sábado, 1 de abril de 2017

Escribir, una afición difícil

Verán. uno escribe porque le gusta, porque tiene esa inclinación, porque se le escapan las palabras desde dentro...  Uno escribe, primero, para sí, para expresar opiniones, inquietudes, pensamientos, sentimientos,...

Uno escribe porque ve a la gente pasear, porque escucha una canción bonita, porque el sol se oculta en el horizonte, porque el cielo está azul, porque ve a una mujer bonita,...

Uno escribe para desahogarse, para limpiar su alma, para gritar por una injusticia, para derramar lágrimas, ó porque la pena y la tristeza le invaden...

¿Se escribe para que le lean?... Ummmm, sí, también, claro; pero no es eso, no es eso... No se busca el halago fácil, el aplauso narcisista, el elogio vanidoso,... Claro que  a uno le gusta que le lean; y en mi caso, que me digan, que opinen, que comenten,... Para bien, ó para mal; para mostrar su desacuerdo, ó manifestar  su simpatía con lo escrito... Lo bonito del ser humano, en este mundo de las opiniones, es la discrepancia y el respeto; tenemos un mundo lleno de colores como para compartir un pensamiento único...

Este blog lo suelen leer de media unas 45 personas, a las que agradezco su lectura; muchas de ellas, desde el Facebook.... aunque, curiosamente, sólo unas poquitas le dan un Me Gusta, u dejan escrita una opinión; y me resulta raro, pero raro de cojon...., que la gran mayoría no estén ni de acuerdo ni en desacuerdo con lo que se manifiesta. Lo leen, y punto...

Y, bueno, llámenlo ustedes, no sé, vanidad, excentricismo, orgullo, curiosidad,... Pero me gustaría que esa mayoría silenciosa se manifestara, para bien, ó para mal, insisto,... Para decir que están de acuerdo, ó comentar su desacuerdo...

En cualquier caso, gracias por seguirme.

2 comentarios:

  1. Pues sí, amigo. Tú sigue escribiendo, que quienes te leemos disfrutamos haciéndolo. Así que hay que resistir las ganas de dejarlo. Bueno, a mi me queda poco con el blog Diputaneando. Tal ves se hagan con él algunos de los/las colaboradores/as. Ya veremos en qué queda todo esto. Estoy pensando seguir en otro blog que un día abrí pero que no he vuelto a tocar. Todo a su tiempo, aunque no queda tanto.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Juanfran... Gracias por tus amables palabras. Tenías otro blog de viajes, quiero recordar, no?... Espero leerte prontito. Un abrazo.

    ResponderEliminar