miércoles, 26 de julio de 2017

Blesa

Ya saben ustedes que hace unos días falleció; no se sabe, dadas las prisas, si lo mataron ó lo suicidaron...

El caso es que me sorprendió ver las reacciones de algunos políticos ó sindicalistas en TV cuando los entrevistaban con este motivo: "que hay que tener un respeto a la familia..."; "hombre, que siempre que un ser humano muere..."... En fin, la típica hipocresía de casi siempre...

Yo les voy a ser claros: creo que el mundo algo mejoró con el fallecimiento de este sujeto...Blesa era lo peor de la especie humana concentrada en la misma persona: alguien mentiroso, ladrón, engreído, prepotente, chulo, corrupto, despreciativo, ajeno al dolor del otro... Un señor que no dudó en robar (preferentes) a quienes eran sus clientes, sin el mínimo sentimiento de culpa. Alguien convencido de que entre la especie humana debe de haber "clases", y que estoy seguro, si hubiera tenido oportunidad no hubiera dudado en tener a esclavos negros...

Así que no, que en absoluto siento la muerte de tal individuo; alguien no pasa a ser buena persona por el hecho de fallecer, y este señor ha hecho mucho, mucho daño, a miles de familias españolas, a muchísimas de las cuales  prácticamente ha arruinado. Y sin que nunca se le hubiera visto el menor signo de arrepentimiento, subido en esa nube de poderoso en el que tantos se creen estar... y ser.

Es sorprendente además, vista la actuación de este delincuente, que su mentor, el señor Aznar, no se haya pronunciado en todos estos años sobre este fiasco; porque hay que recordar que él fue el que lo nombró para que fuera presidente de la extinta Caja Madrid... Y también tuvo entre sus colaboradores y ministros a un tal Rato, y a Rajoy... Un ojo clínico excepcional para nombrar a gestores, como puede comprobarse... A pesar de lo cual, ahí está encantado de conocerse...

Así que, termino, no, no le deseo que descanse en paz a Miguel Blesa. Yo no he sido uno de sus clientes estafados, menos mal; pero el daño que ha causado a este país es grande, ha sido uno de los grandes culpables de ese manto de corrupción que no cesa, y que tanto asquea y repele... Espero que si es verdad, como dicen, que en el más allá hay justicia divina, a este le canten las cuarenta bien cantadas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario