martes, 24 de enero de 2017

La sanidad andaluza

Como ya he escrito en otras ocasiones, echo de menos en este país que su universidad forme a la gente en un espíritu crítico... Quiero decir, soy de la opinión que se debería de notar (por su formación, por su forma de expresarse, por su educación, por su comportamiento,...) quién tiene una carrera universitaria, y quién no la tiene...

Digo esto por lo que está pasando en las últimas semanas con la sanidad andaluza; sabrán ustedes que se están produciendo manifestaciones en Granada, Huelva, Cádiz, etc, protestando por el funcionamiento del SAS, y el evidente deterioro en la asistencia sanitaria... Parece que cuando miles de personas se manifiestan sobre este asunto, es evidente que hay algo que no funciona como debiera, no?...

Pues no... Esta democracia está llegando a tal grado de... empobrecimiento... que quienes tienen responsabilidades públicas imitan los comportamientos de cuando España era una dictadura: o sea, hace oídos sordos. De tal forma que el Consejero de Salud de la santa Junta de Andalucía sale diciendo que no hay deterioro de la calidad asistencial en los hospitales andaluces... Con un par, oigan...

El señor Consejero de Salud de la Junta es licenciado en Medicina; es decir, tiene una formación, no es un tiquismiquis cualquiera que no sabe de qué habla... Por tanto, me parece increíble que este señor entre en puro sectarismo partidista cuando parece que intenta quitar hierro al asunto, y defender la salud del sistema sanitario de esta Comunidad. Sorprende que cuando miles de manifestantes salen a la calle, se suceden las críticas en los medios al funcionamiento de la sanidad, crece el descontento de la gente, la respuesta del Consejero sea que "la calidad asistencial está garantizada" (???). O sea, que los que protestan es que no tienen nada mejor que hacer, que se aburren en sus casas ó trabajos, y de buenas a primera se han puesto de acuerdo, y han decidido, nada, para pasar el tiempo, salir a la calle, y así entretenerse un poco... Lamentable, no?..

¿No parece este comportamiento cerrado y caciquil más propio de un Estado autoritario que de un sistema democrático?; ¿pueden estos mandatarios explicar la diferencia entre su comportamiento y el de, por ejemplo, cualquier ministro de cualquier dictadura del mundo?; ¿saben buena parte de nuestros gobernantes que hay comportamiento que resultan intolerables en cualquier democracia que se precie?...

Es sorprendente el negar la mayor porque sí, despreciando las manifestaciones públicas; y eso da fe de lo que entienden estos "señores" por democracia.. Lo cual resulta verdaderamente patético, y sobretodo, preocupante... El ejercicio del poder consiste en mandar, sí; en tomar decisiones, sí; pero no de espaldas a la sociedad en la que se vive, ni haciendo oídos sordos ante las peticiones de la ciudadanía. Y si a pesar de ello, se cree que las decisiones que se adopten son las que mejor convienen a ese pueblo al que se gobierna, reúnanse con los afectados, explíquenle el porqué, y lleguen con ellos a los acuerdos que deban de llegarse... 

Todo menos comportarse como si se fuera Dios, y los ciudadanos sólo unos súbditos... 


1 comentario:

  1. Amigo, ayer dijo uno de los consejeros o algo parecido que la sanidad andaluza era pionera en no se cuantas cosas... Pues a callar, que todos sabemos que esta gente nunca miente, engaña o embauca al respetable.

    ResponderEliminar