miércoles, 16 de agosto de 2017

Te miro...



Te miro, 

y se concentra en ti el universo…

Admiro tu sensualidad inconsciente,

tu mirada pícara,

tus labios seductores,

tu ser inmerso en una niña buena.



Te miro,

y se reúne en ti la vida entera….

Tú eres el deseo, la existencia,

todo aquello para lo que uno vive,

no hay nada fuera de ti.


Te miro,

y me arrebatan los celos cuando no te veo,

se me muere el alma cuando no estás conmigo,

me come la tristeza y el vacío, la penosa oscuridad

del amante no correspondido…



Te miro,

y eres ángeles y hadas, el arcángel revivido,

la Atenea que todo lo puede,

Afrodita que domina los cielos,

la alegría que da la vida a todo lo que te rodea.



Te miro,

y no puedo más que decirte: te quiero.

(A ti, Alicia)

No hay comentarios:

Publicar un comentario