sábado, 2 de junio de 2018

Cambio político

El único culpable de que Rajoy haya dejado de ser presidente del gobierno es él mismo, con su comentado "tancrenismo": eso de que las cosas ya se arreglarán con el tiempo, sin que haya que hacer nada, por sí sólas...

Este país, de 20 años para acá, está teniendo una suerte pésima con sus presidentes: Aznar, un soberbio; Zapatero, un inepto; Rajoy, un indeciso; y ahora Sánchez, un ambicioso...

Al nuevo y flamante presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, lo único que le importa es él mismo... Este señor, desde que entró en política, no ha tenido otro sueño y ambición que llegar a ser presidente... Y no porque le importe España, ni mucho menos.... Sino porque es muy goloso estar de Presidente, aunque sea sólo unos meses, y cobrar ahora una pensión vitalicia de ochenta mil euros, que es lo único que persigue. Lo comprobaremos con el tiempo, desgraciadamente...

Se sorprenden después nuestros políticos de su mala imagen, con lo duro que trabajan, según ellos... Un señor, por ser presidente del gobierno aunque sea sólo unos meses, se asegura ya una "pensión vitalicia", al igual que los ministros; los diputados, con dos legislaturas que estén, igual.... Mientras, un trabajador tiene que esperar a los 67 años en la mayoría de los casos, y encima tener veintitantos años cotizados, para al final cobrar una pensión de mierda... Sí señor, todos los españoles somos iguales ante la ley...

Volviendo a Rajoy, se demuestra que no se puede ir por la vida como este señor: sin decidir, sin tomar medidas, siempre pensando "no vayan a decir, no vayan a pensar, no vayan a..."..., así hasta ser el hazmerreir de Europa... Añádanle a eso ese pensamiento retrógrado, primitivo, de derecha pura y dura, franquista... y tienen el porqué de lo que ha pasado. En la vida hay que tomar decisiones, unas agradables, otras no tanto; en unas acertaremos, en otras, quizás no... Pero no se puede estar siempre a la espera de que el paso del tiempo arregle las cosas por ese simple hecho....

Y, sí, me voy a arriesgar a decirlo, aunque esté mal no dar los cien días de cortesía: creo, sinceramente, que esto va a ser un desastre... No ya sólo por quienes han votado a favor de esta moción de censura, sino porque dudo mucho de la capacidad del sr. Sánchez, cuya única preocupación en estos años ha sido asegurarse su paguita. Ea, ya está, ya lo ha conseguido... Pero ahora hay que gobernar, y eso son palabras mayores. 

A ver si ahora, por fin, se gobierna para la gran mayoría de los españoles, para esa clase media a la que tanto odian esos señores fascistas del PP... Ahora tienen la ocasión de demostrar con hechos lo que llevan tantos predicando de voz... Estamos impacientes porque nos demuestren que estamos equivocados en nuestros pronósticos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario