lunes, 26 de junio de 2017

La felicidad

Pues ya ves, que te veo disfrutando en la piscina del agua fresca, charlando tranquilamente con tus amigas, riendo, contando anécdotas, y me digo... que uno no es de donde nace, sino de donde vive. Y a ti te encanta estar rodeada de amigas, de confidentes, de otras mujeres con las que has compartido ya tantas vivencias, tantos viajes, tantas cosas...

Te veo refrescarte en este día de tanto calor, sofocar este infierno soleado que nos regala el día, mientras hablas, ríes, las miras, te diviertes, con Mª Paz, con Ana, con Charo, con Loli, comparrtir confidencias,  historias, sucesos, vivencias, de aquél día en la playa, de aquel otro en la piscina de aquel hotel, tan ajena a todo, tan feliz de tener tan buenas amigas, de tener una vida tan social, acompañada de tan buena gente, que sólo ver la sonrisa en tu boca, tu mirada reposada, tus gestos tranquilos, me hace feliz...

Disfrutas del agua, de la buena compañía, de estas horas de asueto, de estas grandes amigas que te rodean, te quieren, te admiran, que uno daría todo lo que tiene, si acaso tiene algo, para hacer infinito el momento, eterno el día, ... Que uno sólo escuche en lo poco ó mucho que le quede por vivir, estas risas cómplices, estas voces alegres, estos chapoteos en el agua de seres felices, este instante... sublime.

No quiero más de la vida, sólo verte feliz como ahora, disfrutando de la camaradería de nuestros amigos. Merece la pena haber vivido por verte, sólo, esa sonrisa de niña buena... Y qué envidia de esa agua que te acurruca..


2 comentarios: