miércoles, 8 de febrero de 2017

La política europea



Creíamos que estas cosas pasaban sólo en España; ó casi... Pero no, resulta que es algo inherente a otros países, también; a Francia, sin ir más lejos. Resulta que Francois Fillon, candidato a la presidencia de ese país en las próximas elecciones, había decidido que quién mejor que su esposa para desempeñar las tareas de asistente parlamentaria; nada, sólo son 900.00.-€ mal contados... 

Y claro, para ayudar en la angelical tarea de disminuir las cifras del paro en Francia, pues también contrata a sus hijos, para "misiones puntuales"... O sea, 57.000.-€ por un lado, y 26.500.-€ por el otro... Qué mejor que los hijos de uno para que lleven a cabo misiones que se suponen deben de ser de la máxima confianza... Total, pagan los ciudadanos europeos...

Descubierto el negocio familiar, el "caradura" candidato dice que "todo es legal, aunque quizás no ético"... Hombre, claro, yo añado más, sr. Fillon: no es ético... ni estético, ni cualquier adjetivo que acabe en "ico"; es más, hablando claramente, es de una sinvergonzería atroz, fíjese usted. Vamos, que tiene usted una cara que se la pisa... Asombra cómo estos tipejos se pasan la honestidad por su arco del triunfo (y en este caso, nunca mejor dicho). Que al candidato haya que recordarle aquello de que la "mujer del César no sólo debe de ser honrada, sino parecerlo"... pues a estas alturas, asombra... Y que el candidato diga eso tan manido de que "todo ha sido" legal, pues rechina; porque en este mundo, legal, lo que es legal, hay muchas cosas; pero él, que lleva muchos años metido en política, debe de saber ya que no todo lo legal es siempre... ético. Por ejemplo: contratar con fondos públicos a la esposa e hijos de uno... Será todo lo legal que usted quiera; pero rechina... Porque a la política se debe de ir a "servir", no a "servirse"; a la política se debe de ir para prestar un servicio público, no a aprovecharse de ella para que "la familia" gane dinero...; a la política se debería de ir para favorecer a los ciudadanos, no a los más allegados de la familia propia...

Y si usted, sr Fillon no ha aprendido estos principios básicos después de sus años en la política, ni debe de ser candidato a nada, ni debe de aspirar a algo tan grande como es la Presidencia de una República... Porque el cargo, sinceramente, le quedaría muy, muy grande...

No hay comentarios:

Publicar un comentario