lunes, 8 de mayo de 2017

A Jesús Calleja

Como ustedes ya saben, una diversidad de colores inmensos nos contemplan: azul, rojo, verde, amarillo, rosa... ¿Cuál es el suyo?.. ¿Porqué?.. ¿Qué le atrae de ese color?...

No hablemos de paisajes: montaña, playa, bosque, selva, campo,... ¿Le encanta perderse en alguno de ellos?; ¿ó quizás sea usted de ciudad, y todo lo que sea salir de ella le produce... sarpullidos?...

Y no hace falta hablar de fútbol, de equipos, tantos casi como ciudades hay, por ejemplo, en España... Cada uno con sus seguidores y detractores, sus filias y sus fobias, sus simpatías y...

Porque eso es, al fin y al cabo, nuestro mundo... Una tropelía sana de olores, sabores, gustos.... diversidad. Un mundo de rosas y amapolas, de claveles y tulipanes... a cada cual más y más bonita; ¿y porqué va a ser más bonita la rosa... que la amapola?; ¿y porqué va a ser más atractivo el azul.. que el verde?... ¿Y porqué tu modo de vivir va a ser mejor que el mío?...

Y a pesar de esto, hay quien está convencido de que la raza blanca debe dominar el mundo; que su equipo de fútbol es, sin duda alguna, el mejor; que no hay color que pueda compararse a su preferido; que sus creencias deberían enseñarse en el colegio; y que sus dogmas son, fíjense, infalibles...

Les he contado ya en este mismo Blog cómo hay por ahí un conocido que se pregunta en el Facebook "que quien quiere ser funcionario..."; algo muy curioso, porque cuando estuvo contratado en un organismo público no paraba de hacerse notar para ver si así le colaban... en esa administración pública que, una vez rechazado, no quiere ver ni en pintura... Después, claro..

Leo con pena, con inquietud, con tristeza, que Jesús Calleja, el de "Planeta Calleja", de TVE, dice en una entrevista que: "estamos cuerdos, los locos son los que están metidos diez horas en una oficina." (ver aquí)... Porque, claro, faltaría más, a lo que él se dedica es mejor, más guay... Despreciando a quien, mire usted, pues no, no quiere estar permanentemente viviendo una aventura, fuera de su casa, durmiendo en otro sitio que no sea su cama; optando, es su derecho, por vivir tranquilamente acudiendo cada día a su oficina... Sin más, oiga. 

Pero porqué cree este Jesús Calleja que lo suyo es mejor?... ¿Quién le da a este señor certificado de autoridad para eregirse en juez de lo que es bueno y lo que no?; ¿porqué cree que trabajar en una oficina es sinónimo de... infierno?... ¿Ó porqué cree que él es más feliz que todos los que trabajan en oficinas?... 

Me gusta, como ustedes saben, viajar; mucho... Lo cual no quiere decir que esté dispuesto a jugarme la vida como, parece, hace este señor. (les reconozco que no he visto nunca un programa suyo (supongo que tengo cosas más importantes que hacer).. Que allá él si eso es lo que le gusta; en la viña del Señor debe de haber, como en botica, de todo... Pero, por favor, que deje de decir plampinas y tonterías sobre los que no tenemos ese amor por la aventura que él tiene... Porque de ahí a defender que, por ejemplo, los blancos tienen derecho a esclavizar a los negros al ser superiores, media un... nada. Así que si hay gente que diariamente trabaja diez horas en una oficina, y con eso se gana la vida, y lleva el pan a su casa... pues un respeto, sr. Calleja. Que a lo mejor resulta que algunos pensamos que a usted lo que le va no es la aventura, sino el afán de protagonismo, el que le elogien, el que le digan "qué guapo eres, hijo"...

Porque puesto así, supongo que usted también creerá que su televisor es el mejor, y su frigorífico, y su lavadora, y sus amigos, y su color preferido, y su flor, y su... En fin, todo un fascista, en una palabra, que critica al que no es de la "raza superior"...

2 comentarios:

  1. Hay gente a la que se le sube a la cabeza estar en la tele, Carlos. O como yo suelo decir... hay mucho tonto suelto y poco se puede hacer para remediarlo, excepto no hacerle ni puñetero caso.

    Buenas tardes y buen comienzo de semana :) Envidia que me das, pudiendo pasear mirando al horizonte y recreándote en el mar.
    Anda, y me ha salido en verso... :)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, Mª Carmen, empieza a haber ya demasiado tonto suelto...

    Tarde espléndida por aquí; la playa empieza a ponernos ya caritas, invitándonos a hacer una visita...

    Ea, otro pareado! :-)

    ResponderEliminar