lunes, 27 de marzo de 2017

Un buen fin de semana

Ha sido este fin de semana un muy buen fin de semana...
Asistimos el viernes al Teatro Las Cortes, a la representación de la obra "Una Nochebuena de infarto", del grupo Benavente, muy conocido y querido en La Isla por sus divertidas actuaciones en las noches de verano durante varios años... Y debo de decir que es una comedia muy simpática, que te hace pasar un rato divertido. 

El sábado al mediodía estábamos invitados a comer en Cádiz, para celebrar el treinta aniversario de boda de mi cuñada Angelita y Antonio (¡cómo pasan los años!...). Allá nos reunimos unas treinta personas, niños, novias y novios incluidos, en una velada estupenda, compartiendo muy gratos momentos de risa distendida, y a la que asistió la familia al completo de la pareja. Hubo las correspondientes felicitaciones, la entrega de regalos, y todo en un ambiente familiar y amable... Desde aquí aprovecho para reiterar mis mejores deseos a tan excelsa y querida pareja...

La fiesta se prolongó por la tarde, aunque yo me marché antes, ya que tenía una nueva cita con el teatro y el grupo Benavente. En esta ocasión, representaban la obra de Adolfo Marsillach, "Yo me bajo en la próxima, ¿y usted?"... Los avatares vitales de un matrimonio después de varios años de casados, con un recuerdo de cómo eran los tiempos "anteriores" a los actuales... Simpática y amable también, bien interpretada, y que mereció, como la anterior, el caluroso aplauso de los asistentes...

Por cierto, hablando del Teatro... Me sigue sorprendiendo, desagradablemente, ver la fila delantera central (asientos 1-2-3-5) de la primera planta, vacía... No estoy seguro, pero creo que están reservadas para el Ayuntamiento, porque sería sorprendente que hubiera gente que se gastara el dinero en esos asientos, y luego no asistieran; ó que nadie las adquiera... porque la visibilidad es excepcional, justo frente al escenario... En las dos obras mencionadas estaban vacías, y no lo entiendo... Si verdaderamente están reservadas para los ediles municipales, ó el protocolo, no parece tan difícil establecer que deben de confirmar su asistencia antes del día tal.... Y si no es así, saldrán a la venta, para que puedan ser adquiridos por los interesados... Tener vacío tales asientos es una pena, y aunque los ingresos por su venta  serían escasos, no parece correcto que pase esto... A ver si el Ayuntamiento enmienda este fallito...

En fin, que ha sido, como les comento, un estupendo fin de semana.


1 comentario:

  1. Pues me alegro por ese buen fin de semana. Por cierto, una vez en el Falla, que estaba a tope, los mejores asientos estaban vacíos, pregunté y me dijeron que estaban reservados al ayuntamiento. Ya sabes esta gente se cree "jalea real" y se permiten darse estos gustos propios de repúblicas bananeras.

    ResponderEliminar