pero sí es una de las fórmulas para "disminuir" tan sangrante cifra... Porque además es algo que se ha hecho toda la vida de Dios; quiero decir, lo más normal es que a quienes se jubile, se les vaya sustituyendo por sangre nueva, joven, con más bríos y ganas... O no?...

O aquí todo el "intríngulis" está en que ustedes quieren hacer dinero, a costa de cargarse un servicio público para así tener la excusa y privatizarlo?... ¿Este es el quid de la cuestión?... En cualquier caso, vaya nivel, Maribel...


No hay comentarios:

Publicar un comentario