viernes, 24 de febrero de 2017

Justicia ¿ciega?

No entiendo la Justicia de este país; supongo que ustedes tampoco...

Un chico utiliza una tarjeta falsificada para realizar una compra; total defraudado; 79'20.-€; condena: 6 años (aquí)...

Urdangarín: seis delitos: prevaricación, malversación, fraude, tráfico de influencias y dos delitos contra la Hacienda Pública. Además, -y aparte de la responsabilidad civil conjunta con su mujer- le impone una multa penal y personal de 512.000 euros; condena: 6 años y tres meses... (aquí)

O sea: en España tiene el mismo castigo defraudar 79 euros que: prevaricar, malversar, defraudar, ejercer tráfico de influencias,... por un valor de cientos de miles de euros (como mínimo)...

Y encima sale el corporativismo de los jueces diciendo que la Justicia en España "se ha demostrado que es igual para todos" (????); a lo que se suma la muchedumbre de periodistas, a los que no sé si llamar "estómagos agradecidos", alabando que en este país todo el mundo es igual ante la Ley... Habrá que decir aquello de que sí, todos son iguales; lo que pasa es que "unos son más iguales que otros..."...

El principio de proporcionalidad debería de regir en cualquier sentencia judicial... No es de recibo que la condena sea igual para quien roba/defrauda 79 euros, que para quien roba/defrauda cientos de miles de euros... Igual que, no sé, no es igual ni recibe la misma condena quien mata a una persona por un hecho casual, sin intención... que quien asesina asestando cincuenta puñaladas; la consecuencia final es la misma, sí: una persona muerta... Pero en el segundo de los casos es evidente que hay una "voluntad" de matar, frente a lo que creo que se llama un "homicidio involuntario"... Y las penas, como creo que todo el mundo entiende, no pueden ser iguales... No se puede decir que bueno, que es igual, que qué más da, que lo que hay es un fallecido; porque no, no es igual...

En el caso que nos ocupa, el daño que se provoca a la sociedad no es el mismo; no ya sólo por el importe, sino por la retahíla de delitos cometidos por Urdangarín: prevaricación, malversación, fraude, tráfico de influencias y dos delitos contra la Hacienda Pública... ¿Como la condena puede ser prácticamente la misma?... ¿Cómo puede equipararse defraudar 79.-€ a defraudar...+ prevaricar + malversar + fraude +.... por cientos de miles de euros?...

No, la Justicia en España no es igual para todos, para el ciudadano medio ó para quien tiene posibilidades económicas... Ó la Ley en este país deja mucho que desear; ó habrá que dar un cursillo acelerado a quienes deben de impartirla de lo que significa "proporcionalidad"... 

Porque con estos casos que se repiten con más frecuencia de la deseada, al ciudadano medio, trabajador, que paga sus impuestos, lo único que le queda claro es que en España la Justicia, los jueces, utilizan dos varas de medir.... según sea la persona juzgada rica ó pobre... Y eso se puede entender en una dictadura; NUNCA en una, supuesta, democracia...

No hay comentarios:

Publicar un comentario