jueves, 11 de mayo de 2017

La "Alta Cocina" (para paladares exigentes... dicen)

Pues verán ustedes: me encanta comer. Sí, sí, como lo oyen... Sin caer en la gula, soy una persona que disfruto comiendo... Luego no sé dónde cae esa comida, porque si ustedes me conocen físicamente, convendrán conmigo en que es un misterio dónde va a parar aquello que engullo; pero sí, me gusta comer, y disfruto haciéndolo...

Eso sí, no soy ningún "sibarita"... Vamos, que no entiendo torta de cocina, y no es que sea una nulidad cocinando, sino... lo siguiente. Así que ni veo Mastercheff, ni ninguna de sus secuelas... Si exceptuamos el que protagonizaba gente famosa, que algunas programas vi, y, es verdad, me gustaron. Pero no por la cocina en sí, sino por los personajes (Loles León, Fernando Tejero, etc).

Viene todo la perorata anterior a que les confieso una cosa: creo que ni muerto iré nunca a un restaurante del "Chef del Mar", Ángel León... Tendrá dos estrellas Michelín; cocinará como los ángeles (nunca mejor dicho...); y todo lo que ustedes quieran... Pero me parece a mi que éste, como muchísimos otros, viven de la tontería... A mi esta moda que empezó con El Bulli, con emplear gases para cocinar, con meter los laboratorios en las cocinas, con el nitrógeno, con los guantes en las manos, que parece que van a operar a un quirófano en vez de a cocinar,  y con todas esas pamplinas... pues como que me echa para atrás. Miren ustedes: yo soy de gustos muy normalitos; mi plato preferido son unos huevos fritos con su chorizo y sus patatas fritas...Y por un buen potaje, ¡mato!...  Así que eso de que la comida se ilumine cuando está en su plato, pues como que en fin...

Ya, ya, ya lo sé... Mi paladar es comparable al de un borric... Bueno, sí, es verdad; pero, ¿no creen ustedes que hay mucha tontería suelta en la cocina moderna?. ¿No creen ustedes que lo que hay es mucho listo suelto en esto de la alta cocina?... Si hay una cosa que le reconozco al Ángel León éste es cómo ha sabido aprovechar la vanidad humana para hacerse millonario y famoso, Ahí hay que quitarse el sombrero, eso sí...

Un potaje de habichuelas; un choco a la plancha; unas buenas lentejas, choricito incluido; unas acelgas en su punto; una paella, ó cualquier plato de arroz; un revuelto de lo que sea;... Vamos, por favor, me los van a comparar con la "sopa yódica", la  "Pepitoria de pescados sin glamour", ó  la "Ostra que parece plancton que es"... Por los cojon...

No hay comentarios:

Publicar un comentario