sábado, 14 de julio de 2018

País de idiotas

Estoy llegando a la conclusión de que en este país tenemos una habilidad especial para elegir como dirigentes a los más tontos ...

Se habrán enterado de la última moda: Málaga, ciudad de... "despedidas de solteros". Con las consecuentes, y previsibles, consecuencias, claro, como no podía ser de otra forma: gritos, ruidos, peleas, molestias al vecindario,... Un despitote, oiga...

Pero, ¿y el Ayuntamiento?... Pues lo esperado; ó sea, nada, de brazos cruzados... Hombre, ya saben ustedes, es que en cualquier país occidental, avanzado y moderno, lo "normal" es eso: niñatos corriendo desnudos por la calle; broncas en el mismo centro de la ciudad; cánticos a voz en grito;... Vamos, los españoles estamos hartitos de ver eso mismo cuando viajamos a París, Roma, Londres,.... O sea, que para qué vamos a actuar aquí...

Como ya saben que todo lo anterior es ironía, porque no pasa en las ciudades occidentales de este hemisferio, habrá que llegar a la conclusión de que tenemos como políticos a los más tontos del mundo, cuando permiten y toleran lo que ningún otro dirigente de otro país ni permite ni tolera. Aquí, después de cuarenta años de dictadura militar, se quiere batir el récord mundial de tolerancia; así que no pasa nada si los ingleses en Benidorm destrozan comercios, niñatos en Ibiza la lían cada dos por tres, idiotas se matan haciendo "balconing", y etc, etc, etc...

Ayer, veo en la Sexta, en TV, un reportaje sobre el escándalo de Forum Filatélico, con las pérdidas millonarias de miles de ahorradores de buena voluntad... Bueno, pues los dos señores que ven ustedes arriba, en la imagen que encabeza esta entrada, los dos, repito, aparecen (año 2006) ante las cámaras diciendo que se les va a resarcir a los clientes de esa entidad financiera de las pérdidas que han tenido por la intervención que se ha hecho por parte del gobierno socialista, que eso no va a quedar así ¡Los dos!. El resultado ya se lo pueden imaginar: doce años después, aún se está esperando que hagan algo, lo que sea, pero algo... Ni uno ni otro... Así nos va, claro, en cualquier faceta que se mire, un desastre, se mire por donde se mire...

Hablaba yo no hace mucho por aquí de las tardes de gloria que nos iba a dar Carmen Calvo, la incompetente ministra de Igualdad del nuevo gobierno socialista... No ha tardado mucho: "Si una mujer no dice sí, todo lo demás es no".... Estupendo, doña Carmen: ahora hay que demostrar eso, ¿no?... Ó simplemente, en un estado de derecho, porque una mujer diga que ella no ha dicho sí, eso ya va a misa, y se puede condenar al varón, sin más pruebas ni nada... Qué se hace a partir de ahora: se firma por los dos miembros de la pareja un contrato, en el que ambos firman?... ¿Se graba un vídeo en el que ambos dan su consentimiento?... ¿Se busca testigos del sí de ella?... Y lo peor es que esta señora se quedó tan pancha y tan satisfecha de lo que había dicho... Un genio, oigan...

En fin, vaya país!

No hay comentarios:

Publicar un comentario