jueves, 16 de febrero de 2017

Carnaval de cádiz

Como ya saben ustedes, hace unas semanas dio comienzo el concurso de agrupaciones del Carnaval de Cádiz, que acabará de aquí a no mucho, y que dará paso ya al carnaval en la calle...

Y como ya se habrán dado cuenta, desde ese momento se han acabado los problemas en Cádiz... Ya no hay paro, pobreza, depresión, desahucios, ... nada. El carnaval, en Cádiz , vampiriza todo, de tal forma que muy buena parte de su población vive por y para el carnaval...

Dicen que esta es una fiesta que aporta unos ingresos extras muy necesarios a la ciudad... Permítanme que discrepe; si el Carnaval es tan beneficioso como dicen para la ciudad, ¿porqué Cádiz no mejora?; ¿porqué Cádiz, año tras año, se sigue situando a la cabeza del paro, de la pobreza, de todas las estadísticas negativas habidas y por haber?; ¿porqué Cádiz se sitúa a la cabeza de Europa en casi cualquier dato negativo económico que se precie?... 

Una de dos: ó no se está sabiendo sacar el provecho que se podría de estas fiestas... Ó realmente, nada aporta el Carnaval a la ciudad, visto sus resultados con objetividad... No sé yo para quién resulta rentable; desde luego, no para el Ayuntamiento, que debe de hacer un gasto extra en la limpieza de las calles, la organización de su cabalgata, las horas extras de su policía local... Y tampoco para muchos de sus habitantes, que se sabe que abandonan la ciudad esas semanas, por el ruido, los orines, la suciedad que cubre sus calles,... ¿Para la hostelería, quizás?... Pues si es así, habría que exigirles que a cambio de esas ganancias crearan, por ejemplo, más puestos de trabajo de los que realmente crean, y aliviar así aunque sea de forma temporal, las vergonzosas cifras del paro en Cádiz...

Y, repito, mientras no se noten en algo, me parece a mi que poco aporta el Carnaval a mejorar la calidad de vida de los gaditanos; que creo sinceramente que a ver si se van dando cuenta que la vida debe de ser algo más que vivir por y para el Carnaval...

No hay comentarios:

Publicar un comentario