miércoles, 26 de julio de 2017

Blesa

Ya saben ustedes que hace unos días falleció; no se sabe, dadas las prisas, si lo mataron ó lo suicidaron...

El caso es que me sorprendió ver las reacciones de algunos políticos ó sindicalistas en TV cuando los entrevistaban con este motivo: "que hay que tener un respeto a la familia..."; "hombre, que siempre que un ser humano muere..."... En fin, la típica hipocresía de casi siempre...

Yo les voy a ser claros: creo que el mundo algo mejoró con el fallecimiento de este sujeto...Blesa era lo peor de la especie humana concentrada en la misma persona: alguien mentiroso, ladrón, engreído, prepotente, chulo, corrupto, despreciativo, ajeno al dolor del otro... Un señor que no dudó en robar (preferentes) a quienes eran sus clientes, sin el mínimo sentimiento de culpa. Alguien convencido de que entre la especie humana debe de haber "clases", y que estoy seguro, si hubiera tenido oportunidad no hubiera dudado en tener a esclavos negros...

Así que no, que en absoluto siento la muerte de tal individuo; alguien no pasa a ser buena persona por el hecho de fallecer, y este señor ha hecho mucho, mucho daño, a miles de familias españolas, a muchísimas de las cuales  prácticamente ha arruinado. Y sin que nunca se le hubiera visto el menor signo de arrepentimiento, subido en esa nube de poderoso en el que tantos se creen estar... y ser.

Es sorprendente además, vista la actuación de este delincuente, que su mentor, el señor Aznar, no se haya pronunciado en todos estos años sobre este fiasco; porque hay que recordar que él fue el que lo nombró para que fuera presidente de la extinta Caja Madrid... Y también tuvo entre sus colaboradores y ministros a un tal Rato, y a Rajoy... Un ojo clínico excepcional para nombrar a gestores, como puede comprobarse... A pesar de lo cual, ahí está encantado de conocerse...

Así que, termino, no, no le deseo que descanse en paz a Miguel Blesa. Yo no he sido uno de sus clientes estafados, menos mal; pero el daño que ha causado a este país es grande, ha sido uno de los grandes culpables de ese manto de corrupción que no cesa, y que tanto asquea y repele... Espero que si es verdad, como dicen, que en el más allá hay justicia divina, a este le canten las cuarenta bien cantadas...

sábado, 22 de julio de 2017

Me reservo el derecho a atacar...

Verán: vivo en la calle Real, justo enfrente del histórico Patio Cambiazo (del que, por cierto, hace poco terminé de leer el magnífico libro de Francisco Busto, y que desde aquí les recomiendo...). Bueno, el caso es que en dicho Patio, desde hace ya unos años, hay un bar, que ha ido cambiando de dueño. El último cambio ha sido hace sólo unas semanas, y de esto quiero hablarles...

Ya saben ustedes, supongo, que hay una ordenanza municipal que permite que haya terrazas abiertas hasta las dos de la madrugada... Y ya se imaginarán ustedes, supongo, que dado el "carácter" en general del hostelero español(ó sea, maleducado, mafioso, borrico, inculto, etc) lo que ese "derecho" supone en la vida real: molestias, ruidos, gritos, carcajadas a todo volumen,... de la "selecta" clientela que visite el bar correspondiente...

Y sí, ahora tengo esa inmensa suerte... El nuevo dueño pone sus mesas y sillas en la calle... y clin-clan, a hacer caja. Y los vecinos, que se jodan, por vivir donde viven, los hijoputas... Me estoy haciendo un experto en flamenco, porque a los del bar les ha dado por tener todo el santo día puesta música flamenca; todo el santo día, y la santa noche, porque les da igual que sean las once, como las doce, como la una de la noche, que ellos, como el famoso torero ya retirado, se ve que están muy a gustito... Y claro, qué decir de la ya mencionada selecta clientela: voces, griterío, risas, niños jugando, charlas a todo volumen,... Da igual que sea las diez, como las doce, como la una... Como tienen permiso para tener la terraza hasta las dos... pues parece que el permiso para provocar todo tipo de ruidos y molestias viene incluido en ese permiso...

Añádanle a lo anterior la inmensa suerte que tienen los hosteleros cañaillas (y la correspondiente desgracia para los ciudadanos...) que es la, parece, sordera, de la mayor parte de los policías locales de San Fernando... Porque suele ser constante el paso de patrullas de la misma, a cualquier hora del día ó de la noche por la calle Real; y ninguno, como lo leen, ninguno parece escuchar ni la música, ni los gritos, ni el vocerío provenientes de ese bar. Sea la hora que sea... Uno piensa que es de otro planeta; porque, digo yo, a la Policía Local de La Isla le parece normal que a la una de la mañana un bar tenga puesto a un volumen alto, música flamenca, en plena calle Real?. Repito: a los miembros de ese cuerpo de seguridad, eso les parece normal?.... Pues la respuesta es... sí, les parece lo más normal del mundo, porque ninguno se detiene, entra en el bar, y le indica a los sujetos que esas no son horas de tener puesta ni flamenco ni ningún tipo de música... 

El bar se llama, por cierto, "El Garlochi", ó algo parecido... Y ya ven ustedes el panorama, la inmensa lotería que nos ha tocado. Así que sí, me reservo el derecho a contratacar: ¿qué hará la susodicha policía, si yo por ejemplo, cojo mi buena torre de música que tengo en el salón, y, no sé, a la una de la mañana le hago competencia al Garlochi, y la pongo en funcionamiento poniendo canciones a todo volumen para molestar a sus clientes (aparte de a todo quisqui, claro, vecinos incluidos...). ¿Vendrán entonces varias patrullas municipales, a toda urgencia, con las luces encendidas, a llamarme la atención, y exigirme que apague la música?... 

¿Los bares pueden hacer todo el ruído del mundo que quieran, amparándose en una licencia, y un probo vecino, sin embargo, no?... ¿Tendré que llegar a esos extremos; ó alguién leerá esto, se apiadará de los vecinos, y pondrá remedio antes de que la sangre llegue al río?...

Ustedes qué opinan?...

martes, 11 de julio de 2017

El G20

Como ya saben ustedes, hace unos días han estado reunidos los países del G20 en Alemania. Por malsana curiosidad, he querido comprobar qué países componen este G20, y son los siguientes:

Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y Rusia), se agregaron estos once países más al grupo y se creó el G20:


El vigésimo miembro del G20 es la Unión Europea.7​ ​ (Wikipedia)

¿Y España?... No, no está; bueno, sí está, como "invitado"... Bueno, aparte de como miembro de la Unión Europea, según pueden leer al final... Ah, bueno, claro... No, no está tan claro: también forman parte de la UE, Alemania, Francia e Italia, y sin embargo, tienen representación propia... ¿O sea?... Pues eso mismo, que ahí tienen una prueba más del desastre en que se ha convertido este país...

Me quedo perplejo que, por ejemplo, Argentina, Brasil, Indonesia, México, Sudáfrica y Turquía sean miembros de pleno derecho del G20, y España tenga que acudir como "invitado".... Incluso añado a esos países, Italia, que dudo mucho que tenga una economía mejor que la española... ¿Y Argentina?. ¿Y Méjico?... ¿Turquía?... Si yo fuera el ministro de economía español... qué digo el ministro... el presidente del gobierno español se me caería la cara de vergüenza... Con la industria que ha tenido este país; con su agricultura; con su turismo... Y ahí estamos, asistiendo "por invitación" a una reunión de los 20 países más "industrializados" del mundo... Yo no sé ustedes, pero hace cuarenta años (sí, sí, cuando la muerte del dictador...) yo escuchaba por todos lados que España era la "décima" potencia industrial del mundo... Joder, ya hemos bajado, ya...

En fin, como pueden comprobar, imparables hacia los infiernos...

lunes, 3 de julio de 2017

Caravaca de la Cruz

Estuvimos hace unos días en la bonita localidad de Caravaca de la Cruz, allá en tierras murcianas... No sé si lo saben ustedes, pero Caravaca está considerada una de las cinco ciudades santas del mundo; sí, como lo leen... ¿Y cuáles son las otras cuatro?... Pues: Santiago de Compostela; Santo Toribio de Líebana, Jerusalén, por supuesto; y Roma, como no podía ser de otra forma... Así que, sin pretenderlo, ya sólo nos queda Jerusalén para haber estado en todas las ciudades santas de este mundo, fíjense ustedes, quién se lo iba a decir a un agnóstico convencido como yo...

Lo primero que tengo que decir de Caravaca, que es el objeto de esta entrada, es que, desde Cádiz está, como suele decirse, donde Cristo dió el último grito... La verdad es que son muchos kilómetros y muchas horas de carretera... Pero bueno, lo segundo que tengo que decir es que nos gustó, y mucho. Caravaca es una ciudad de unos 26.000 habitantes, es decir, más bien pequeña; sorprende, pues, que con ese tamaño cuente con tal variedad de Museos: Museo de la Vera Cruz, Museo de la Fiesta, Museo Arqueológico, Museo Carrilero, Museo Etnográfico en miniatura Ángel Reinón y Museo de Música Étnica, colección Blanco Fadol (Barranda)... Como ven, creo que es espectacular...

Aparte, tienen para visitar, por supuesto, el Santuario, allá en lo alto de Caravaca... pero totalmente accesible andando desde el centro. Construido en lo que era un Castillo, la portada es una preciosidad, como pueden ustedes ver en la siguiente foto:


La imagen que preside esta entrada también es del Santuario, del exterior...

De Caravaca destacaría además tres cosas que creo son importantes: es una ciudad cómoda para circular con el coche (de hecho, aparcábamos siempre muy cerca del mismo centro urbano... aunque eso sí, en zona azul, aunque no especialmente cara); la amabilidad de los camareros en los sitios en que entrábamos a comer; y el buen centro comercial abierto que tiene, con muchos comercios de textil y vestido, algunos de los cuáles permanecían incluso abiertos hasta las 21'30 de la noche, ó sea, un horario comercial amplio...

Cuenta además Caravaca, como es lógico, con varias iglesias y conventos, no todos visitables, eso sí, y quizás en menor número de los que puede esperarse en una ciudad "santa"...

Hay que destacar además, ya en la afueras, la Fuente del Marqués, un paraje natural a unos dos kilómetros del casco urbano, y en el que se puede disfrutar de la compañía del agua en unos maravillosos senderos y caminos forestales... Porque fíjense qué curioso: siendo Murcia una región, como sabemos, seca... no pasa igual con Caravaca, que cuenta con un subsuelo rico en agua... Otro encanto más a añadir...

Así que si les ha llamado la curiosidad esta lectura, y quieren visitar Caravaca de la Cruz, aprovechen además para reservar en el hotel Jardines de Casablanca, un 4* de sólo ¡ocho habitaciones!, con unas habitaciones de lujo, una piscina de agua natural, y unos dueños que le harán sentir como si estuvieran en su propia casa. Un lujo, al alcance del bolsillo, claro...