miércoles, 22 de marzo de 2017

"Uropa...."

Me sigo quedando "pasmao", lo reconozco, cuando leo ciertas noticias... Y no es porque confíe, que no confío, en la bondad del ser humano, ni mucho menos... Pero cuando uno lee, por ejemplo, que el ministro de Interior francés ha dimitido por la contratación de sus hijas... de 14 y 15 años, pues... (http://www.abc.es/internacional/abci-dimite-ministro-interior-frances-escandalo-contratacion-hijas-201703211818_noticia.html).

Ya saben que hace pocas semanas, también saltó el escándalo del candidato Fillon, que también contrató a su esposa e hijas, con dinero público, claro... Ó sea, que aquí todo el mundo defiende a "su" familia, faltaría más; está claro que como con los "suyos", con ninguno. Total, pagan los ciudadanos...

Este es el nivel, Maribel, no ya sólo en España, sino también, como es el caso, en Francia. Que además, junto con Alemania, hay que recordar que es el país que ha dirigido la política europea en los últimos años... O sea, para echarse a temblar... No me extraña que Gran Bretaña se quiera ir de la CEE, con estos sujetos mandando...

Porque además tanto uno como otro, los caraduras, defienden su "inocencia y honestidad"... Con un par, oigan... Es que es legal, dicen estos sinvergüenzas, con la cara de dura como el hormigón armado... No, miren ustedes: en sus empresas "privadas", ustedes pueden hacer lo que les salga del piticlín...; en el desempeño de sus cargos públicos, pagados por los ciudadanos, como decía en sus tiempos el grande Antonio Ozores, "No, hijo, no....". Si aquí cada cargo público se dedica a enchufar a sus hij@s, cónyuges, prim@s, sobrin@s, padres, abuel@s,.... etc, ¿qué queda para el común de los mortales, que no tenga en la familia a ningún político?... 

Ya saben aquello de "la mujer del César...". Pues eso, "inocentes y honestos" políticos franceses, españoles, europeos,... El control del dinero público debe de ser exhaustivo y férreo, y no usarse para contratar a hijas de 14 y 15 años, listillos, que sois unos listillos....

No hay comentarios:

Publicar un comentario