viernes, 31 de marzo de 2017

De donaciones y otras cosas

Y amén. Oiga, que Amancio Ortega, el archimultimillonario dueño de Inditex dona 320 millones de euros para que hospitales públicos españoles puedan adquirir 290 equipos de última generación para la lucha contra el cáncer... pues todos contentos. No?...

Bueno, sí, claro... Si el Estado español, más preocupado porque sus socios (digo.. simpatizantes... digo, afiliados... digo...) ganen dinero, obtengan millonarios beneficios, se enriquezcan cada vez más... Ó sea, el PP, quiero decir, ... Que como el Partido Popular, digo, está en lo que está, en privatizar, para que así ganen más "sus" empresarios... en vez de estar en lo que debería de estar, es decir, en que los hospitales públicos ofrezcan una asistencia sanitaria de vanguardia a los ciudadanos españoles, pues nada, aquí todo el mundo dando saltos de alegría por que "el" Amancio dona un porrón de millones para cubrir... lo que al Estado español no le da la gana de poner. Qué bien, tú...

A ver: a mi me parece estupendo que alguien esté dispuesto a cubrir lo que, en pureza, debería de cubrir un gobierno... Pero es que esto es dramático, si se piensa bien... ¿Porqué los ciudadanos españoles tenemos que vivir de la caridad privada?; ¿porqué con fondos públicos no se habían adquirido ya esos 290 aparatos?; ¿porqué nos debe de parecer bien que se deba de recurrir a un ciudadano privado para que éste cubra lo que es una necesidad pública?...

No, no me parece bien ni que Amancio Ortega ni que nadie "done" dinero a un país; porque lo único que esto significa es que este país no está cubriendo las necesidades de sus habitantes... Si hacen falta X aparatos en los hospitales, cómprense; pero cómprense con los presupuestos propios, con los ingresos que se tienen de los impuestos que pagan sus ciudadanos... No que nos deben de dar dinero porque seamos tan pobres que debe de venir un salvador a arreglar lo que somos incapaces, como país, como nación, de arreglar con nuestros propios medios. Esto, lo que ha pasado aquí, es una caridad mal entendida....

Que a un país como España, una supuesta potencia occidental, entre los veinte países más industrializados del mundo, deba de venir un señor a aportar un dinero para comprar equipamientos públicos no habla bien precisamente de sus gobernantes, incapaces de ver más allá de sus narices... ¿Cómo pueden explicarnos que no haya dinero para luchar contra el cáncer... y sí veinte mil millones de euros para rescatar bancos, por ejemplo?... ¿Cómo no hay 300 millones para los hospitales públicos, y sí veinte mil millones para salvar unos bancos que fueron arruinados por unos mandatarios incompetentes?; ¿cómo no hay dinero para la sanidad pública... y sí para salvar a las empresas de concesionarias de autopistas que han tenido pérdidas?; ....

Esas son las preguntas que deberíamos de hacernos, el porqué de esta miseria permanente en la que se vive... Porque a ver si la conclusión a la que debemos de llegar es que nuestro presidente del gobierno debería ser... Amancio Ortega.



No hay comentarios:

Publicar un comentario