sábado, 21 de julio de 2018

No sin música

Viernes, 18,30 horas, Cuesta de las Calesas... Bajamos andando hacia Cádiz centro... y nos sorprende un ruidazo de guitarras, baterías, voces, ... que casi nos hace taparnos los tímpanos... Ah, es el festival No sin Música que se está desarrollando en el muelle... Vaya tela!.

Les hablaba yo el otro día de cómo los idiotas se han apoderado del gobierno de este país. Pues eso; que sí, que vale, que sólo son las seis y media de la tarde... Pero, de verdad, de verdad, hace falta que la música esté a ese volumen?... Recuerdo que el año pasado ya hubo quejas de los vecinos de los edificios colindantes por eso, por el volumen de la música. Pues nada, si no quieres pan, toma dos barras... Anda que el ayuntamiento de Cádiz ha tomado nota... Para que ustedes se hagan una idea: si a nosotros el volumen de la música nos molestaba casi, casi arriba de la Cuesta de las Calesas, ¿qué no será los pobres diablos que están a pie de escenario?... Y los vecinos, pues figúrense...Insisto: ¿de verdad es necesario que el volumen de lo que tocan sea tan, tan alto?...

Dudo que el centro de Cádiz sea el mejor sitio para celebrar este tipo de conciertos; ya saben ustedes que el puerto de Cádiz está en el mismo centro de la ciudad... Y dado que la falta de calidad de mucho de los grupos actuales de música lo quieren suplir con los altavoces puestos al 2000%, creo que deberían de buscar un sitio algo más alejado para la celebración de estos conciertos. Añádanle a esto que, si no idiotas, al menos parece tontos los gobernantes del Ayuntamiento, porque pese a las quejas de otros años de los vecinos, con toda la razón del mundo, ahí están, tan tranquilos, no pasa nada, en una demostración más de cómo esta gente de Podemos son "distintos" de la casta (sic)....

A mi parece estupendo la celebración de conciertos, ó de lo que sea, que atraigan a la gente a la ciudad; es bueno para la ciudad misma, para hosteleros, turismo,... todo. Pero creo que se debería de controlar el volumen, porque no es nada normal lo altísimo que lo tienen... Sinceramente, creo que incluso a la cuarta parte de cómo está se escucharía y disfrutaría perfectamente... Aunque claro, ya no podrán así disimular la falta de calidad de la que adolecen, que creo que es donde está el quid de la cuestión... Independientemente de unos políticos sordos, mudos y tontos... sean del color que sean.

En fin, como el título del libro, "España... destino tercer mundo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario